Crítica: "Cometa. Él, su perro y su Mundo". Cine mexicano con conciencia


Título: Cometa. Él, su perro y su mundo.
Título Original: Homónimo
Reparto: Louis David Horné, Lizzy Auna, José Salof
Director: Leonardo Arturo
Calificación: 3/5 Estrellas.

Si hacer una crítica en estos es tiempos es arriesgado, hacerla sobre el cine mexicano lo es aún más. Ya sea que se aborde desde las historias o el reparto que las protagoniza; pueden ser divertidas y con los actores contemporáneos de moda, o estos mismos actores con las mismas historias llenas de estereotipos.

"Cometa. Él, su perro y su mundo",  de quien hablaremos hoy, no es nada de eso. Inicialmente porque no tiene el presupuesto de una película veraniega,  ni siquiera tuvo una productora, por lo que los recursos son limitados y se nota en el resultado final. No profundizaremos sobre el elenco, ya que está conformado prácticamente por tres personas que compensan su ausencia de experiencia con las ganas de participar en un proyecto que trata de concientizarnos ante la urgencia de adoptar y esterilizar mascotas.


Por parte del guión, la historia tiene un fallo principal que es la constancia de la narrativa: al inicio comenzamos con dos visiones, la de Roberto y las dificultades de su día a día y la de Cometa, su juventud, el abandono y su vida en las calles; éstas se disipan para concentrarse en Roberto, hasta parte del desenlace, donde vemos al protagonista de cuatro patas de nuevo en la pantalla.

La historia, que está basada en una experiencia real por parte del director/guionista Leonardo Arturo,  conmueve a todos los que compartimos un lazo con un perro, quien se vuelve nuestro mejor amigo, confidente en los peores momentos, más aún cuando nos encontramos que esa unión fue así: una casualidad en un camino.

Este proyecto independiente fue financiado con los ahorros del propio productor, la colaboración de empresas interesadas y los donativos de más de 14 mil personas, a través de la plataforma Fondeadora. El costo total de la cinta fue de un millón 148 mil pesos y fue ganadora del "Premio de la Gente" en el Festival Internacional de Cine de Guayaquil, en Ecuador.

El esfuerzo de esta iniciativa se agradece con creces,  pues ayuda a concientizar a los espectadores a tener un respeto por aquellos peluditos, perros y gatos por igual, que están en condición de calle; a adoptar en vez de comprar, esterilizar y cosas más básicas que como sociedad nos cuesta entender, como el uso de correa o no fomentar las lamentables peleas de perros.

Cometa tiene un solo objetivo y lo cumple. Así mismo el creador de la película y su equipo, están tan comprometidos con la causa que parte de lo recaudado será destinado a EL MURO. AC (Institución protectora de animales) para campañas y cuidados de animales callejeros. En una época donde hacer cine innovador en nuestro país resulta cada vez más complicado, "Cometa. Él, su perro y su Mundo" es una propuesta interesante que se queda por la mitad pero que consigue transmitir el mensaje bajo el que fue concebida.

No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.