Ryan Reynolds, Deadpool y de la salida de Tim Miller de la secuela


El actor y productor, conversó sobre el camino que ha recorrido el personaje en la pantalla grande y sobre la salida de Tim Miller como director de la segunda parte.

Semanas atrás, se dio a conocer que Tim Miller (Duelo de Caballeros) había abandonado la producción de "Deadpool 2" debido a diferencias creativas con 20th Century Fox. Lo que parece ser una epidemia en Hollywood cobró con el cineasta gran relevancia pues todo parecía indicar que su relación con el resto de la producción de la anticipada secuela iba viento en popa, no obstante y como en la mayoría de estos casos, la controversia no se hizo esperar y de inmediato se había dicho que la ruptura se había dado por problemas con el protagonista de la franquicia, Ryan Reynolds (Las Voces). Después de algún tiempo, el también interprete de la fallida "Linterna Verde" ha roto el silencio para abordar el tema.

En una entrevista exclusiva con la revista GQ, el actor y productor canadiense habló sobre la segunda parte de la cinta original, misma que quiso realizar desde hace once años y de cómo fue gracias a la llegada de "X-Men: La Batalla Final" que la oportunidad para llevar al mercenario de Marvel Comics a la pantalla grande se presentó pero de la manera que deseaba:

" Fue durante la huelga de escritores, así que todos mis diálogos en 'X-Men Origins: Wolverine' los escribí yo, quiero decir, en el set las direcciones sólo eran: 'Deadpool aparece, habla muy rápido y hace muchos chistes'. Al principio, esa película estaba muy cerca de lo que el Deadpool de Wade Wilson, estábamos en el estadio con éste sujeto. Pero se alejó por completo de todo canon y razón, y acabó siendo esta abominación de Deadpool que se parecía a Barakapool, con su boca cosida y las raras cuchillas saliendo de sus manos y esos tatuajes extraños y cosas así."


A lo que añadió:

"Si miras la película, en realidad sólo salgo muy poco y otro actor, un increíble doble de acción, está haciendo todo el trabajo. En aquella entonces la situación fue: 'Si quieres interpretar a Deadpool, ésta es tu oportunidad para presentarlo. Y si no quieres hacerlo de esta manera, buscaremos a alguien más para el papel".

Las palabras de Reynolds son bastante interesantes, es bien conocido el desprestigio que tuvo la versión del personaje en la primer cinta individual de Wolverine (Hugh Jackman), algo que el actor comparte y que recalcó con una broma en el filme de este año, además del chiste que hace al compararlo con Baraka, personaje de "Mortal Kombat".

No obstante, lo más destacable es el hecho de que se le haya condicionado su participación en el proyecto para que pudiera interpretar Deadpool, algo que sólo se vio empeorado por la filtración de la película antes de su estreno oficial:

"La película se filtró a la red un mes y medio antes de su supuesto estreno y todos los que la vieron quedaron molestos por Deadpool. Estaba en México con unos amigos y recibí una llamada del presidente del estudio, quien me dijo: 'Debes tomar un avión ahora mismo. Necesitamos filmar otra vez el final de la cinta'. Fui un verdadero zoquete porque estaba molesto y le dije: 'Se los dije' seguía muy enojado porque recuerdo que le respondí: 'Saben que hay más fanáticos de Deadpool de los que han notado y no van a estar contentos con esto' y la respuesta fue una razón plausible, la cual fue: 'No tenemos tiempo suficiente para hacer a un traje que se parezca al del cómic y sea adecuado para Deapool, así que haremos esto', a lo que dije: 'Entonces no lo hagan en absoluto'"


Reynolds dio más detalles sobre como la adaptación que él quería hacer de Deadpool se retrasó más a causa de su participación como Hal Jordan en "Linterna Verde" y de cómo la relación con 20th Century Fox casi llega a su fin cuando le dijeron que no podrían darle luz verde al proyecto en aquella entonces. Además de ello,también abordó las dificultades que tuvo la producción debido a varios rechazos que sufrieron los borradores que habían presentado:

"Hicimos cada interpretación de ese guión, pudimos haber llegado con algo que los complaciera y les permitiera hacer una película que se viera, vagamente, como lo que queríamos hacer en realidad. Y al final pudimos hacer la película exactamente cómo queríamos. Hubo borradores del guión enmascaradas y fue cuando pensamos: 'Bien, si nos dejan hacer esto, en realidad filmaremos esto otro y ojalá no se den cuenta' y cuando el test footage se filtró en Internet se creó una especie de soporte, el cual fue una herramienta invaluable para que pudiéramos hacer la película. El estudio respondió a eso diciéndonos: 'Bien, aquí está la mínima cantidad de dinero que consideramos darles para el personaje. Hagan su película, váyanse a la mierda y déjenos saber cuando esté lista.'"

Sobre lo anterior, el actor dejó en claro que gran parte del éxito de "Deadpool" fue gracias al empeño y compromiso que los involucrados pusieron al realizarla, que el trabajo en equipo fue lo que ocasionó que el resultado fuese el deseado y que ello hizo que la producción tuviera el éxito conseguido en su estreno, a pesar de los obstáculos por los que tuvo que pasar. Y parte importante de todo esto fue el propio Tim Miller, quien es responsable de haber filtrado el vídeo de prueba en el 2014 para que el estudio accediera, a regañadientes, a aprobar el proyecto. 


Finalmente, y sin la menor intención de avivar las llamas de los rumores y controversias, Ryan Reynolds abordó la salida del director de la secuela, una que, como se mencionó, ha sido fuertemente relacionada con problemas entre él y el cineasta respecto al elenco y sólo dijo:

"Todo lo que, en verdad, puedo añadir es que me entristece que él [Miller] no esté en la película. Tim es brillante y nadie trabajó tan duro cómo él en 'Deadpool'"

Aunque es de esperarse que cualquier tipo de drama se reserve para los involucrados, se puede apreciar el profesionalismo del actor, quien atinó al señalar el aspecto positivo de la relación que tuvo con el director que ahora se ha embarcado en la producción de "Sonic the Hedgehog", algo que es de sumo cuidado pues Reynolds se ha convertido en el responsable a nivel creativo de las producciones del mercenario con traje rojo (el color para que los malos no noten la sangre).

De momento, "Deadpool 2" continúa en búsqueda de un director, siendo David Leitch (John Wick) el favorito de muchos para tomar las riendas del proyecto, y su filmación, misma que había sido programada para comenzar en marzo del 2017, ha sido retrasada indefinidamente, por lo que podría pasar más tiempo del deseado antes de ver al buen Wade Wilson romper la cuarta pared, una vez más.



Con la tecnología de Blogger.