Crítica: "Cómo Cortar a tu Patán". Terminar una relación nunca fue tan divertido


Título: Cómo Cortar a tu Patán.
Título Original: Cómo Cortar a tu Patán.
Reparto: Mariana Treviño, Camila Sodi, Sebastián Zurita, Christopher Von Uckermann, Marianna Burelli.
Director: Gabriela Tagliavini.
Calificación: 3/5 Estrellas.

Las historias románticas en la pantalla grande, al igual que las de casi todos los géneros, tienden a seguir una línea narrativa que le permite al espectador saber por dónde irá a parar la trama y sus personajes. Esto se extiende a varias producciones de manufactura nacional en la actualidad -aunque no es una muletilla creativa moderna- y tiende a funcionar, por lo que tampoco es preciso apuntar con el dedo y buscar culpables por algo que, desde distintas perspectivas no está mal.

Lo anterior aplica de un modo u otro a distintos ejemplos, no sólo mexicanos; también de hechura extranjera y que inunda las carteleras cada año. Sin embargo y si hay algo que caracteriza a los proyectos nacionales es la originalidad con la que crean historias nuevas o con la que adaptan ideas que funcionaron en otros países, en este caso, es la primera, con aspectos frescos y otros que cumplen su propósito aterriza: "Cómo Cortar a tu Patán".

La hoy sentenciada lleva al cinéfilo hasta la vida de Amanda (Mariana Treviño), dueña de una compañía encargada de ayudar a finalizar relaciones nocivas y en las que el príncipe azul ya es todo un sapo. A pesar de tener éxito una y otra vez con sus "pacientes", Amanda deberá enfrentar el reto más grande de su carrera: hacer que su hermana, Natalia (Camila Sodi), termine con su novio Pepe (Sebastián Zurita), un verdadero patán machista y para lograrlo, necesitará la ayuda de Leo (Christopher Von Uckermann), el mejor amigo de Natalia y que está enamorado de ella.


La premisa señalada, da pie a un filme curioso y entretenido, cuyas actuaciones destacan por si solas y en las que se vislumbra a varios personajes bien dibujados para encajar con la finalidad que requieren tener. Mariana Treviño (Club de Cuervos) atina en encarnar a una protagonista determinada en cumplir su meta sin importar que ocurra, mientras sostiene el peso de toda la trama sin problema alguno. Así mismo, logra mantener un tempo humorístico constante, que no cae en lo exagerado ni en lo apagado.

Por su parte, Sebastián Zurita (3 Idiotas) presenta a un antagonista que cumple con todos los requisitos para detestarlo, atina en no perder su personalidad ventajosa y, por momentos, maneja de forma acertada estas características para dar paso a un villano absurdo con el que es más fácil reírse. En menor medida ocurre algo similar con Von Uckermann (Kadabra) y Sodi (Niñas Mal), quienes parecen estar presentes con distinto peso a lo largo de la cinta para hilar el desarrollo del personaje de Treviño y, a pesar de cumplir esto sin dificultades, pasan a segundo plano en distintas ocasiones o, de plano, se tornan irrelevantes.


Respecto a la trama, "Cómo Cortar a tu Patán" aplica la fórmula planteada al comienzo de esta reseña, y adopta una línea argumental y de desarrollo que se vuelve predecible poco antes de terminar su primera mitad de duración. Algo que podría desanimar a muchos, pero que al hacerlo notablemente obvio, hará que la audiencia indague para conocer su progreso. Así mismo, el manejo de humor es por demás bueno y está bien aterrizado, puesto que el recurso para divertir no cae en el chiste rebuscado o simplón, sino que se da conforme a los personajes y a distintas situaciones ordinarias pero que se pueden hacer absurdas sin perder el ritmo.

No obstante, el mayor problema con la cinta dirigida por Gabriela Tagliavini es su caída en diversos clichés dentro del género; justo como se menciona un par de párrafos arriba, la producción se torna predecible y aunque se resuelva esto, lo hace recurriendo a los clásicos elementos de las comedias románticas hollywoodenses y su originalidad se opaca un poco con esto.


A pesar de lo anterior, la hoy sentenciada es una película completa, con una fotografía y valor de manufactura impecable y entretenida. Una muestra más de que, en términos de audiencia, la comedia mexicana en la pantalla grande está tomando un segundo aire y que logra su meta de entretener y divertir por un rato.

Llena de momentos hilarantes, personajes graciosos y una historia vista desde la perspectiva de una protagonista con la que es fácil identificarse y empatizar, "Cómo Cortar a tu Patán" es una cinta agradable, que hará reír y que vale la pena ver para relajarse después de una semana de trabajo pesada.

No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.