No, Daniel Craig no volverá como James Bond.

El rumor que aseguraba que el estudio ofreció 150 millones de dólares al actor para quedarse en la franquicia terminó por ser completamente falso y era una mera estrategia de un portal para llamar la atención.  

Bond, James Bond, el elegante espía inglés que ha sido parte de la cultura occidental por más de cincuenta años y que representa al macho bebedor y mujeriego que, además de la aprobación social, es un experto en detener a los que desean destruir el mundo, un papel difícil de asumir cuando ha llevado el rostro de diversos actores, algunos lo han marcado para bien como el primero de ellos,Sean Connery (007: Desde Rusia con Amor), y otros tantos, Pierce Brosnan (007: Otro Día para Morir) o George Lazenby (007: Al Servicio de su Majestad), lo han puesto en más peligros que el mismísimo Ernst Stavro Blofeld, por ello cuando se habla de tener a un nuevo agente del MI6 las alertas se encienden.

Y no es en vano, la actuación de Daniel Craig (La Brújula Dorada) en el reboot de la franquicia confirmó que MGM y Sony tenían en mente revivir al personaje, hacerlo atractivo para una audiencia nueva con un toque más agresivo y realista (sin tantos gadgets y más crudo) sin perder a los fanáticos de antaño. Sólido y convincente, el primer Bond rubio le dio un segundo aire a la saga  con "007: Casino Royale" y tras una olvidable y sosa secuela, volvió a la cima de historias sobre espionaje con la aclamada "007: Operación Skyfall", sólo para caer en opiniones encontradas con "007: SPECTRE".

Durante la promoción de ésta última, el actor británico dejó en claro que estaba cansado del personaje y que no deseaba volver a una nueva entrega del espía más famoso del mundo. A partir de entonces y de la mediocre recepción que tuvo la ya mencionada cinta (una con más guiños y referencias a las producciones de los 60) varios nombres de diversos candidatos para tomar el lugar de Craig comenzaron a surgir.


Desde las posibilidades de ver Idris Elba (Luther) como el primer Bond negro, pasando por uno joven en la piel de Jaime Bell (Billy Elliot) hasta la probabilidad de que sea ahora una mujer, con Gillian Anderson (Los Expedientes Secretos X), muchos actores han sido contemplados para el personaje y el más cercano a éste fue Tom Hiddleston (Thor).

Aunque éste último estuvo en pláticas para interpretar al 007, el actor confirmó que no participaría en la nueva entrega de la saga y la incertidumbre sobre quién se convertiría en el espía continúa. Ante esto, hace unos días el sitio Radar comenzó el rumor de que el estudio responsable había ofrecido más de ciento cincuenta  millones de dólares a Daniel Craig para que se quedará en la franquicia.

El rumor señalaba que después de haber rechazado noventa y nueve millones, el actor había tenido otro acercamiento para continuar como James Bond debido a que, según fuentes cercanas a la producción:

"El estudio está desesperado por asegurar los servicios del actor [Craig] mientras preparan una fase a largo plazo enfocada a un sucesor más joven."

Lo anterior parecía tener un sustento debido a que se había considerado a Craig para, al menos, otras dos cintas de "007" antes de que se diera por finalizado su contrato, algo que los mismos informantes parecen confirmar:

"Harán otras dos películas, virtual y preferiblemente con Daniel como 007 antes de que ceda la batuta a alguien más para una tercera cinta que marcaría el inicio de una nueva era."




Sin embargo, el señalado portal es conocido por sus encabezados llamativos y contar con fuentes poco confiables, algo que dejó en claro Drew McWeeny, crítico especializado, que conversó con HitFix sobre el rumor y detalló cómo las supuestas declaraciones carecen de sustento debido a la manera en la que los estudios trabajan:

"Es una tontería. Así no es cómo funciona. Radar sugiere que Sony tiene algo que ver con el futuro del personaje. Ni siquiera tienen los derechos para lanzar una cinta ¿Por qué le importaría lo que ocurra con tres o cuatro cintas en el camino? Dicen que es para asegurar los derechos y como Radar predice: 'Harán otras dos películas, virtual y preferiblemente con Daniel como 007 antes de que ceda la batuta a alguien más para una tercera cinta que marcaría el inicio de una nueva era'".

A lo que agregó:

"No, absolutamente no. [Los estudios] no hacen películas de Bond así, y como un todo, la industria parece querer respaldarse con la estrategia de una o dos secuelas a la vez. Sin importar de que franquicia hables, ese es un modelo difícil para que funcione y los realizadores de las cintas de Bond nunca han desarrollado más de una producción a la vez. Eso es todo lo que pueden hacer. Se enfocan en hacer cada producción de Bond de manera correcta, y luego toman un descanso para después reagruparse. Así funciona."




Con lo anterior se puede dejar en claro que los rumores y los medios, así como el alcohol y el volante, no se llevan bien, al menos cuando las fuentes que alegan tener información no cuentan con la credibilidad para sustentar los supuestos, después de todo se está en una época en la que el cine se ha visto inmerso en dimes y diretes relacionados a cada producción que se realiza, pero, la mayoría de veces, éstos son justificados y respaldados por más detalles fidedignos.

Esto ha de quedar como un ejemplo de que un rumor creado para llamar la atención puede ser malinterpretado y terminar por convertirse en una bomba informativa que puede llevar a conclusiones erradas, algo digno de una historia de James Bond en plena era de las filtraciones digitales.




Con la tecnología de Blogger.