Crítica: "Jack Reacher: Sin Regreso". Mucha acción, poca emoción


Título: Jack Reacher: Sin Regreso.
Título Original: Jack Reacher: Never Go Back.
Reparto: Tom Cruise, Cobie Smulders,  Danika Yarosh,  Holt McCallany, Aldis Hodge, Patrick Heusiger, Madalyn Horcher.
Director: Edward Zwick.
Calificación: 3/5 Estrellas.

Acción, acción y más acción ¿Algún día la gente se cansará de este género? La verdad...no, y es que las producciones plagadas de combates mano a mano, disparos y explosiones tienen un efecto curioso en los espectadores, algo que hace que por poco más de dos horas afloren sus impulsos por buscar una aventura y enfrentar a los llamados "tipos malos".

La gran cuestión sería preguntarse si los proyectos de este estilo se han vuelto repetitivos y predecibles, durante la década de los 80, las marquesinas se llenaron con filmes en los que los protagonistas eran el epitome del estereotipo norteamericano, una suerte de súper soldados repletos de testosterona que acaban con los villanos en turno (llámense rusos o musulmanes)

Ahora y en pleno siglo XXI, los buenos y malos se han convertido en figuras ambiguas, los héroes y malos son forasteros que, por una y mil razones más, se ven alejados del clásico sistema de leyes que alguna vez defendieron y que ahora buscarán destruir o salvar por las razones menos imaginadas. Esto es algo que el escritor Lee Child, creador de una serie de libros en los que su protagonista, Jack Reacher, tiene aventuras cargadas de adrenalina.


La obra del autor inglés llegó por primera vez a la pantalla grande en el 2012 con una buena recepción en taquilla y entre los cinéfilos, hoy, cuatro años después, vuelve a las marquesinas con "Jack Reacher: Sin Regreso". Con una premisa interesante, en la cual Jack, el ex-policía militar interpretado nuevamente por Tom Cruise (Misión Imposible), deberá resolver el misterio que rodea al arresto de la Mayor Susan Turner, personaje de Cobie Smulders (How I Met Your Mother), sólo para descubrir una conspiración a gran escala que lo llevará a enfrentarse a nuevos enemigos y amenazas implacables.

Como todo buen filme de acción, las actuaciones de los involucrados se polarizan y tiran en direcciones opuestas: o son exageradas o terminan por desaparecer, sin embargo, la hoy sentenciada sabe jugar con ello y aprovecha a sus dos estelares para sostener el ritmo y desarrollo de la trama. Con un Cruise que convence y una Smulders que logra hacer una química funcional con el popular actor.

A pesar de ello, el papel de Reacher se siente plano, el estadounidense conocido por dar vida a Ethan Hunt, parece repetir el mismo personaje que ha hecho durante casi treinta años: temerario, antisocial y experto en todo tipo de armas, termina por verse como si estuviera de nuevo en una "Misión Imposible", mientras que Smulders ofrece una interpretación similar a la hecha en "Avengers", algo que parece irle como anillo al dedo pues, a pesar de ser unidimensional, atina en generar empatía con el espectador y entrega a una Mayor Turner fuerte y determinada cuyo desarrollo es creíble.


Los ya mencionados son acompañados por Danika Yarosh (La Ley y El Orden: UVE) como Samantha, una joven que termina enredada en la cruzada de Reacher y que servirá para mantener unidos a éste y a Turner, Holt McCallany (El Club de la Pelea) como el Coronel Morgan, Aldis Hodge (Duro de Matar: Un buen día para morir) como Espin y Patrick Heusiger (Castle) como El Cazador, un mercenario que perseguirá a los héroes de la cinta.

En conjunto, los personajes secundarios son los que menor peso tienen, algo que resulta ser una pena ya que muchos de ellos son los antagonistas de la hoy sentenciada y se notan planos, desdibujados, para encarnar a "malos malos" que, conforme avanza la historia, palidecen más.

Lo anterior da pie a un aspecto interesante de "Jack Reacher: Sin Regreso": el guión. Escrito por Richard Wenk (Los Indestructibles 2) y Edward Zwick (El Último Samurai), debido a que ofrece todo lo que una cinta de acción promete: disparos, peleas y persecuciones para aderezar la trama. Sin embargo, la dosis de drama desemboca en una subtrama que apenas es tocada por encima para darle más peso al personaje de Cruise pero que aporta a la película un comodín que sirve para generar tensión, mientras que la historia principal se mantiene fresca y repleta de momentos que mantendrán al espectador en su asiento por ansias de saber qué ocurrirá después.


La dirección del propio Zwick, es el talón de Aquiles del filme, a pesar de su experiencia en producciones como "Diamante de Sangre", en la que el desenvolvimiento de los personajes y trama eran excelentes, en la hoy sentenciada se puede apreciar un ritmo disparejo, con altas y bajas en las que éstas últimas se presentan en escenas que vuelven flojo al argumento y que chocan con los momentos vertiginosos de éste.

No obstante las estrepitosas secuencias de disparos y peleas, el plato fuerte del proyecto, son logradas con maestría gracias a coreografías bien estructuradas y que permiten ver cada detalle de los enfrentamientos sin confundir al ojo, con ángulos en los que la cámara no busca marear en pos de los estruendoso y planos abiertos que son acompañados por sorprendentes explosiones y efectos de sonido que ayudan a sumergirse de lleno en la cinta.


En conclusión, "Jack Reacher. Sin Regreso" es una película de acción que cumple su propósito: entretener. Aunque la originalidad que tuvo su primera entrega se pierde, ofrece una historia sencilla pero con giros interesantes que le dan cohesión de principio a fin, a pesar de que los personajes no despegan por completo y que los villanos terminan por ser desechables, cuenta con excelentes montajes de disparos y peleas, mismos que son aderezados por toques de humor sutiles, bien justificados y que brindará casi dos horas de diversión.

.
Con la tecnología de Blogger.