El rugido del rey: primera imagen oficial de Kong en "Kong: Skull Island"

A meses de su estreno, se ha revelado la apariencia del poderoso simio en su regreso a la pantalla grande.

El rey de los monstruos ha vuelto, la octava maravilla del mundo, como muchos le conocen, cimbrará la pantalla grande después de once años de haberse lucido por última vez en la producción de Peter Jackson (El Señor de los Anillos) gracias al trabajo de Andy Serkis (El Planeta de los Simios: Confrontación) para darle vida. Ahora y mientras los fanáticos esperan la llegada de un nuevo avance, la producción de "Kong: Skull Island" ha lanzado el primer vistazo oficial del poderoso Kong.

La imagen fue presentada en exclusiva por Entertainment Weekly, revista que muestra al famoso gorila lanzando un poderoso rugido, las comparaciones con su anterior representación en "King Kong", no se han hecho esperar y mientras la criatura a la que el ya mencionado Serkis dio vida tenía un pelaje completamente oscuro y una apariencia más robusta, el de la nueva entrega tiene una similitud tremenda con el primer primate que debutó en 1933.

Además de la fotografía oficial del filme, EW habló con Jordan Vogt-Roberts (Los Reyes del Verano), director del proyecto, quien habló sobre por que la criatura tiene  un parecido con la vista en la cinta de hace 83 años:

"Obviamente hubo muchas versiones diferentes, en el pasado, de Kong y el nuestro necesitaba sentirse único. Tuve el mandato de que quería a un niño capaz de garabatearlo en la parte trasera de su tarea y que sus formas fuesen simples y los suficientemente icónicas, como si un niño de tercer grado pudiera dibujarlo y pudieras saber qué es. Gran parte de lo que quería con nuestro Kong era que diera la impresión de que era un dios solitario, que era una figura malhumorada, rondando por su isla."


A lo que añadió:

"De algún modo volvimos a la versión de 1933 en el sentido de que era una criatura bípeda que camina erguido, a diferencia de la figura antropomórfica y anatómicamente correcta de un gorila lomo plateado que camina en sus cuatro extremidades. Nuestro Kong tenía la intención de decir que no es sólo un enorme gorila o mono. Sino que es algo único en su especie. Que tiene sus propias reglas para que pudiésemos hacer lo que quisiéramos y, en realidad, lo que deseamos era hacer un homenaje a lo que vino antes...y aún así, hacer algo completamente diferente."

Con lo anterior, el cineasta puede referirse al tamaño que tendrá el monstruo dentro de la historia, pues como se sabe, éste medirá 15 metros a diferencia del hecho por Serkis que sólo tenía 7 metros de altura, mientras que el de la producción original oscilaba entre estas medidas de acuerdo a la escena. Además de ello Vogt-Roberts, abordó el color del pelaje de su simio, uno que también se inspiro en el filme de la década de los 30 y con el que comparte un color rojizo en algunas partes, frente al tono negro y gris que tuvo durante sus últimas encarnaciones:

"Hay conexiones sutiles. El filme de 1933 era en blanco y negro, así que es, realmente, fácil asumir que el pelaje del mono es negro, pero en realidad hay un montón de foros, cosas que lees, arte y pósters reales en los que el pelaje de Kong se difumina a un tono más rojizo, así que lo que hicimos fue empujar más su pelaje a un color café que se opusiera al negro tradicional. En realidad intenta crear esta sensación, cuando estos humanos alcen la cabeza y lo miren, para que tengan una respuesta visceral y se digan: 'Eso es un Dios, estoy mirando a un Dios'"



Además de ello, el director también abordó parte del peso que tendrá el primate en la trama de la cinta y  aseguro que éste podría hacer su aparición en los primeros momentos del filme, a diferencia de otros proyectos en los que el monstruo aparece durante el final del segundo acto y la mayor parte de la historia permanece oculto o apenas visible, esto para darle más personalidad e identidad a la producción:

"También estamos, fundamentalmente, jugando un juego distinto al que Gareth Edwards (Rogue One: Una Historia de Star Wars) jugó con 'Godzilla' y el que muchas películas de monstruos también juegan, me ha cansado la noción de que en una película de monstruos necesitas esperar una hora o 40 minutos para que la criatura aparezca. Tradicionalmente, Kong no aparece en pantalla sino hasta mucho, mucho tiempo después, así que muchas de estas cintas tiende a tener una estructura pausada. Hay algo en esta película que me hizo rechazar esto para jugar un juego muy diferente."

Esto también resulta ser interesante, parte del atractivo en las producciones, que menciona el cineasta, recae en ver poco del monstruo hasta el tercer acto, un ejemplo de esto puede ser "Cloverfield: Monstruo", en la que el suspenso e incertidumbre por saber qué atacaba Nueva York generó tensión entre los espectadores y ayudó a la forma en la que la historia se narró. Aunque también es de resaltar que dicha forma de actuar no siempre funciona y es algo que también expresó al mencionar la versión de "Godzilla" del 2014, la cual, curiosamente, será la que enfrente su Kong en el 2020 en el crossover que Warner Bros. prepara.


Así que, todo indica que "Kong: Skull Island" cambiará la manera en la que las películas de monstruos son hechas y será una bocanada de aire fresco para la franquicia que los cinéfilos esperan cumpla con las expectativas y le regrese el trono al poderoso animal que deslumbró al mundo décadas atrás.

El filme aterrizará el 10 de marzo del 2017 y contará con la participación de Tom Hiddleston (Thor) como el Capitán James Conrad, Brie Larson (La Habitación) como Weaver, Samuel L. Jackson (Tiempos Violentos) como el Teniente Coronel Packard, John Goodman (Avenida Cloverfield 10) como Bill Randa y John C. Reilley (Ralph: El Demoledor).


Con la tecnología de Blogger.