Crítica: "Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft". La heroica arqueóloga regresa


Título: Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft.
Título original: Tomb Raider.
Reparto: Alicia Vikander, Dominic West, Walton Goggins, Kristin Scott  Thomas, Daniel Wu, Nick Frost.
Director: Roar Uthaug.
Calificación: 3.5/5 Estrellas.

Durante la década de los 90 y a principios del siglo en curso, distintos estudios vieron en los videojuegos una potencial fuente de inspiración para contar nuevas historias en la pantalla grande; sin embargo -y a diferencia del éxito que otras adaptaciones han tenido-, las películas basadas en licencias de este tipo no han gozado, ni gozan de la aceptación que se deseaba.

Filmes insufribles que no hacen justicia a las tramas favoritas de distintos sectores, tienden a ser la norma dentro del género. Con contadas excepciones -mismas que pueden enumerarse con los dedos de una sola mano- la industria busca darle un segundo aire a franquicias de un medio que, curiosamente, se ha tornado cada vez más cinematográfica. Y, hasta ahora, los resultados son ambiguos: con producciones más fieles pero que no logran cautivar al público.

La hoy sentenciada, se enfrenta a lo anterior y, al igual que el juego en el que se basa, busca llegar a una audiencia nueva, sin dejar de lado algunos guiños a los títulos originales que le dieron a Lara Croft su lugar en los anales del gaming y, en el 2001, un rostro real en Angelina Jolie (Agente Salt). Ahora , con una nueva heroína y nuevos retos aterriza: "Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft".


Ambientada en la actualidad e inspirada en el reboot, de 2013, de la saga; el filme presenta a una joven y rebelde Lara (Alicia Vikander), quien tras conocer la última voluntad de su padre, Richard (Dominic West), decide ir a buscarlo en el último lugar en el que estuvo, una peligrosa isla con una oscura leyenda detrás. Desconociendo los riesgos que corre, Lara deberá enfrentar a Mathias Vogel (Walton Goggins), un mercenario que sabe lo qué ocurrió con su padre.

Con el peso de romper la ya famosa maldición relacionada a proyectos de esta índole, la producción cuenta con un reparto sólido y que atina en entregar interpretaciones convincentes pero, en su mayoría, planos. Vikander (La Chica Danesa) -ganadora del Oscar en 2016- logra darle identidad propia a su personaje y atina en adoptar las cualidades de una inexperta Lara para construir, de forma paulatina, las características que la convirtieron en un icono de los juegos.

Algo similar ocurre, pero en menor medida, con el resto del elenco y, es aquí en lo que la hoy sentenciada encuentra su primer flaqueza. A pesar de que la mencionada actriz sueca destaca con su participación, el reparto secundario batalla con darle volumen a sus roles. Sí, los interpretes son sólidos y convencen, pero sus personajes son planos y, cuando intentan progresar, la propia cinta los retiene en una suerte de temor por explorar más.


Este aspecto se nota más con el guión de la cinta, bajo la pluma de Geneva Robertson-Dworet (Captain Marvel) y Alastair Siddons (Trespass Against Us), la trama se siente atropellada. Con un argumento principal que aparece de súbito y no se desenvuelve sutilmente; el filme se nota apresurado y en este sentido, los mencionados personajes secundarios son unidimensionales, rayando en lo caricaturesco.

No obstante, "Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft" se sostiene gracias a un ritmo rápido y secuencias de acción entretenidas. Consciente de que no desea replicar lo alcanzado por el juego de Square Enix, porque el medio no es propicio para generar la sensación de inmersión que éste posee, el director Roar Uthaug (Escape) juega con planos abiertos y movimientos de cámara en los que la adrenalina de la exploración y los conflictos destacan para darle tensión a un proyecto que también logra no ser predecible.

En conclusión, la hoy sentenciada es una cinta entretenida que debe verse como lo que es: una producción pensada para entretener por un rato y sin mayor trascendencia; una que goza de una protagonista bien construida y secuencias de acción interesantes pero que deben trabajar un guión flojo y lineal que alcanza a levantar la trama hasta su tercer acto.


Con una Alicia Vikander sólida, feroz, valiente y que se adueña de su interpretación, giros bien aterrizados y un apartado visual que se aprovecha adecuadamente, "Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft" pone los cimientos para una saga que deberá enfocarse más en el desarrollo de su trama pero que vale la pena gracias a su personaje principal y a la exploración de ésta como un papel con volumen que no se encasilla en estereotipos.

No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.