Crítica: "Sully: Hazaña en el Hudson". Clint Eastwood vuela alto


Título: Sully: Hazaña en el Hudson.
Título Original: Sully.
Reparto: Tom Hanks , Aaron Eckhart, Laura Linney, Anna Gunn, Mike O'Mally, Valerie Mahaffey, Delphi Harrington, Jamey Sheridan.
Director: Clint Eastwood.
Calificación: 4.5/5 Estrellas.

Las producciones basadas en hechos reales siempre juegan con sus elementos para hacerla más atractiva y que el público se identifique mejor con sus personajes, con sutiles o sustanciales cambios en algunos acontecimientos, este tipo de películas se han caracterizado por un aspecto en común: tirar hacia polos opuestos. Los cinéfilos las aman u odian dependiendo del modo en el que los cineastas las abordan, ya sea para generar controversia o simplemente para poder contar una historia que supere la hora y media de duración.

Ejemplos sobre ello hay muchos, desde la inexacta pero entretenida "La Red Social" hasta la aclamada "Buenos Muchachos", y es que las cintas que toman personas y acontecimientos que ocurrieron fuera de la pantalla suelen estar también inspiradas en libros que decidieron aproximarse a tales eventos y en la historia reciente hay varios temas que se pueden exprimir para fines taquilleros. Usualmente enfocados en intrigas personales o puntos de vista que pocos podrían sentir como ordinarios, en los últimos años las producciones de este estilo ofrecen tramas en las que la desesperación o incertidumbre son partes importantes de su desarrollo, sin embargo, la hoy sentenciada ofrece una perspectiva diferente a tales características.

El 2009 apenas comenzaba y el 15 de enero era una mañana fría en Nueva York, lo que parecería ser un día normal para el veterano piloto de US Airways, Chelsey "Sully" Sullenberger, y su primer oficial Jeff Skiles, se convirtió en una pesadilla cuando su vuelo el 1549 chocó con una parvada de aves momentos después de despegar y perdió ambos motores. lo que parecería ser un desastre terminó por ser un milagro ya que ambos hombres lograron llevar el avión a salvo hasta el río Hudson, donde acuatizó, algo que salvo a todos los pasajeros y tripulantes, 155 en total.


Lo anterior es tomado por Clint Eastwood (Gran Torino), quien regresa a la silla de director para contar lo que ocurrió después del incidente: la investigación para saber si Sully y Skiles pudieron hacer algo distinto y es que "Sully: Hazaña en el Hudson" gira entorno a la gran incógnita: ¿En verdad el vuelo estaba perdido o pudo regresar sin dificultades a LaGuardia, aeropuerto del que partió?

De manera interesante y envolvente, el cineasta, presenta la encrucijada que Sullenberger, quien es interpretado por un convincente y sorprendente Tom Hanks (Forrest Gump), vivió ante la investigación que condujo la Junta de Seguridad de Transporte Nacional (NTBS por sus siglas en inglés), la cual aseguraba que el piloto tenía oportunidad de regresar a LaGuardia sin problemas después del choque.

El actor conocido por filmes como "Puente de Espías" da una interpretación sólida y natural que logra empatizar con la audiencia y se convierte en una de las mejores que ha dado, gracias al empeño que pone para desarrollar su papel, por su parte Aaron Eckhart (Batma: El Caballero Oscuro) como Skiles,  brinda una actuación que se lleva la película en varios momentos y que ofrece un balance entre la participación de Hanks y el resto del elenco compuesto por Anna Gunn (Breaking Bad), Mike O'Mally (Glee) y Laura Linney (El Exorcismo de Emily Rose), quienes atinan en dar forma a personajes ambiguos que ven el incidente desde fuera y se alejan por completo de los roles de villanos y secundarios habituales que aportan poco a la trama.


Visualmente la hoy sentenciada es sorprendente, la fotografía logra atrapar al espectador con un juego de cámaras que se concentra en el desarrollo de Sully a lo largo del filme, gracias a acercamientos y ángulos para crear tensión en momentos necesarios, así mismo, la producción luce espectacular en las escenas en las que el avión toma protagonismo. Las tomas de Nueva York vista desde los cielos crean una atmósfera de adrenalina y vértigo que le dan más profundidad a la trama.

En lo que concierne al trabajo de Eastwood, basta decir que ofrece una de sus mejores películas, con un guión escrito por Todd Komarnick (Seduciendo a un extraño) y que se inspiró en la novela "Highest Duty" de Jeffrey Zaslow, el director logra contar una trama en la que no hay personajes exagerados o sobre-explotados, los mantiene realistas y con una progresión natural y fluida que no da lugar a momentos forzados o fuera de lugar.

Además de ello y a través de flashbacks, "Sully: Hazaña en el Hudson" permite sumergirse en el dramatismo que la cinta ofrece sin la necesidad de caer en contradicciones o agobiar al espectador, algo que también sorprenderá al poner parte de la historia dentro de la cabina de la nave y brindar una perspectiva en primera persona que alimentará la angustia.


Buscar algún defecto en la hoy sentenciada podría ser algo complicado, como se ha dicho, Clint Eastwood ofrece uno de sus mejores trabajos detrás de las cámaras, pues se toma el tiempo necesario sin alargar momentos o abordar subtramas que no tienen cabida debido al peso de la historia principal.

A pesar de ello, en algunas ocasiones se pierde el ritmo en puntos álgidos de la trama, en los cuales el personaje de Hanks se cuestiona su decisión, algo que abrirá la duda de saber si, en efecto, el verdadero Sully se sintió igual, no obstante esto se justifica para los fines dramáticos que se señalaron en un principio.

En conclusión, "Sully: Hazaña en el Hudson" es una cinta biográfica interesante y complaciente, un ejercicio bien aterrizado de un evento que cautivó al mundo siete años atrás y que no se regocija en el posible fatalismo de una investigación burocrática. Con personajes realistas, mismos que no caen en el error de ser unidimensionales y con toques de humor que alivian la tensión cuando es necesario.


Eastwood entrega una producción convincente e inspiradora que dejará con buen sabor de boca a sus seguidores y a los cinéfilos que gustan de este tipo de filmes, además de demostrar un domino excelente en el manejo de cámaras y técnicas de narración con una trama que progresa con naturalidad y no se pierde con aspectos redundantes que podrían funcionar en otros géneros pero que en éste se sentirían innecesarios.

Con la tecnología de Blogger.