El adiós al adamantium: cómo se trazó "Logan"


James Mangold, el director de la franquicia reveló detalles sobre cómo concibió la idea para el desenlace del personaje.

Faltan días para que la despedida de Hugh Jackman (Los Miserables) como el mutante más popular del cine llegue a la pantalla de plata y los sentimientos encontrados de sus fanáticos no tienen cabida. Sin embargo, la última entrega del actor australiano como Wolverine ha recibido buenas críticas por parte de la prensa especializada y parte de ello se debe a la visión que James Mangold (Wolverine Inmortal) dio a "Logan".

Para profundizar más en los elementos que le han dado al filme su cálida recepción, el cineasta conversó con Screen Rant sobre cómo trazó la historia, de los mutantes que contempló para el proyecto y del futuro que le depara al violento personaje.

Entre los detalles que reveló, Mangold señaló que las ideas para la tercer y última entrega de Jackman como Wolverine comenzaron a surgir justo después de haber finalizado la producción que llevó al personaje a Japón en 2013:

"Un par de meses después de que terminamos, tuve esta idea, originalmente se trataría de Charles [Xavier] y de Logan escondidos en una fábrica abandonada de licor de Kentuchy y que él estaría dentro de un tanque. La idea me llegó para hacer una película sobre la familia. Seguí investigando y la serie de Greg Kyle 'Inocencia Pérdida' sobre X-23 llamó mi atención y la idea de hacer una película en la que encontramos a Logan con una hija me pareció una dinámica familiar interesante, cuidar de un padre enfermo y después descubrir que tienes un hijo. Particularmente para un personaje como Logan, quien ha estado renuente a tener conexiones intimas con quién sea, parecían ser los obstáculos definitivos para poner frente a él, unos más grandes que cualquier súper villano de algún planeta."


Aunque lo anterior puede parecer la confirmación de que el personaje de Dafne Keen (Refugiados) está directamente relacionada con Wolverine, cabe señalar que bien podría referirse a esa faceta paternal que el mutante no ha explorado en las cintas y que termina por ser una bocanada de aire fresco para él.

Mangold también reitero su decisión por utilizar a un elenco pequeño y dejar de lado las posibilidades de incluir a más personajes para poderse enfocar en el desarrollo de los que aparecerán en la producción de 20th Century Fox:

"Jugamos con ello pero una de las cosas de las que estaba muy consciente era que pienso que las distintas películas de cómics están en esa área actualmente, que siguen operando con la filosofía de que 'más es más', Si la última vez hicimos una película sobre cuatro súper héroes, ésta vez tendrían que ser siete, después serían doce. Y eso es una especia de carrera armamentista de efectos especiales y elenco, no creo que eso, necesariamente, tenga más. Haz las cuentas, si tienes 120 minutos y cuentas con siete actores principales, entonces cada uno de ellos tiene seis minutos para sí mismos o para sus historias. Si hace una película con dos o tres personajes, la película en verdad será de ellos y puedes profundizarlos. Esa era nuestra meta."

Resulta interesante lo que el director estadounidense menciona y es que en plena era de blockbusters con equipos enteros de encapotados, una producción de este calibre bien podría haber presentado a muchos mutantes sin problemas, no obstante, parte del éxito que está rodeando a "Logan" es el enfoque que se le da a sus personajes y sobre el principal, es decir, Wolverine, Mangold también habló respecto a su futuro.


Es difícil imaginar a otro actor ponerse las garras que Jackman portó por casi veinte años, sin embargo, no es disparatada la idea de que su destino cinematográfico encuentre a otro interprete para que vuelva a la pantalla grande, cosa que Mangold tampoco descarta:

"Bueno, el personaje es universal. No puedo imaginar que un personaje tan exitoso, como Batman, Superman, o cualquier otro, que no vaya a regresar en algún punto. Pero creo que en los términos en los que Hugh Jackman hizo este personaje, pienso que ya hemos acabado."

Así que, en definitiva, el actor australiano se despide del héroe que lo puso en la mira del mundo en el 2000 y que ha inmortalizado por diecisiete años. Aunque James Mangold ha reiterado que le gustaría colaborar con él en el futuro, queda claro que será en un proyecto distinto y la tristeza de los fanáticos por verlo una última vez, seguramente se recompensará con una trama profunda y bien estructurada.

"Logan" llegará el 3 de marzo y las garras de adamantium se teñirán de rojo una última vez.
Con la tecnología de Blogger.