Crítica: "Victoria y Abdul". La polémica amistad entre dos culturas


Título: Victoria y Abdul
Título Original: Victoria & Abdul
Reparto: Judi Dench, Ali Fazal, Michael Gambon, Tim Piggot-Smith, Eddie Izzard, Adeel Akhtar, Paul Higgins, Olivia Williams, Fenella Woolgar.
Director: Stephen Frears
Calificación: ⭐⭐⭐ 3/5 Estrellas

En 1997, Judi Dench - que era mejor conocida por su trabajo en teatro y en televisión, asaltaría la pantalla grande como la Reina Victoria en "Mrs. Brown" de John Madden, interpretación que le valió el reconocimiento internacional y que además, le permitió llevarse a casa el Globo de Oro y el BAFTA. Teniendo esto como base, Stephen Frears, quien trabajó con la actriz en "Philomena" y quien además tiene especial interés por los relatos detrás la Corona, retoma una historia verídica delicada (y que aún es objeto de estudio) y presenta "Victoria y Abdul", permitiéndole a la enigmática Dench retomar el papel de la máxima monarca del Reino Unido.

Si bien, "Mrs. Brown" nos introdujo la historia de amor y tragedia entre la Reina y su lacayo John Brown, "Victoria y Abdul" retoma varias decádas después, con una líder decaída, envejecida y harta de seguir al mando del poderoso imperio, hasta que conoce a Abdul Karim, un musulmán carismático y galán que rompiendo varias reglas de la corte, termina convirtiéndose en su asistente, maestro y amigo. Una historia que estuvo guardada por más de un siglo, hasta que los diarios personales del indio resurgieron en 2010 y le dieron al mundo una historia por contar que nadie conocía, o de la que se conocía relativamente poco.


Tan sencilla como la premisa suena, la hoy sentenciada es un vaivén de emociones perfectamente actuadas, pero con una narrativa monótona, predecible y superflúa. No me malinterpreten, la tragicomedia de Frears, logra conectar todos sus hilos narrativos y cerrar perfectamente la historia de estos dos olvidados personajes, pero tratándose de un polémico acontecimiento, donde los conflictos políticos fueron parte fundamental de la vida y obra de la Reina, "Victoria y Abdul" se queda corta y olvida todos estos rubros que hicieron que la amistad imposible de Victoria y Abdul, se sintiera precisamente así, imposible.

Tratándose precisamente de los últimos años del reinado de Victoria, definitivamente faltó explorar mucho más del llamado Jubileo de Oro, más de los conflictos entre británicos y musulmanes y sobre todo, mucho más de la relación prohibida entre la máxima representante monárquica y un simple lacayo que fortuitamente terminaría convirtiéndose en su mejor amigo, y todas las consecuencias internas dentro de la Corona que ésto significaría.

Tal vez el "error" principal (si hemos de llamarle error), es que la intención del director es hacer de "Victoria y Abdul" un film mucho más digerible y familiar, lo cual no esta del todo mal, no obstante, tratándose de una historia con el suficiente peso histórico, se percibe muy por debajo de lo que pudo ser, y termina sintiéndose como una representación pasajera, con humor atinado, pero completamente olvidable.


Y no hay duda de la capacidad histriónica de Dench, una vez más logra plasmar en la también emperatriz de la India a una representante frívola y rutinaria, pero al mismo tiempo pacífica y tolerante, y nos hace empatizar con su personaje tras la llegada de Abdul, pero en sí mismo, el guión no le permite a la actriz explotar de más y solo terminamos obteniendo la punta de iceberg.

Lo mismo sucede con el reconocido actor de Bollywood y protagonista de esta historia, Ali Fazal (a quien recordarán por 3 Idiotas), que tiene el talento y lo demuestra, pero es explotado tan pobremente que como espectador cuesta trabajo descubrir su estructura, y por ende, sus intenciones. Lo mismo para el resto del reparto, que a pesar de incluir a grandes actores entre sus filas, éstos suelen tener participaciones pasajeras.

No cabe duda que la historia detrás de la Reina Victoria y Abdul Karim es emotiva y digna de contarse, pero en esta ocasión, hay tropiezos importantes que no la hacen menos disfrutable, pero sí poco memorable. "Victoria y Abdul" es un ejercicio que vale la pena ver sólo por el enorme carácter interpretativo de Dench, y descubrir porque la británica se encamina a otra posible nominación al encarnar -una vez más- a una mujer compleja cuya tormentosa trayectoria definió el rumbo político de Reino Unido.


No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.