Crítica: "No Respires". Seductor suspenso que te deja sin aliento


Título: No Respires
Título Oficial: Don't Breathe
Reparto: Stephen Lang, Jane Levy, Dylan Minnette, Daniel Zovatto, Katia Bokor, Sergej Onopko, Emma Bercovicci.
Director: Federico Álvarez
Calificación: 3.5/5 Estrellas.

El suspenso como género, se confunde continuamente con el horror por compartir un propósito en conjunto: mantener al espectador en continua incertidumbre; y aunque evidentemente uno ha ido influenciando al otro por exposición popular, el también denominado thriller ha evolucionado con clásicas y recordadas representaciones de directores como Alfred Hitchcock (Psicosis, La Ventana Indiscreta) o William Friedkin (The French Connection).

Teniendo esto en mente, la cinematografía contemporanea ha exhibido a través de los años diferentes propuestas cuyas historias se entrometen paulatinamente en la psicología de los ávidos cinéfilos, mostrando interesantes narrativas que unen el instinto de supervivencia con una motivación folclórica. Este es precisamente el caso de "No Respires", la nueva apuesta de Federico Álvarez (Evil Dead) que nos presenta la inquietante travesía de un grupo de ladrones cuya misión es robar la casa de un veterano de guerra ciego en Detroit. Aunque en primera instancia el asalto luce particularmente sencillo, el trío se verá envuelto en una carrera contra el tiempo pues el incauto defenderá con todas sus fuerzas el único recuerdo que le queda de su fallecida hija.

Este trío de ladrones no sabe lo que les espera en la casa del Sr. Ciego
La ventaja más evidente de esta producción es tal vez el juego constante entre el sentido de supervivencia más estricto de cada uno de los personajes, contrapunteándose con la ambición desmesurada por conseguir un objetivo, mismo que, a pesar sonar superficial (hacerse de más de trescientos mil dólares), tiene el peso suficiente para alterar sus decisiones. Con esto como fundamento, Rocky, Alex, Money y el mismísimo Sr. Ciego (denominado así a lo largo del metraje lo que vuelve su personaje aún más misterioso), están construidos bajo un hilo tramático muy interesante, aunque lamentablemente, son abordados de forma muy superficial.

Y es que, los motivos y justificaciones de cada personaje eran bastos (al menos la relación de Rocky y su hija, de Alex y su padre o del incauto con la mujer que atropelló a su pequeña), y la hoy sentenciada prefiere ignorarlos y presentarlos de manera muy superflua, en lugar de aprovecharse de todos estos hilos para crear cierta empatía (y por ende preocupación), lo que hace la historia mucho más líneal, directa, insustancial y menos arriesgada.

Jane Levy se corona como un interesante descubrimiento en el género
No obstante, "No Respires" cumple su cometido principal: entretener. Sí, vemos destellos interesantes de innovación que han venido ofreciendo el uruguayo Fede Álvarez y Sam Raimi como dupla; sin embargo, aún notamos este atascamiento de ideas en historias que por sí mismas, podrían resultar muy complacientes.

La hoy sentenciada a pesar de tener interesantes atmósferas de claustrofobia y desasociego (excelente fotografía por parte de Pedro Luque), se engalana por un diseño sonoro exquisito, donde además de melódicas piezas que acompañan cada situación de peligro (orquestadas magistralmente por Roque Baños), el film ofrece el más agradecido silencio para literalmente obligar al espectador a dejar de respirar.

Encaminándonos a un mes repleto de propuestas del horror, "No Respires" se vende a sí misma como "suspenso a la Hitchcock" o "La experiencia más terrorífica en años", lo que resulta ciertamente atrayente pero poco efectivo cuando presencías la ejecución. Un film decente, mesurado, superfluo y a veces inverosímil, que deja de lado el cliché para presentar una historia seductora donde el miedo y el instinto por sobrevivir son los dos factores principales.
Con la tecnología de Blogger.