James Cameron no está emocionado por "Alien: Covenant"


El cineasta mantiene sus reservas respecto al regreso de la saga.

El género de horror es vasto, no sólo en la literatura, también en el séptimo arte. Ejemplos hay muchos, desde los amados slashers que se popularizaron en los 70 y 80 hasta el regreso a las cintas de fantasmas y posesiones demoníacas que llegan cada año a las marquesinas. No obstante el horror cósmico es uno de los que más llaman la atención debido a que exploran uno de los miedos más grandes del hombre: la inmensidad de lo desconocido.

Uno de los pioneros y padres de éste, H.P. Lovecraft lo dejó en claro: "la emoción más fuerte de la humanidad es el miedo, y el más viejo y poderoso de los miedos es el miedo a lo desconocido". La saga de "Alien" demostró esto de manera impresionante en 1979 bajo la batuta de Ridley Scott (Blade Runner) y el extraño, aterrador y surrealista arte biomecánico de H.R. Giger, quien, influenciado por el mencionado escritor estadounidense, creo al xenomorfo que se volvió un referente en la cultura pop.

Por ello, la emoción por "Alien: Covenant" crece más conforme su estreno se avecina, pues por lo visto en su avance y a diversas entrevistas al elenco, la cinta promete regresar a ese camino que todos aman: corredores oscuros, estrechos y una tripulación a merced de algo que es, casi, indestructible. Así que cuesta trabajo pensar que haya alguien que no esté ansioso por verla, pero lo hay.


Se trata, nada más y nada menos, que de James Cameron (Avatar), quien en una entrevista con Vulture expresó su preocupación y reservado optimismo cuando se le preguntó sobre la nueva secuela de la obra de Scott:

"La franquicia ha vagado por todo el mapa. Ridley [Scott] hizo el primer filme e inspiró a una generación completa de cineastas y fanáticos de la ciencia ficción con esa película y han habido tantas cintas que en estilo derivan de ella, incluida mi propia 'Aliens', la cual es una secuela legítima y, creo, la heredera correcta de su filme. De cierta forma la hice como un fanboy. Quería honrar su película, pero también para decir lo que necesitaba."

Y añadió:

"Después de eso, no me responsabilizo. No creo que [la saga] haya funcionado tan bien. Creo que nosotros avanzamos. Es decir, bien, lo conseguimos; tenemos todo ese asunto freudiano de la cosa biomecánica. He visto eso en 100 películas de horror desde entonces. Creo que esas dos películas están en un especifico tiempo, como una referencia. Pero ¿Hay sentido en hacer otra, ahora? No lo sé. Quizás. Ya veremos. Veamos con lo qué sale Ridley. Déjame agregar-y por favor, no cortes esta parte-estaré en la fila para cualquier película de Ridley Scott, incluso si no es una grandiosa, porque es un artista talentoso, un cineasta talentoso. Siempre aprendo de él. Y lo que haga para volver a su propia franquicia deberá se fascinante."


Queda claro que Cameron tiene un punto valido: la repetición constante en la que premisas similares presentan criaturas como el xenomorfo y argumentos en los que la historia parece tomar muchísimos elementos de "Alien", y esa postura reservada ante la posibilidad de ver pan con lo mismo es plausible y respetada.

No obstante, a nivel personal, considero que su argumento como un todo falla en apreciar el hecho de que la cinta tuvo una aproximación interesante al enfrentamiento entre hombre y animal, uno que está por encima de las convenciones morales sobre el bien y el mal que se ha visto poco en un género infestado de demonios y asesinos seriales.

Respecto a cómo ve él [Cameron] la secuela que dirigió, resulta un tanto ambiguo asumirla como una "heredera correcta" del trabajo de Scott, pues a pesar de ser una secuela directa, cuyo diseño de entornos y personajes se inspiró en lo hecho por Giger para la primera parte, cuenta con una trama y fotografía se enfocó más en la acción que en el horror. Sí, combatir a cientos de monstruos es aterrador pero no tanto cuando se tienen armas automáticas y personal entrenado para hacerlo, cosa que en "Alien" no estaba presente y en la que la sensación de opresión, peligro constante y pavor estaban a la orden del día.

Como fanáticos sólo queda esperar el resultado de "Alien: Covenant", cuyo estreno será el 19 de marzo, y verificar si, en verdad, es tan aterradora como su trailer lo demuestra:

  
Con la tecnología de Blogger.