Crítica: "Escuadrón Suicida". Los villanos salvan el día de forma explosiva y asombrosa


Título: Escuadrón Suicida.
Título Original: Suicide Squad.
Reparto: Marggot Robbie, Will Smith, Jared Leto, Viola Davis, Jai Courtney,  Adewale Akinnouye-Agbaje, Cara Delevigne, Joel Kinnaman, Karen Fukuhara, Jay Hernández.
Director: David Ayer.
Calificación: 4.5/5 estrellas.

La era dorada de las películas de súperheroes está en su máximo esplendor, y para darse cuenta basta con notar la cantidad de producciones que se lanzan por año y la inversión que los estudios están poniendo en éstas, tan sólo en lo que va del año se han lanzado cuatro cintas basadas en los cómics de las dos editoriales más importantes del medio y aún falta "Doctor Strange: Hechicero Supremo" de la casa de Spider-Man. Sin embargo y cómo en toda época de esplendor de un género cinematográfico, las comparaciones entre Marvel Studios y DC Films no cesan y mientras la primera ha construido un universo cinematográfico por casi diez años, el universo de los héroes de DC apenas se gesta.

Lo anterior ha generado comparaciones entre la crítica y los fanáticos, por un lado se aplaude la consistencia con la que el estudio encargado de los Vengadores ha hecho su trabajo, por otro se crítica fuertemente a la casa de Superman por lo que, aparentemente, es intentar correr antes de caminar, algo que, si se es honesto, resulta injusto, pues ambos estudios tienen planes distintos de trabajo y una prueba de ello es la hoy sentenciada.

Basada en "The Brave and the bold #25" en 1959, "Escuadrón Suicida" presenta a un grupo de villanos que deben trabajar para el gobierno de Estados Unidos a cambio de que su condena se reduzca si logran cumplir su objetivo, sin embargo, si se oponen o intentan escapar, serán ejecutados en el acto. Es necesario mencionar que la alineación de la cinta basada en el popular equipo de DC Comics no es la primera que apareció en los impresos, sin embargo es la que la editorial tomó como base para el siguiente reinició de sus series "DC Rebirth".



Con una trama sencilla pero compleja, "Escuadrón Suicida" presenta la historia de Amanda Waller, a quien da vida una magistral Viola Davis (How to Get Away with Murder), una agente del gobierno que, consciente de que los metahumanos han salido a la luz tras la revelación de Superman, decide formar un grupo de villanos que pueden hacerle cara a otros seres con poderes en caso de que el siguiente súper hombre no comparta los ideales del gobierno estadounidense. Waller ha encontrado a su equipo y mientras los prepara para poderlos enviar a una misión, un poderoso ser que había estado durmiente por más de mil años ha despertado con lo que pone a la humanidad en peligro, ante esto, el gobierno decide dar luz verde al proyecto de Waller y el Escuadrón debe ponerse a trabajar.

Las actuaciones son sorprendentes no sólo porque cada uno de los actores logra convencer con sus respectivos personajes,sino que muestran una química en pantalla natural y fluida, además de brindar una interpretación completa, aquí no están los típicos villanos con deseos de dominar al mundo, al contrario cada uno tiene una motivación bien definida y un pasado que sirve para empatizar con ellos de inmediato.

Respecto a lo anterior resulta necesario hablar del elenco del filme, las interpretaciones de Will Smith (Día de la Independencia) como Deadshot, Jai Courtney (Duro de Matar: Un Buen Día para Morir) como Capitán Boomerang, Adewale Akinnouye-Agbaje (Bourne: Identidad Desconocida) como Killer Croc, Joel Kinnaman (Robocop) como Rick Flag y Karen Fukuhara como Katana son sólidas y creíbles, cada uno de ellos tiene una personalidad única que se mantiene en balance a lo largo de toda la película, además de que se logran complementar entre sí de manera esplendida pues enriquecen a sus compañeros de cámara y cada uno de ellos tiene un momento en la trama que los hace destacar.



Por su parte Marggot Robbie (El Lobo de Wall Street) como Harley Quinn, Jay Hernández (Hostal) como Diablo, Cara Delevigne (Ciudades de Papel) como Enchantress y Jared Leto (Requiem por un Sueño) como Joker son lo más destacable de la cinta, ya que sus interpretaciones son sorprendentes y atraparán a los espectadores de inmediato. La relación entre el Joker y Harley Quinn se apega por completo a la de los impresos y, al igual que en estos, brindan una extraña y enfermiza co-dependencia , una relación mal sana y  abusiva en cada uno de los niveles de ésta, lo que los hace personajes más complejos.

Con base a lo anterior, es imperioso hablar de la interpretación de Leto como el Joker, ante la asombrosa actuación que en su momento hizo Heath Ledger (Batman: El Caballero de la Noche) como el Príncipe Payaso del Crimen, las comparaciones no se podrían hacer esperar y resulta necesario dejar en claro que al igual que el ya mencionado Ledger, el propio Jack Nicholson (Batman) en 1989, Cesar Romero en la serie de la década de 1960 con Adam West (Padre de Familia) y el mismísimo Mark Hamill (Batman: La Broma Mortal), el villano encarnado por el actor ganador del Oscar por "El Club de los Desahuciados" es distinta a las anteriores, muestra una faceta del Joker que en los cómics se ha visto desde su introducción hace 76 años y le da al personaje una reinvención, en el cine, que se roba la pantalla cada vez que aparece. Simplemente es asombroso.

La fotografía es otro punto a favor, con una combinación de efectos especiales que mantiene el tono de la película, resulta agradable y refrescante ver que Warner y DC Films están al pendiente de los detalles más pequeños de la historia, no hay momento en el que se note que hay personajes y momentos generados por computadora en su totalidad y esto da pie a la caracterización de los protagonistas de la cinta; tanto Joker como Enchantress y Killer Croc fueron diseñados de una forma agradable y que sin problemas se incorporan al DCU en cuanto a su estética.


La dirección de David Ayer (Corazones de Hierro) es, en su mayoría, excelente; las transiciones entre escenas son fluidas y tienen también una personalidad que mejora la narrativa, las secuencias de peleas son intensas y emocionantes con lo que se logra que el espectador mantenga los ojos clavados en la pantalla, quizás, sus únicos problemas sean la pequeña dificultad con la que se presentan algunos momentos en los que la acción es mínima, pues apagan un poco el ritmo de la historia y varias escenas que lucían bastante prometedoras en los avances, por alguna razón, fueron eliminadas del corte final, a pesar de ello, el cineasta logra recuperar de inmediato lo acelerado de la trama y mantiene un buen equilibrio a lo largo de las dos horas con diez minutos que dura.

Otros elementos a destacar son la música, misma que adereza las escenas con piezas icónicas del rock y el hip-hop, principalmente, las cuales hacen que se aligere el tono de la producción, respecto al humor de la hoy sentenciada, se puede apreciar que las críticas para con "Batman vs Superman: el origen de la justicia" tuvieron efecto en los ejecutivos a cargo de las adaptaciones de DC Comics y "Escuadrón Suicida" ofrece bromas que no están forzadas, con chistes que en ocasiones son de tono ácido, la película no trata de emular otros productos en los que se cae en el abismo de la seriedad total o del absurdo innecesario.



En conclusión, la hoy sentenciada es una película divertida y agradable, una bocanada fresca que demuestra que la introducción de nuevos personajes al cine de súperheroes no necesita de una cinta en solitario para cada uno de ellos y que con un guión bien estructurado se puede lograr mantener en construcción un universo cinematográfico con pocas producciones en su haber. Los fanáticos de los cómics quedarán fascinados con las interpretaciones y con la historia, así mismo se deleitarán con varios guiños a los cómics y con los cameos de Batman (Ben Affleck) y Flash (Ezra Miller), los cuales están perfectamente aterrizados y no quitan el protagonismo a los personajes principales.

Por su parte, aquellos que no son tan afectos al mundo de los súperheroes se encontrarán con una producción memorable, con una paleta de colores que los atrapará de principio a fin gracias a su trama y acción, además de ser la introducción de los elementos místicos y mágicos al universo cinematográfico de DC. Con tres cintas en su haber, "Superman: El Hombre de Acero", "Batman vs Superman: el origen de la justicia" y "Escuadrón Suicida", DC Films tiene en sus manos un conjunto de películas que promete seguir creciendo y que demuestra que tiene grandes planes para con sus héroes, son tres producciones que van hilvanando lo que el estudio tiene preparado en el futuro, sobre todo con "Justice League"


Finalmente y como el propio David Ayer lo dijo: "Salgan de la sala de cine lentamente" pues entre los créditos de la película les aguarda una sorpresa que a más de uno le robará una sonrisa.

Con la tecnología de Blogger.