Robert Englund tiene nuevas ideas para el reboot de "Pesadilla en la Calle del Infierno"


El actor conocido por ser el rostro de uno de los villanos más famosos del cine de horror dio una idea interesante para el reinicio de la saga.

El horror, ese género que en con los años evoluciona a la par que el cine, sin embargo muchos dirían que está en una crisis creativa y es que son pocos los ejemplos que han sorprendido y asustado a la audiencia a tal grado de quedarse en sus mentes por mucho tiempo, ahora en pleno apogeo de secuelas, reboots y remakes, el mundo de los sustos también ha volteado la mirada para abordar de lleno esa manera de hacer películas y traer de vuelta un subgénero que cautivó en las últimas décadas del siglo pasado y que ocasionó pesadillas por montones, el slasher y quien mejor que Freddy Krueger, Robert Englund (Pesadilla en la Calle del Infierno), para dar ideas que revivan una de las mejores sagas de terror de todos los tiempos, la suya.

No es de extrañarse que el simpático y terrible personaje de suéter a rayas merezca una re-interpretación, después de todo, la última vez que se le vio en la pantalla grande fue en el reboot de 2010 que poco gustó y que fue una verdadera pesadilla para los amantes de Freddy, sin embargo vale la pena recordar que antes de eso, los malos sueños, el temor de ser asesinado en el momento más vulnerable de la vida cotidiana, ya no aterraba, pues, secuela tras secuela, el infame villano  cayó en un dilema creativo, sí, sus métodos para asesinar eran más ingeniosos pero a la gente ya no le daba pavor verlo acercarse. 


Por ello y ante el inminente renacimiento de la franquicia, el actor que le dio vida ha expresado que, quizás, ya es tiempo para que Freddy no tenga una apariencia definida sino muchas, cada una amoldada al imaginario de sus víctimas para que sea visto de diversas maneras cuando salga a asesinar. Lo anterior lo compartió en una entrevista con Florida Today, en la cual dijo que una excelente idea sería la de hacer una secuela en la que los protagonistas fueran los hijos de aquellos que pudieron eludir su característico guante con garras y señaló:

"Los niños que crecieron escuchando historias sobre este Freddy Krueger y sobre las atroces cosas que hizo lo verían de su propia manera, y esa es la versión que los comienza a acechar. Algunos lo verían gordo, otros podrían verlo alto y delgado, algunos con un diferente sombrero o suéter. Podría tener distintos guantes."

A lo que añadió:

"Incluso podría tener un guante con pequeñas navajas, como una referencia a la primera cinta. Sería interesante ver distintas interpretaciones de él, basadas en la visión de lo que cada niño cree que Freddy es. Después de todo, el subconsciente de cada persona lo vería de una manera distinta."


Las palabras de Englund son interesantes, a final de cuentas, tiene razón, la mente de cada persona difiere de las demás y sus miedos son distintos, así mismo, el que se pueda ver a distintas interpretaciones del aterrador personaje podría ser algo que los puristas vean con recelo, no obstante cabe aclarar que una re-imaginación de él podría significar un segundo aire y varios sustos garantizados para una nueva generación de espectadores a los que es difícil aterrar sin tener que recurrir a los populares scare jumps o screamers, mismos que ya se sienten cansados.

El reboot de "Pesadilla en la Calle del Infierno" está en manos de David Leslie (El Conjuro 2), quien ya trabaja en un guión y no se sabe si el Freddy original también estará presente en el proyecto que se mantiene sin una fecha confirmada.
Con la tecnología de Blogger.