Crítica: "Vivir de Noche". Ben Affleck juega al mafioso


Título: Vivir de Noche.
Título Original: Live By Night.
Reparto: Ben Affleck, Zoe Saldana, Chris Cooper, Ellen Fanning, Sienna Miller, Brendan Glesson, Chris Messina, Robert Glenister.
Director: Ben Affleck.
Calificación: 3.5/5 Estrellas.

Por décadas el séptimo arte ha visto en el mundo del hampa un conjunto de historias que valen la pena ser contadas, lo que comenzaría como cintas en las que los miembros de la Mafia, principalmente la italiana, eran retratados a modo de simples criminales sin escrúpulos poco a poco se convirtieron en dramas con personajes ambiguos, claroscuros en los cuales no había "buenos" ni "malos". En gran medida esto se debe a producciones como "El Padrino", clásico del género que hasta la fecha es una de las obras cumbres del cine; sin embargo proyectos como "Scarface", "Erase una vez en América" y "Buenos Muchachos" se han encargado de actualizar a los gángsters de acuerdo al contexto social de la época.

La temática anterior no es ajena para Ben Affleck (Argo), quien dirige, escribe y protagoniza la hoy sentenciada, un filme que, curiosamente, busca mantener la esencia de aquellos clásicos mencionados en un thriller dramático ambientado en la era de la prohibición en Estados Unidos: "Vivir de Noche".


Inspirada en la novela homónima de 2012, escrita por Dennis Lehane, mente detrás de "Río Místico"; se presenta la historia de Joe Coughlin  (Affleck), un veterano de la Gran Guerra e hijo del capitán de policía de Boston, Thomas Coughlin (Brendan Glesson), quien poco a poco se forma una carrera como delincuente, hasta que se enamora de Emma Gould (Sienna Miller), la amante del jefe de la Mafia irlandesa: Albert White (Robert Glenister). A partir de ese momento, las cosas para Joe se complicarán a tal grado que terminará en Tampa, donde con ayuda de su amigo, Dion Bartolo (Chris Messina), entrará de lleno al tráfico de alcohol y conocerá a Graciela (Zoe Saldana), una mujer que cambiará su vida.

De primera mano se puede notar el gran nivel actoral que acompaña al director ganador del Oscar, figuras como Ellen Fanning (Súper 8) y Chris Cooper (El Patriota), forman parte del elenco que entrega actuaciones destacables cuando están en cámara pero que se pierden dentro del argumento principal de la cinta.


En lo que se refiere a la participación de Affleck, vale la pena señalar que entrega una de sus actuaciones más agradables pero es difícil empatizar completamente con él, su relación con sus co-protagonistas femeninas, en especial con Saldana (Guardianes de la Galaxia) y Miller (G.I. Joe: El origen de Cobra), es de lo más interesante pues con cada una de ellas forma una química única y orgánica, que se ve beneficiada por la intervención del resto de personajes; sin embargo, por sí sólo, el actor tarda en sentirse natural con el papel.

Ahora, en el apartado visual, la hoy sentenciada logra trasladar al espectador a la primera mitad del siglo XX, el vestuario, locaciones y escenografía convencen de inmediato que se está ante una producción de época, no obstante las palmas son para las tomas panorámicas y secuencias de acción, mismas que juegan con ángulos en los que cada instante de lo que sucede no pasa por alto.

A pesar de ello, "Vivir de Noche" tiene un enorme problema: el tratamiento de la historia. Si bien Ben Affleck logra hilar una trama compleja y llena de momentos en los que existe una clara crítica a la sociedad, especialmente en términos raciales, ésta se nota delimitada en dos décadas que se diluyen entre sí sin que exista un buen desarrollo de los personajes, los cuales parecen no evolucionar a lo largo de la trama, con contadas excepciones.


A lo anterior se puede agregar el manejo de subtramas que se entrecortan y no despegan por completo, a pesar de que ofrecen giros interesantes en la cinta. No obstante, también es preciso apuntar que la dirección atina en tomarse su tiempo para dar por sentados diversos elementos importantes para la hoy sentenciada, además de condensar bien y no exagerar en las secuencias de disparos y persecuciones que son bien recibidas para levantar el ritmo de la película.

En conclusión, "Vivir de Noche", a pesar de sus tropiezos, se aleja de la clásica formula de contar un drama de gángsters visto desde los ojos de la Cosa Nostra y se arroja de lleno con una cinta que aborda diversos aristas culturales del siglo pasado. Se aplaude la propuesta de Ben Affleck aunque, en su intento de querer contar mucho, termina por palidecer ante la buena dosis de violencia que el género requiere y su apartado visual, el cual es exquisito. Vale la pena considerarla como una de las mejores opciones para iniciar este 2017 pero sin tanto alboroto.
Con la tecnología de Blogger.