Crítica: "La Vida Secreta de tus Mascotas". Una peluda y divertida aventura digital



Título: La Vida Secreta de tus Mascotas.
Título Original: The secret life of Pets.
Actores de doblaje: Andrés López, Martín Campilongo, Mónica Huarte, Eugenio Derbez, Natasha Dupeyrón.
Directores: Yarrow Cheney y Chris Renaud.
Calificación: 4.5/5

Las cintas que tienen como protagonistas a animales siempre resultan atractivas para el público infantil, no sólo por la premisa de ver en la pantalla a simpáticos seres hablar o hacer cosas que sólo la imaginación puede crear, sino por ofrecer una serie de valores y enseñanzas que bien pueden compararse con las moralejas de las fábulas y demás cuentos en los que a cada uno de los personajes se les daba un atributo humano.

Ejemplos hay muchos, y señalar cada uno de ellos sería algo de nunca acabar, sin embargo, en la actualidad las producciones con protagonistas provenientes de la fauna terminan por irse a los extremos de ser piezas increíbles debido a su historia y personajes, como la anticipada "Buscando a Dory", o pueden terminar por sentirse repetitivas y sin chiste como ha ocurrido con la franquicia de "La Era de Hielo".

Sin embargo, la hoy sentenciada es un filme que tira hacía el primer extremo señalado, pues ofrece una propuesta interesante y que encantará a todo el público, además de contar con una historia entretenida. Ambientada en Nueva York, "La vida secreta de las mascotas" narra cómo cada una de las mascotas de la ciudad y demás animales, se adueñan de sus hogares cuando sus amos no están en casa, uno de ellos es Max; un pequeño terrier al que le da su voz Andrés López (quien debuta en el doblaje), que junto Gidget, una linda pomerana blanca que está enamorada de él, interpretada por Mónica Huarte (Cansada de besar sapos), sus demás amigos y vecinos, vive aventuras día a día mientras espera que su dueña Katie, cuya voz en español es de Natasha Dupeyrón (Treintona, soltera y fantástica).

Max está en el paraíso y no podría pedir más, sin embargo las cosas cambian de pronto cuando Katie lleva a Duke, un enorme perro lanudo al que le da voz Martín "Campi" Campilongo (H.D.P), el pequeño terrier ve amenazado su estilo de vida cuando Duke le deja claro que quiere ser el favorito y cierto día, mientras pasean en el parque, ambos perros terminan perdidos en la Gran Mazana. Juntos Max y Duke deberán trabajar juntos para volver a su hogar, mientras liberan los peligros de la ciudad y del tierno pero peligroso Snowball, un conejito blanco cuya voz en el doblaje es de Eugenio Derbez (Shrek). En su travesía descubrirán que el trabajo en equipo y la amistad son más fuertes que la rivalidad.



La cinta ofrece una animación agradable a la vista, llena de colores y con personajes bien diseñados, pues cada uno de ellos tiene un modelado que va de acuerdo con su personalidad y los detalles en su textura lucen increíbles, cada pelo, pluma y escama responden al movimiento de los animales y en conjunto se notan orgánicos.

Por su parte, el doblaje al español es bueno, resalta el hecho de que a los protagonistas se les haya dado la voz de actores especializados ya que le imprimen fuerza a la personalidad de cada uno de ellos y muestran una química en pantalla que iguala a las voces originales, así mismo las voces de los personajes secundarios son divertidas y se pueden relacionar con los animales que la poseen, lo cual les da más ternura a los de por sí simpáticos individuos. Sin embargo, la interpretación de Eugenio Derbez resulta ambigua, por un lado atina en hacer de Snowball un personaje gracioso y entrañable, por otro su timbre y tono de voz es muy peculiar por lo que es inevitable escuchar al actor y no a un conejito alocado, lo cual resulta en ocasiones difícil dejar de lado,

Respecto a la dirección de Yarrow Cheney (Mi Villano Favorito) y Chris Renaud (El Lorax: en búsqueda de la Trufula dorada) basta con señalar que se nota su experiencia en animaciones 3-D, logran un balance entre los momentos graciosos y los tiernos, así como con las secuencias de acción que realzan los chistes que hay en pantalla, cada una de las escenas están bellamente ejecutadas, con tomas en las que cada elemento resalta y no hay detalles que pasen por alto o desatendidos, un verdadero mérito en un tipo de producción realizada desde cero.

El guión de Cinco Paul (Horton y el mundo de los Quién) es uno de los mayores aciertos de la hoy sentenciada, con un conjunto de chistes sencillos que no caen en el absurdo, el escritor le da a cada uno de los personajes una personalidad única y divertida, los momentos graciosos del filme están bien distribuidos a lo largo del filme y esto hace que el desarrollo de la trama esté bien entrelazado y no se sienta pesado.



En conclusión, "La vida secreta de las mascotas" es una grata sorpresa del mundo de la animación por computadora, un ejercicio divertido que robará más de una risa con sus entrañables personajes y sus atinadas bromas. Con una historia que atrapará a cada miembro de la familia, un mensaje de amistad y trabajo en equipo se mantiene constante y es bien manejado, la hoy sentenciada es, sin dudas, una cinta que se disfruta a cada momento.


Con la tecnología de Blogger.