Crítica: "Atómica". Acción, violencia y espionaje para una trama enredada.


Título: Atómica.
Título Original: Atomic Blonde.
Reparto: Charlize Theron, James McAvoy, John Goodman, Sofia Boutella, Toby Jones, Eddie Marsan, Bill Skarsgard.
Dirección: David Leitch.
Calificación: 3/5 Estrellas.

Por décadas, el séptimo arte desarrolló historias de espionaje y agentes secretos con la línea estilizada que Ian Flemming le dio a James Bond: hombres con porte y elegancia, gracia y una arrogante habilidad para resolver intrigas internacionales sin perder el porte ni un momento. Esta fórmula se replicó a lo largo de distintos proyectos como "Misión Imposible" y "El Santo", con lo que el género perdió poco a poco el toque innovador que lo caracterizó.

Sin embargo, una de las mejores cualidades de este tipo de historias fue su contexto histórico en el que se desarrollaron algunas y pocas etapas del siglo XX, convulso por sí mismo, llama tanto la atención como la Guerra Fría. El conflicto entre la Unión Soviética y Estados Unidos en términos de hegemonía económica y cultural, con sus respectivos problemas armados (como La Crisis de los Misiles de 1962, la Guerra de Vietnam o la Guerra de Afganistán); es uno de los temas más recurrentes en el espionaje.

El epitome de este drama se da hacía finales de la década de 1980, en especial en 1989 ante la inevitable transición de una generación cansada de dilemas monetarios y producto de una sociedad contestataria, con diversos movimientos que empujaron lentamente la disolución de la U.R.S.S. y que, por decir de algún modo, aceleraron con la caída del Muro de Berlín y la unificación de Alemania.


Lo anterior es el marco de una historia de espías que sigue con la tendencia por deshacerse de los estereotipos de las películas clásicas de agentes y organizaciones secretas, con un giro más violento y más sucio aterriza bajo la lente de David Leitch (John Wick): "Atómica".

Ambientada en el mencionado año de 1989, la hoy sentenciada cuenta cómo Lorraine Broughton (Charlize Theron), una agente agresiva y violenta de élite del MI6, debe viajar  Berlín para recuperar un documento que pondría en peligro si cae en las manos equivocadas. Con el Muro a punto de ser derribado y el tiempo en contra, Lorraine echará mano de sus letales habilidades para cumplir su objetivo. Todo mientras recibe la ayuda de David Percival (James McAvoy) y Delphine Lasalle (Sofia Boutella).

Basada en la novela gráfica: "The Coldest City" de Antony Johnston (Dead Space 3), la cinta le ofrece al espectador un elenco de primera clase con actores que se adueñan de sus personajes. Por un lado Theron (Monster) encarna a una protagonista arrogante, violenta y fuerte que genera empatía sin perder su personalidad parca y cruda, mientras que McAvoy (X-Men: Apocalipsis) atina en interpretar a uno de los elementos más atractivos de la trama, con un personaje impredecible y exagerado que le dan al filme muchos de sus momentos más interesantes.


Así mismo, el resto del elenco cumple con lo prometido. Con figuras como Goodman (Kong: La Isla Calavera) como Emmett Kurzfeld y Jones (Sherlock) como Eric Gray, se nota un acercamiento sólido de los participantes con sus papeles y un compromiso por entablar relaciones que fluyan con naturalidad y progresen de la misma forma. Mención aparte para Boutella (La Momia) cuya química con la protagonista fortalece la participación de ambas.

En lo que respecta a su desarrollo, la hoy sentenciada logra manejar las secuencias de acción de una forma interesante y atractiva para el ojo. Como es de esperarse, Leight echa mano de las técnicas de filmación que utilizo en "John Wick" y presenta un montaje en el que las escenas de combates y persecuciones se hilan una con la otra con gran énfasis en los detalles gracias a ángulos en los que las tomas destacan cada elemento en pantalla. 

Además de ello, destaca la sorprendente paleta de colores que se despliega en la pantalla, con una combinación de tonos en neón con rojos y azules predominantes, la cinta le da al espectador una gama de iluminación que empata a la perfección con el tono y contexto de la historia, misma que también juega con colores fríos para crear una atmósfera envolvente.


Sin embargo, la gran falla del proyecto es el manejo de su trama. A pesar de contar con un guión sólido y una premisa interesante, la hoy sentenciada se esfuerza demasiado en complicar una historia sencilla. Los giros, algunos predecibles otros no, se agradecen pero la manera de introducirlos al filme hacen que éste se torne enredado y confuso, algo que también altera el ritmo y lo hace por momentos flojo y lento.

En conclusión, la hoy sentenciada es un ejercicio entretenido del espionaje, con personajes bien trazados y secuencias de acción que logran atrapar la mirada gracias a una iluminación con una gama de texturas y colores que resaltan momentos importantes, pero cae en el error de confundir a su audiencia con elementos enredados y, en ocasiones, innecesarios.

Intensa, cargada de acción, sangre, un soundtrack con vibras ochenteras absorbentes y actuaciones que exceden las expectativas, "Atómica" es una excelente opción para disfrutar una premisa violenta y divertida, gráficamente exquisita pero que requiere de un poco de paciencia para desenredar los nudos de su trama sobrecargada.  


No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.