[Especial]: Lo que pudo ser "Los 4 Fantásticos". Del papel a la pantalla se caen las ideas

Jeremy Slater, su guionista, habló sobre El Hombre Topo, Galactus, Silver Surfer y demás detalles que se quedaron en los borradores. 

Hace varios años, Marvel Studios buscaba recuperar los derechos de algunos de sus personajes que estaban en manos de 20th Century Fox, entre los que se encontraban "Daredevil" y "Los 4 Fantásticos", ambas franquicias ya contaban con cintas con medianos resultados en taquilla y con los fanáticos decepcionados por la manera en la que los personajes e historias habían sido retratados.

El estudio logró recuperar al Demonio de Hell's Kitchen pero la primera familia de Marvel Comics no. Fox había trazado un guión para un reboot después de "Los 4 Fantásticos y Silver Surfer" y tenían en la mira a Josh Trank, director que había sorprendido en 2012 con "Poder sin límites".

La elección del joven director dio esperanzas de ver una adaptación que los amantes de los impresos esperaban, sin embargo la historia fue distinta, desde la elección del elenco hasta la falta de funciones para la prensa a días de que la película se estrenara presagiaban una táctica arriesgada por parte del estudio y de la producción, misma que había tenido que regresar al set para realizar tomas nuevas en varias escenas.




El resultado visto en la pantalla grande habló por sí solo: una trama floja y con varios hoyos en ella, un tercer acto atropellado y un tratamiento sombrío que terminó por diezmar las esperanzas de una nueva franquicia y que lanzó a Trank fuera del mundo de la dirección. A esto es necesario agregar los problemas de éste último con el estudio, la prensa y el reparto que hicieron que el cineasta fuese despedido del segundo spin-off planeado de "Star Wars".

La historia pudo ser distinta pues Jeremy Slater, (El Exorcista), guionista del proyecto,  habló sobre lo que se tenía planeado para el regreso de "Los 4 Fantásticos" al cine. El escritor conversó con Screen Crush y reveló que los borradores de la cinta prometía algo distinto, relaciones mejor trazadas y cientos de guiños a los cómics que nunca llegaron al corte final del proyecto.

En la versión de Slater, Reed Richards (Miles Teller) se habría hecho amigo de un joven y dañado cientifico latveriano llamado Victor (Tobby Kebbell), quien lentamente convencería a Reed de manipular las reglas y así destruir su amistad con Ben Grimm (Jaime Bell), además de ello, los jóvenes harían un portal que los llevaría a la Zona Negativa, un claro homenaje a las plumas de Stan Lee y Jack Kirby (creadores del cómic), en lugar del llamado Planeta Cero que se vio en el filme y al cual viajan los protagonistas, a lo que Slater agregó:

"Ahí [en la Zona Negativa] habrían peleado contra Annihilus, una especie de Tiranosaurio Rex cibernético enojado. Annihilus aparece para matar a Victor, y el resto sería bombardeado con la radiación en su regreso a casa, obteniendo sus poderes. Después, Victor volvería de la Zona Negativa. 'habiendo matado a Annihilus y rehecho su barra de control en una especia de armadura viviente."




Lo anterior deja en claro que la visión que tenía el escritor para el filme distaba mucho de lo que Trank realizó, ya que Slater quería un proyecto lleno de humor, corazón y espectáculo, mientras que el director optó por algo más realista y oscuro como fuese posible, y las diferencias no se quedan ahí, debido a que había más material en la idea original y que el guionista describe a continuación:

"En adición a Annihilus y la Zona Negativa, teníamos al Doctor Doom declarándole la guerra al mundo civilizado, al Hombre Topo desatando a un monstruo, genéticamente modificado de 18 metros en el centro de Manhattan, a un comando en la Fundación Baxter, un final al estilo 'Salvando al Soldado Ryan' en el que nuestros héroes peleaban contra un ejército de Doombots en una Latveria destrozada por la guerra, y una escena post-créditos en la que se vería a Galactus y a Silver Surfer destruyendo un planeta entero. Teníamos monstruos y alienígenas, y al Fantastic-car, a un tierno robot esférico llamado H.E.R.B.I.E que era, básicamente, BB-8 (Star Wars: El Despertar de la Fuerza) antes de que BB-8 existiera. Y si piensas que todo eso era genial..bueno, sí, nosotros lo pensamos también. El problema fue que habría sido masivamente, masivamente caro."

A pesar de ello y de todos los cambios que se hicieron para el producto final, a la recepción en taquilla, crítica y audiencia, Slater comprende que la mayoría de lo que se quedó en el papel se debió a cuestiones de presupuesto y apuntó que no hay algún tipo de resentimientos para con Fox o Trank:

"¿Habrían gastado $300 millones de dólares en una película de 'Los 4 Fantásticos'? ¿Particularmente después de los dos filmes anteriores que dejaron un mal sabor de boca en las audiencias?...Es comprensible que todo involucrado hubiese tomado medidas para minimizar su riesgo tanto como fuese posible. Desafortunadamente, esos pasos probablemente comprometieron la cinta a su fatal destino."



Quizás, de haberse mantenido parte de las ideas que Slater propuso el reboot de "Los 4 Fantásticos" contaría un relato distinto al conocido pero esas probabilidades quedan sólo en la mente de los espectadores a quienes se les bombardeo con noticias desfavorables del proyecto antes de estrenarse. Saber si la culpa fue del estudio o de lo que Josh Trank decidió hacer también es algo que quedará en la incertidumbre y basta con recordar las declaraciones que hizo el director cuando la cinta se estrenó y en las que decía que tenía una película distinta antes de que tuvieran que regresar a grabar escenas y edición.

Escenas que, al igual que en "Suicide Squad" de Warner y DC Films, aparecieron en los avances pero no en el corte final de la cinta; cortes entre secuencias que se hicieron de último minuto y errores de edición y montaje que saltaban de la pantalla, como el cambio en el tono de cabello de Sue Storm (Kate Mara) reflejan que el regreso de Mr. Fantastic, La Mujer Invisible, La Antorcha Humana (Michael B. Jordan) y La Mole se hizo de forma apresurada para mantener la licencia de una franquicia que pudo tener un destino distinto si regresaba a Marvel Studios. 

Lamentablemente, para los fanáticos de sus aventuras, la editorial en la que nacieron los ha ido dejando de lado poco a poco y 20th Century Fox no quita el dedo del renglón respecto a una secuela, en la que el productor Simon Kinberg (X-Men) desea al elenco completo de vuelta; lo que podría hacer que los héroes terminen en el abismo del olvido por mucho tiempo o que resurgan de las cenizas, un arma de doble filo que más que esperanzas despierta temor e incertidumbre.


Con la tecnología de Blogger.