Noticias
Cargando...

Crítica: "Rápidos y Furiosos 8". Hazañas al volante en búsqueda de identidad


Título: Rápidos y Furiosos 8
Título Original: The Fate of the Furious
Reparto: Vin Diesel, Ludacris, Tyrese Gibson, Michelle Rodríguez, Charlize Theron, Kurt Rusell, Dwayne Johnson, Scott Eastwood, Jason Statham.
Director: Gary F. Gray
Calificación: 3/5 Estrellas. 

Sabemos de antemano que "Rápidos y Furiosos" ha sido una saga radituable para Universal Pictures, más allá de si es o no un producto recomendable, la franquicia de acción ha cumplido su principal propósito a nivel comercial, convirtiendo su última instalación en la sexta película más taquillera de la historia (con más de $1.5 billones de dólares). Y es que la narrativa que comenzó a labrarse por allá en el 2001, con carreras clandestinas, policías encubiertos y un muy joven Vin Diesel, ha ido progresando conforme el paso de los años, tomando un rumbo atractivo y sofisticado que ahora se embarca en misiones explosivas, cargadas de adrenalina y humor.

Si algo hemos de darle crédito a este largo recorrido fílmico, es que supo manejar sus cartas estrategicamente a partir de la cuarta cinta, reviviendo la franquicia que se creía muerta y trayendo de regreso al ya conocido Dominic Toretto (Vin Diesel) al lado de su fiel amigo Brian O'Conner (Paul Walker). Atravesando por amenazas del narcotráfico en México, persecuciones en Río de Janerio, traiciones en Londres y mucha sed de venganza en Los Ángeles, hoy aterriza la nueva secuela de los amantes de la velocidad, una octava entrega que parece multiplicar aún más la locura motorizada por Cuba, Nueva York y Akranes: "Rápidos y Furiosos 8".
Charlize Theron es Cipher en "Rápidos y Furiosos 8"
Situandonos en Cuba, el film nos introduce a Toretto y Letty en el mejor momento de su vida, visitando a su familia, dando tranquilos paseos por las calles del Caribe y claro, corriendo contra los más reconocidos drifters del lugar. Todo parece ir viento en popa para el par, hasta que se presenta una extraña mujer en el camino de Toretto. Así, amenazado con lo más importante para el forajido, la mujer le obliga a conseguir las armas más poderosas del gobierno para tener control del mundo como lo conocemos, implicando traicionar sus valores, a su esposa y a toda su familia.

El problema principal de la hoy sentenciada, es que falla en el intento por encontrar esa identidad que Justin Lin creó a partir de la cuarta instalación. Y es que más allá de presentarnos secuencias de acción cardiacas y explosivas (que de antemano ya sabemos que éstas suelen ser las mejores partes de cada entrega), el guión de "Rápidos y Furiosos 8" se encuentra desmejorado, labrando una narrativa forzada que va sin dirección ni equilibrio; y es así que el espectador no sabe si está viendo una secuela de "El Transportador", de "Misión Imposible" o de "Triple X".

Es complicado pensar que los antagonistas de las dos pasadas entregas, Deckhard y Owen Shaw, ahora formen parte del bando aliado, y que ese concepto de "familia" que se ha ido forjando desde el 2001, ahora se contradice teniendo entre sus filas a este par de delincuentes ¿Qué pasa entonces con tanta palabrería y amenaza de muerte en "Rápidos y Furiosos 7"? ¿Acaso hemos olvidado que Gisele y Han murieron a causa de este transgresor par, o que Brian y Mia decidieron alejarse de la acción por los continuos peligros para su hijo?. Al guión de Chris Morgan y Gary Scott Thompson, parece no importarle que todos estos personajes y rostros desfilaran por la franquicia, pues la idea, a como se percibe, es traer más personajes al equipo motorizado para explotarlos aún más en una novena y décima instalación.

Los narcotraficantes han quedado en el pasado, y ahora la escala de enemigos se ha hecho global, y el mal tiene un nuevo nombre: Cipher; una antagonista (tal vez la más poderosa de la saga) con intenciones confusas que despliega varias revelaciones no sólo para Toretto, sino también para el espectador. Charlize Theron encarna a un personaje vil pero sofisticado que a pesar de estar construido con cimientos inestables, logra convencer al público de sus estratégicos planes. Una actuación sobresaliente que promete regresar para seguir atormentando al séquito drifter, y que esperemos vaya más allá de estar detrás de pantallas y teclados.

Dwayne Johnson está de regreso como el ex-agente Hobbs
El resto del equipo repite la misma vibra y consiguen ser los únicos nudos que continúan atados al concepto. Tenemos a un Roman (Tyrese Gibson) que carga sobre sus hombros los mejores comedy reliefs, a un Tej (Ludacris) con los dedos cibernéticos más habilidosos del oeste (y que curiosamente son retados continuamente por Ramsey), a la ruda Letty (Michelle Rodríguez) que después de Toretto es el personaje más viejo de la saga, y por supuesto al ex-agente Hobbs (Dwayne Johnson) que con sus músculos de acero parece frenar a cualquier amenaza. A ellos se incorporan Kurt Rusell como Don Nadie y su nuevo aprendiz el Pequeño Don Nadie (Scott Eastwood), personajes que además de llevar la historia a otras escalas, su principal motivo será dotar de más misiones imposibles al equipo en futuras secuelas.

"Rápidos y Furiosos 8" es más grande pero no mejor. Las secuencias de acción son estruendosas, increíbles y visualmente espectaculares, pero la justificación de estas parece ser cada vez más absurda. Ya hemos visto choques colosales, evasión de trenes a alta velocidad, enormes cajas fuertes destruyendo todo a su paso, derrumbes inesperados, aviones explotando, edificios cayendo, y ahora un submarino derrocando todo a su paso, ¿qué más puede suceder en este elocuente universo sin que Dominic ni su equipo sufran las consecuencias de sus actos?.

Sí, la saga ha crecido de manera exponencial, pero una vez alejados del concepto inicial que significaba "Rápidos y Furiosos" ¿a dónde planean expandir la saga?. Ya ha quedado claro que el equipo de drifters es el más habil, estruendoso, veloz y furioso, pero ¿qué mas tiene para ofrecer la franquicia considerando que la raíz son los automóviles y el denominado concepto de "familia", y estos se están perdiendo poco a poco?



Compártelo en Google Plus
ESCRITO POR: Ricardo Tenorio

Amante del séptimo arte. Soy un falso gamer, seguidor del horror en todas sus vertientes, animador digital por profesión y fundador de este sitio desde hace 7 años. Fanático de Roman Polanski, Lars von Trier, James Wan y Brad Bird.

    Comentarios
    Comenta en Facebook