[Tardes de Netflix]: "The Alienist". La mente criminal en el siglo XIX



El crimen y el suspenso han tenido a lo largo de su existencia -como género literario- a una vasta selección de protagonistas que poco a poco le dieron forma a lo que eventualmente se conocerían como las historias policíacas y de detectives que, durante el siglo XIX, acapararon la atención del público.

Desde el considerado primer detective de ficción: C. Auguste Dupin, creación de Edgar Allan Poe; hasta el inigualable Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle; estos individuos apelaban a la ciencia y a las evidencias para resolver crímenes imposibles de resolver para la policía. Una suerte de alegoría en la que se reflejaba el progreso tecnológico de la Revolución Industrial y, a su vez, la complejidad social que este proceso histórico llevó a las ciudades.

"Prueba que no sabemos nada. Dios trabaja entre líneas."

A lo anterior puede añadirse un elemento importante: el factor psicológico de tales historias. Con un análisis profundo -y ad hoc a la época- las historias que el género policíaco narraba jugaban con la mente de los villanos y los héroes, en busca de su complejidad emocional para darles volumen y destacar las habilidades de los mencionados para imponer un reto constante al lector.

Lo recién mencionado aplica para la recomendación del día, una historia que toma los elementos previamente señalados y los condensa en una producción que gira en torno a la perversidad de la mente humana y de aquellos que la han estudiado...ambientada en un helado invierno de 1896 y en una Nueva York que se hace de una disparidad socio-económica marcada, se presenta: "The Alienist".

Imagen vía: Netflix.
Basada en la novela homónima de Caleb Carr, la historia narra cómo el Dr. Lazlo Kreizler (Daniel Brühl) y su amigo, el ilustrador John Moore (Luke Evans) deberán hallar a un asesino que, cual ritual, mutila y mata brutalmente a niños que trabajan en burdeles. Con aliados que les brindarán ayuda en todo lo necesario -como Sara Howard (Dakota Fanning)- y antagonistas dispuestos a cualquier cosa para impedir que den con el culpable, el Dr. Kreizler y John tendrán que enfrentar a sus propios demonios para resolver los crímenes e impedir que más niños mueran.

"Podría tomar tus ojos, pero quiero que veas."

Como es de esperarse, al ser un thriller de 10 episodios, la serie cuenta con un ritmo pausado y lento -que en ocasiones puede sentirse pesado y flojo- por lo que el desarrollo del argumento principal se desenvuelve poco a poco. Sin embargo en este sentido, también goza de una gran ventaja y ésta es, precisamente, el desarrollo de sus personajes principales, mismos que evolucionan paulatinamente para darle más complejidad a la premisa principal.

Además de ello, cuenta con un tono oscuro que se nutre de una dirección de arte atenta a los detalles, juegos de cámara en los que los ángulos se concentran en  atrapar al espectador conforme se hila la historia y atinan en esconder elementos que puedan revelar aspectos importantes del argumento.

Imagen vía: Netflix.
Más allá de lo apuntado, la serie aborda temas delicados y graves, explora con un ojo sutil -pero implacable- la prostitución y pedofilía como ejemplos de la degradación y corrupción de distintos sectores de la población. Así mismo, muestra la transición de usos y costumbres con el cambio de siglo, la ruptura de paradigmas para con aspectos que se suponían irremplazables  como el rol de la mujer dentro de la sociedad o la aplicación de distintas disciplinas científicas dentro del terreno policíaco.

Con altos y bajos en su ritmo, pizcas de horror, giros bien aterrizados y un reparto que cumple con su propuesta actoral, "The Alienist" es un drama de misterio que vale la pena pero que requiere de mucha paciencia para poderse disfrutar por completo, algo que muchos consideran pudo solucionarse con menos episodios dentro de su primera temporada.




No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.