Crítica: "Ocean's 8: Las Estafadoras". Un elenco sólido para el robo del año


Título: Ocean's 8: Las Estafadoras.
Título original: Ocean's 8.
Reparto: Sandra Bullock, Cate Blanchett, Anne Hathaway, Rihanna, Helena Bonham Carter, Mindy Kaling.
Director: Gary Ross.
Calificación: 3.5/5 Estrellas.

Hay un dicho que reza que no hay algo nuevo detrás del Sol y mientras en su sentido metafórico se presta para un largo debate en distintas áreas de la historia humana; en el séptimo arte es una declaración acertada que -en ocasiones- como espectadores se pasan por alto después de un largo tiempo sólo para recordar que, en efecto, hay poca innovación en el actual terreno creativo.

A pesar de lo anterior, suelen existir casos en los que un remake logra establecer su propia personalidad y -de cierto modo- formarse como una pieza fundamental de un género en particular para con nuevas audiencia; las cintas sobre robos no son ajenas a esto y muestra de ello es la trilogía de "La Gran Estafa" que a principios de este siglo revivió con un toque de comedia, el clásico homónimo que Frank Sinatra protagonizó en 1960.

Ahora y a once años de su última entrada, "Ahora son 13", la franquicia que condujo Steven Soderbergh (Magic Mike), adquiere un nuevo aire con un spin-off con un elenco completamente femenino que destaca por su calibre actoral en "Ocean's 8: Las Estafadoras".


Ambientada en la actualidad, la hoy sentenciada cuenta la historia de Debbie Ocean (Sandra Bullock), hermana de Danny (George Clooney), quien tras salir de prisión orquestará un robo en el evento más exclusivo de la socialité estadounidense, la famosa Met Gala. Sin embargo, Debbie necesitará de la ayuda de Lou (Cate Blanchett) y de otras seis expertas en distintas habilidades criminales para conseguir su codiciado premio: un valioso juego de joyas.

Bajo la dirección de Gary Ross (Los Juegos del Hambre), el filme goza de un argumento sencillo pero sólido, mismo que gira en torno a sus personajes principales pero que batalla con un ritmo inconsistente en su primer acto. Enfocado en introducir rostros nuevos en la historia, el desarrollo de sus primeros minutos se siente lento y un tanto tedioso; algo que logra superar gracias a sus protagonistas y a dos actos consecutivos mejor delimitados y con mayor fluidez -tanto en su tono como en la trama principal.

Respecto a su ya mencionado elenco, la hoy sentenciada sobresale con las actuaciones de Bullock (La Propuesta) y Blanchett (El Señor de los Anillos). Con una química genuina y seguras de sus personajes, las mencionadas actrices enriquecen su participación con las intervenciones de Rihanna (Battleship: Batalla Naval), de Mindy Kaling (The Office), Anne Hathaway (Los Miserables), Helena Bonham Carter (Sombras Tenebrosas), Sarah Paulson (American Horror Story) y  Awkwafina (Buenos Vecinos 2).


Cada una de las actrices logra manejar su personaje a la perfección y aunque el tiempo en pantalla de algunas de ellas palidece frente al de otras, se logra apreciar un trabajo en equipo convincente y orgánico. Sin acaparar la atención o robar protagonismo, la propia historia contribuye a que cada participante cuente con su momento bajo el reflector y se defina con una personalidad propia.

Lo anterior conduce a otro punto positivo del filme: su humor y originalidad. Si bien cuenta con elementos que caracterizaron las primeras cintas de la saga, la hoy sentenciada cuenta con un estilo en particular gracias a su premisa y al factor de ser una trama en la que el espectador es participe de ésta y no sólo un testigo de la misma, esto se nutre con una edición que permite poner atención a diversos detalles y que hila con agilidad cada secuencia.

En lo que se refiere a su humor, la cinta consigue contar con un tempo cómico sutil y bien aterrizado. Las bromas son inteligentes y son incluidas en momentos claves de la trama para no saturar a la audiencia y esto es algo que se agradece, ya que aligera su tono y la mencionada pesadez de su primer acto se disuelve sin forzar dicha transición.


En conclusión, la hoy sentenciada es un ejercicio divertido dentro del cine de robos, uno en el que su reparto satisface las expectativas que el espectador pueda tener y que -a pesar de contar con características distintivas de la franquicia- goza de originalidad y naturalidad que evitan convertirla en un refrito más del montón.

Con varios cameos agradables, un elenco impecable, giros interesantes y bien ejecutados, "Ocean's 8: Las Estafadoras" es una opción ideal para pasar un buen rato, para relajarse y que deja un sabor de boca fresco gracias a su argumento sencillo, fluido y gracioso.






No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.