Sam Raimi revela detalles de lo que pudo ser "Spider-Man 4"


El director nos revela cuáles eran sus planes para la cuarta entrega y cómo fue su salida de Sony.

Antes de que el MCU despegara en su totalidad el género superheróico, Sony Pictures mantenía el control de la taquilla por allá de los 2000 con una franquicia que conmocionó a los fanáticos desde su primera entrega: "Spider-Man". Si bien, el film ha sido rebooteado no una, sino dos ocasiones, no cabe duda que la primera trilogía dirigida por Sam Raimi tuvo un lugar especial en nuestros corazones, a pesar de que la última entrega, "Spider-Man 3" estrenada en 2007, fue un rotundo fracaso en crítica, no así en ganancias.

Tampoco es un secreto que Raimi estaba trabajando en una cuarta entrega para Sony, no obstante, tras varios cambios de guión y un deadline no cumplido, el estudio decidió hacer un reboot del personaje con Marc Webb al comando de timón y Andrew Garfield encarnando al mítico arácnido. Después de tantos años de esta separación entre Sam y Sony, ¿cómo se tomó la decisión de cancelar "Spider-Man 4" y qué sucedería en el film?.

"[Spider-Man 3] es una película que no funcionó bien. Traté de hacerla lo mejor posible, pero realmente no creía en los personajes, así que eso no lo pudimos ocultar de los fanáticos de Spider-Man. Si el director no ama algo de la película, está mal hacerlo de todas maneras solo porque otras personas lo aman. Creo que el primer error fue querer levantar aún más la barra tras el éxito de Spider-Man 2, lo mejor era continuar explorando a los personajes y sus relaciones y no preocuparnos por hacer algo más grande".

Según Raimi, "Spider-Man 4" tendría a John Malkovich como el emblemático Vulture, además, Anne Hathaway encarnaría a Felicia Hardy, quien terminaría convirtiéndose en la versión femenina del Buitre en el film. No obstante, el trabajo en el guión de esta secuela fue repetitivo y tras varios rechazos del estudio y del mismísmo Raimi, el director decidió por sí mismo dar las gracias a Sony y dejarles continuar con un amenazante reboot que ya se estaba barajeando en las altas mesas tras no tener un proyecto concreto.  Y así, el realizador se acercó a Amy Pascal, presidente del estudio, y sucedió lo siguiente:

"Mi salida de Sony fue lo más amigable y menos dramático. Simplemente no llegué a la fecha límite, no pude concretar una historia del nivel que yo quería tras lo mala que fue Spider-Man 3. Así que realmente estaba triste y quería hacer que Spider-Man 4 fue el regreso de la franquicia. No terminamos el guión a tiempo, así que me acerqué a Sony, a la presidente Amy Pascal y le dije 'No quiero hacer una película que no sea buena. Así que creo que no debemos hacerla. Adelante con el reboot que ya estaban pleando de todas maneras'. Y Amy me respondió 'Gracias. Gracias por no hacernos perder dinero. Aprecio tu honestidad'. Así que me fui y terminamos de la mejor manera, ambos tratando de hacer lo mejor para los fans, para Spider-Man y para Sony".

¿Qué opinan cinéfilos?.

Vía | Collider
Con la tecnología de Blogger.