Crítica: "IT" (Eso). El enigmático regreso de Pennywise


Título: IT (Eso)
Título Original: IT
Reparto: Bill Skarsgard, Jaeden Lieberher, Jeremy Ray Taylor, Sophia Lillis, Finn Wolfhard, Chosen Jacobs, Jack Dylan Grazer, Wyatt Oleff.
Director: Andy Muschietti.
Calificación: 4/5 Estrellas.

Más allá del fenómeno social que significaron cintas como "El Exorcista", "Pesadilla en la Calle del Infierno", "Viernes 13", "Halloween" y la tendencia de aquel entonces de crear a nuevos "maestros del horror", en 1990 asaltaría la pantalla chica un nuevo, emblemático y aún recordado rostro: Tim Curry como Pennywise. En forma de miniserie y bajo la dirección de Tommy Lee Wallace, "IT" nos mostraba la terrorífica adaptación de uno de los libros más populares de Stephen King. Lo curioso con esta producción, es que a pesar de no estrenarse en salas comerciales, se convirtió en un clásico del género, no sólo catapultando a Pennywise a la liga de maestros del horror, sino transmitiendo todo este cosmos de miedo a nuestros padres, y ellos a nosotros.

Es por todo lo anterior que cuando en el 2014 nos confirmaron que "IT" se readaptaría para ofrecer una propuesta fresca a las nuevas generaciones, los miles de fanáticos del payaso bailarín se mostraron emocionados. Primero teniendo como director a Cary Fukunaga (True Detective), la renovada versión del clásico se dividiría en dos entregas, la primera mostrándonos todo el compendio de horror que experimentaron las versiones jóvenes del "Club de los Perdedores" y la segunda orientada a la etapa adulta de los personajes.

Tras diferencias creativas con Cary y su intención de hacer del film algo menos genérico y más profundo, el estudio decidió abrirle las puertas a Andy Muschietti (Mamá) como el nuevo director, con la firme intención de hacer de la producción algo más "convencional". Probablemente nunca sabremos como hubiese sido la versión de Fukunaga y Will Poulter como Pennywise, no obstante "IT" tiene el sello de Muschietti, pero la vibra de Cary, lo que la convierte en un experimento exitoso.

La pregunta más común entre los cientos de críticas que irán surgiendo en la red, es saber si "IT" (Eso) es una buena cinta; la respuesta honesta sería que sí, con desperfectos y huecos importantes, pero lo suficientemente sólida. El film que distribuye Warner y que tiene un guión de Fukunaga al lado de Chase Palmer, nos introduce a un "Club de Perdedores" con personalidades diversas y únicas, jugando y creando una vibra de camaradería a la "Stand by Me" pero con entes desfigurados y payasos asesinos.


La profundidad narrativa de cada personaje dentro de los nuevos Bill, Ben, Beverly, Richie, Mike, Eddie y Stanley, permite al espectador preocuparse por sus peripecias y empatizar con cada situación por la que atraviesan, teniendo un punto clave a favor, pues la conexión va de lo visual a lo emocional. Cada miembro de este club de perdedores, vive el miedo de diferente manera, concediento a Muschietti la oportunidad de tocar temas que van más allá del sólo terrorífico enfrentamiento contra Pennywise, pues "IT" termina significando más que sólo esta batalla, adentrándose también en espectros sociales interesantes que si bien no se desarrollan en su totalidad, sí nos permiten explorar más de las historias paralelas de cada adolescente, aunado a un Derry que por sí mismo es aterrador y bizarro.

A diferencia de la miniserie (en aquella época el gore era mucho más mesurado) el prólogo de "IT" es una sangrienta bienvenida al nuevo circo de horror que el director ha preparado para nosotros. Y es precisamente gracias a todos los avances tecnológicos que existen hoy en día, que el filme logra secuencias aún más impactantes aunque proporcionalmente menos justificadas.


Teniendo en mente que Pennywise se alimenta del miedo, visualmente las pesadillas de cada miembro del club le dan la oportunidad a la cinta de destacarse en el apartado gráfico, lo que resulta interesante, pues con ayuda de los efectos prácticos y digitales, tenemos secuencias más imponentes. Y es precisamente gracias a lo anterior que Bill Skarsgard logra un Pennywise encantador, terroríficamente encantador. El reto del intérprete sueco no era nada sencillo teniendo como antecesor a Curry, no obstante, logra despegarnos por completo de esa referencia, y da al payaso asesino una personalidad única, representativa, fresca y avasalladora que brilla en cada aparición.

La atmósfera creada en "IT" nos permite sumergirnos en tonos cálidos y encuadres interesantes con la fotografía de Chung-hoon Chung (Old Boy), al lado de un Derry de los ochentas, nostálgico y abandonado, decorado magistralmente por Peter Grundy y una musicalización precisa por Darrell Alexander, que acompaña melódicamente los momentos y emociones de tensión, melancolía, superación, miedo y desasociego de los jóvenes héroes.

En una época donde las personas son cada vez más difíciles de sorprender, "IT" es una propuesta interesante que definitivamente se archivará dentro de lo mejor del género, pero que no llegará al hito que significó la miniserie de 1990. No se trata de compararlas como películas, sino como sucesos. El enigmático regreso de las pesadillas en Derry no ha terminado, pues Pennywise esperará pacientemente asaltar las pantallas de nuevo en el 2019.


No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.