[Tardes de Netflix]: "War Machine". Un drama de guerra con toques satíricos que cumple a medias


Título: War Machine.
Título original: War Machine.
Reparto: Brad Pitt, Anthony Michael Hall,  RJ Cyler, Topher Grace, Ben Kingsley, Scott McNairy, John Magaro.
Director: David Michôd.
Calificación: 3/5 Estrellas.

Las guerras siempre han sido una de las bases para la industria cinematográfica, ya sea para la ficción o desde la perspectiva documentalista, los conflictos armados, en especial los del siglo XX y los contemporáneos, siempre darán de qué hablar. No es mentira que también la imagen del ejército estadounidense ha venido a menos en la mayor parte de la población mundial, después de todo, si hay algo que ha demostrado la historia es que Estados Unidos busca sacar provecho de cualquier problemática internacional, estén involucrados directamente o no.

Lo anterior se puede observar desde la Guerra de Vietnam (1955-1975), al ser el primer conflicto armado en ser televisado en directo, pues cambió la opinión de las personas respecto a las motivaciones que había detrás de la intervención norteamericana en el país asiático durante esa época; desde entonces se ha cuestionado la veracidad y justificación de cada una de sus acciones hasta hoy ¿En verdad buscan libertad y justicia para los pueblos oprimidos? ¿Es su misión un intento, genuino y honesto, por difundir su interpretación de "democracia" al resto del globo?

Dichas preguntas se han intentado responder en el séptimo arte y en otros medios de una forma u otra, ya sea como una declaración a favor por parte de algunos o como una tajante negativa ante ello por parte de otros y en pleno siglo XXI, tales posturas son cada vez más claras. Las nuevas tecnologías y la capacidad de éstas por difundir información a velocidades inimaginables son muestra de que la crítica para con la guerra son voraces e implacables y "War Machine" intenta formar parte de ellas.


La producción original del gigante del streaming en línea, Netflix, se ambienta en el 2009, durante la intervención en Afganistán, inspirada en la novela "Los Operadores" de Michael Hashtings, y presenta al veterano y condecorado general Glen McMahon (Brad Pitt), un hombre de la vieja escuela militar, que acompañado de su equipo de expertos, buscará ganar una guerra que, a su parecer, se está perdiendo por falta de gente capacitada para lograrlo. En el camino, McMahon se enfrentará no sólo a sortear obstáculos que puedan diezmar su operación, sino también a los procesos burócratas que hay detrás de ello e, inevitablemente, a la opinión pública.

En esta ocasión, Pitt (El Club de la Pelea) ofrece una interpretación sólida y convincente, con una caracterización que engloba todas las cualidades del clásico soldado tenaz y terco, haciendo alarde de los mejores ejemplares del cine al respecto, así mismo atina en darle una personalidad ambigua a su personaje, uno con el que no se empatiza pero que al enfrentarse con la realidad de las cosas  termina por darle un humor sardónico que en momentos levanta el filme.

Al mencionado se le unen, Anthony Michael Hall (Foxcatcher) como el iracundo Greg Pulver, segundo al mando de McMahon, Topher Grace (That's 70 show) como Matt Little, cabeza de Relaciones Públicas del General, RJ Cyler (Power Rangers) como su experto en tecnología Andy Moon, John Magaro (Carol) como su secretario personal Cory Staggart y Scott McNairy (Batman vs Superman: el origen de la justicia) como Sean Cullen, corresponsal de la revista Rolling Stone que acompaña de cerca al grupo para un libro que escribe sobre la guerra.

Sobre el elenco señalada arriba, simplemente se puede decir que cada uno de ellos se nota natural en su papel, por mínimo que sea, en especial Hall, Grace y Magaro, quienes tienen una mayor presencia que sus demás compañeros y que ejemplifican las distintas perspectivas que las generaciones de soldados han tenido a lo largo de la historia, destacando una aproximación más mediática por parte de los últimos en la que queda en claro la diferencia sobre cómo debe llevarse la guerra al público. Por su parte el recién mencionado Hall logra dar vida a otro estereotipo militar: el del soldado violento y agresivo que piensa que la gente en contra del conflicto está mal.


La fotografía, por otra parte, acierta en mostrar la faceta intima de los protagonistas, con un interesante manejo de interiores y exteriores en los que gracias a un juego de cámara mesurado se puede notar cómo el foco de atención se concentra en los personajes y no en su entorno como tal, Lo que podría disgustar a algunos debido a lo conservador de sus tomas y a lo sencillo de su edición.

En lo que respecta a la trama en sí, es preciso señalar que se trata de una de las cartas más fuertes de la hoy sentenciada pero también su debilidad más grande. Mientras la novela de Hashtings es reconocida por desmitificar la complejidad de los estrategas militares, el guión de David Michôd (Animal Kingdom), quien también funge como director del proyecto, falla en intentar establecerse dentro de un género en especifico pues en ocasiones se inclina hacia el drama y en otras busca satirizar los eventos reales con una premisa satírica.

Lo anterior se puede observar en varios puntos, en especial en la personificación de Brad Pitt y en cómo su personaje es construido pues en momentos parece estar interpretando a una parodia en lugar de un individuo complejo y con distintos matices. A esto se le puede agregar la participación de Ben Kingsley (Iron Man 3) como el presidente afgano Karzai, quien da vida a uno de los recursos cómicos de la cinta.


En conclusión la hoy sentenciada es un mediano intento por criticar la presencia militar de Estados Unidos en Afganistán durante la década pasada, uno al que cuesta definirse como un drama debido a momentos de humor involuntario, y escrito, que apenas y toca la superficie de una potencial sátira audaz y que desaprovecha la oportunidad para consolidarse como tal.

Con actuaciones convincentes que se ven encasilladas en un guión inteligente pero predecible por ratos, "War Machine" es una propuesta que pierde su potencial para convertirse en una crítica original a la guerra, vista desde los ojos de un alto mando del ejército.

No hay comentarios

No groserías, insultos o publicidades.

Con la tecnología de Blogger.