Crítica: "El Matrimonio: Loving". Una historia de amor real para reflexionar.



Título: El Matrimonio: Loving.
Título Original: Loving.
Reparto: Joel Edgerton, Ruth Negga, Michael Shannon, Marton Csokas, David Jensen, Nick Kroll, Jon Bass, Will Dalton, Terry Abbney.
Director: Jeff Nichols.
Calificación: 4/5 Estrellas.

Las sociedades humanas son criaturas extrañas y complejas, con la formación de distintos grupos y culturas no es una sorpresa que, a partir de costumbres y diversas nociones de identidad se busque reforzar la pertenencia que los individuos buscan para poder convivir con otros. Esto, ha hecho que existan distintas ideologías que, de una forma u otra, alejan y unen a las personas.

Lamentablemente, el racismo es un acontecer del día a día, algo que está latente en todo momento y que en el séptimo arte ha sido tratado incontables veces para narrar historias en las que la lucha por la libertad, la equidad y la ruptura de arcaicos arquetipos son  los hilos conductores que desenvuelven una trama.

La hoy sentenciada parte de lo anterior para trasladar a la pantalla grande una historia real, una que contribuyó a la lucha por los derechos civiles en el vecino país de norte y que, en la actualidad son el centro del acontecer en gran parte del mundo: "El Matrimonio: Loving".


Inspirada en hechos reales y ambientada a finales de la década de 1950 y durante la de los 60, el filme narra el camino que deberán recorrer Richard (Joel Edgerton) y Mildred Loving (Ruth Negga); un joven matrimonio que desafió las normas morales de su época por ser una pareja interracial en Virginia, estado en el cual esto era ilegal. Richard y Mildred lucharán contra la corriente para que su familia pueda estar tranquila y su unión no sea vista como un crimen. 

En el apartado actoral, la producción ofrece a un elenco de primera clase, Edgerton (El Gran Gatsby) y Negga (Guerra Mundial Z), dan forma a una pareja que se percibe natural, que madura a lo largo de la cinta y que se aleja por un instante del estereotipo amoroso, es decir: con altas y bajas. Mientras que Marton Csokas (xXx), quien da vida al Sheriff Brooks, y David Jensen (El Curioso Caso de Benjamin Button), interprete del Juez Bazile; entregan a individuos retrogradas y convincentes al grado de causar desprecio por parte del espectador.

A los mencionados se les unen Nick Kroll (Sing ¡Ven y Canta!), quien interpreta a Bernie Cohen, Jon Bass (Baywatch),que da vida a Phil Hirschkop, y Michael Shannon (El Hombre de Acero) en el papel del reportero de Life Grey Villet; estos tres actores serán quienes ofrezcan un contrapeso sutil a la hoy sentenciada, pues servirán como el enlace entre los personajes principales y su momento histórico.


Visualmente, "El Matrimonio: Loving" tiene una fotografía impecable, el juego de colores y sus tonalidades no sólo llevan al cinéfilo a la época en la que la hoy sentenciada se ambienta, sino que aporta de forma interesante elementos que ayudan a reforzar los sentimientos que los protagonistas experimentan, así mismo, con sutiles cambios en locaciones, poco a poco se entrelaza una historia bien estructurada.

No obstante, la dirección y guión de Jeff Nichols (El niño y el fugitivo), a pesar de ser buena peca en un aspecto curioso; y es que la producción cuenta con un ritmo regular, con momentos que levantan la tensión a cuentagotas. Esto no debe tomarse a mal, al contrario, de este modo, el realizador no explota de más los eventos en los cuales se inspira su proyecto y brinda un drama sincero y aterrizado.

Esto último puede ser un aspecto que desagrade a aquellos que buscan una producción con subidas y bajadas en emociones y podrían percibirla como un tanto lenta y monótona, sin embargo es la propia realidad de los hechos que narra lo que destaca y atrapará a los espectadores con un argumento profundo y sólido.


En conclusión "El Matrimonio: Loving" es una propuesta interesante que invita a reflexionar ante los acontecimientos en los que el mundo se encuentra, en un época en la que los problemas raciales, culturales, de género e ideológicos están más vivos que nunca, la hoy sentenciada es una excelente opción para echar una mirada al pasado y preguntarse en qué momento se desvirtuaron los movimientos sociales que presagiaron un futuro más incluyente. 

Visiten la Cineteca Nacional, recinto que la exhibirá en exclusiva.
Con la tecnología de Blogger.