Crítica: "Batman: La Broma Mortal". La enloquecedora carcajada animada de DC


Título: Batman: La Broma Mortal.
Título Original: Batman: The Killing Joke.
Voces: Kevin Conroy, Mark Hamill, Tara Strong, Ray Wise, John DiMaggio, Robin Atkin Downes, Brian George.
Director: Sam Liu.
Calificación: 4/5 Estrellas.

Han pasado 28 desde que el mundo de los cómics dio un vuelco por completo con una de las historias más violentas y crudas de su haber; algo que no es extraño hoy en día pero que en la década de 1980 fue un proceso que revolucionó el medio de los personajes con mallas y antifaz ¿la razón? Su acercamiento a temas sociales, políticos y culturales sin tapujos, fue la década en la que DC Comics sorprendió al sus fanáticos con piezas como "Watchmen", "The Dark Knight Returns" y "V de Venganza" trascendieron de sus páginas y se convirtieron en un punto y aparte dentro de la cultura pop.

Fueron los años en los que los héroes no siempre tenían los valores morales que el Superman de George Reeves difundió treinta años antes, sino que eran ambiguos, crueles y cuestionados por el hombre común. Fueron los años en los que los distintos puntos de vista en las historias se acentuaron más y fueron los años en los que un escritor inglés le daría a uno de los antagonistas más conocidos, sino es que el más famoso, el que sería considerado como su origen no oficial y lo llevaría al extremo de la perversidad.

"Batman: La Broma Mortal" parte de lo anterior, de la pluma de Alan Moore, el genio detrás de dos de las obras mencionadas con anterioridad, y trazos de Brian Bolland (Camelot 3000); no era de extrañarse que en algún momento se adaptará dicha historia a la pantalla, ya fuese grande o chica, y tras el enorme éxito que ha tenido el Encapotado y su nemesis, el Joker, en los últimos años, era sólo cuestión de tiempo para que esto ocurriera.



La labor estuvo a cargo de Bruce Timm (Batman: la serie animada) y de Sam Liu (Batman: Año Uno) y narra la cruzada de Batman por detener al Joker después de que este abandonará el Asilo Arkham y atacará a dos de sus aliados más importantes: el Comisionado James Gordon y su hija, Barbara. La confrontación hará que el Caballero Oscuro y el Príncipe Payaso del Crimen se vean reflejados el uno en el otro y su eterno combate se agudice más.

Las interpretaciones de voz son buenas y los amantes de las series basadas en el personaje agradecerán que la dupla de Kevin Conroy (Batman: Arkham City) y de Mark Hamill (Star Wars: El despertar de la Fuerza) como las voces de Batman y Joker, respectivamente, esté de vuelta, pues le han dado vida a ambos por más de 20 años y los conocen a la perfección. Basta con señalar que su química en pantalla es increíble y que ambos se complementan a la perfección.

Por su parte, Tara Strong (Ultimate Spider-Man)  también regresa para la voz de Barbara Gordon/Batgirl y hace un notable trabajo en ello, le imprime fuerza a su personaje y se escucha asombrosa cuando comparte la escena con otro miembro del elenco. mientras que Ray Wise (X-Men: Primera Generación) muestra a un Gordon confiado que se reduce poco a poco a la desesperación, por lo que su interpretación es por igual excelente.

La animación también es excelente y mantiene la estética que ha caracterizado a las producciones de Timm, en este aspecto la cinta es impecable y cada uno de los trazos se nota pulido y consistente con los demás dibujos, algo que se agradece profundamente.



En relación a la adaptación de la historia se pueden decir varias cosas, entre ellas es que el trabajo de Brian Azzarello (Batman: Caballero de Gotham) es bueno pero no del todo satisfactorio. A pesar de que cuenta con varios años dentro de la industria de los cómics y ha trabajado con los personajes mencionados (es él el autor de la novela gráfica "Joker"), el guión se siente un tanto frenado, cómo si hubiese tratado de no ir más allá de la obra original y aunque es algo respetable por completo, termina por ofrecer un filme que en ocasiones se apaga, puesto que la narrativa tiene momentos brillantes en el manejo de flashbacks y palidece en el cambio de éstos a las escenas manejadas en el presente, lo que hace un poco difícil que se mantenga la intensidad del momento.

Lo anterior no debe tomarse a mal, ya que la hoy sentenciada es una excelente pieza y tiene una trama asombrosa, el problema es la manera en la que está narrada, los cortes y transiciones entre escenas llegan a matar un poco el ritmo de la acción  y parte de la intensidad de los diálogos originales se ve perjudicada por su paso al lenguaje cinematográfico.

No obstante, también ofrece momentos increíbles, el agregar más escenas y mostrar la relación entre los personajes de forma más profunda ayuda a empatizar con ellos de manera más rápida y el hecho de que el filme sea clasificación "C" permite comprender que se está frente a una historia muy agresiva.



En conclusión, "Batman: La Broma Mortal" es una adaptación interesante, un ejercicio que presentaba mucho potencial pero que no logra sacar el máximo, por supuesto que compararla, minuciosamente, con el impreso en el cual se basa se volvería una necedad y no le haría justicia a una cinta de animación que si bien tiene fallas, es altamente recomendable.

La hoy sentenciada es divertida y entretenida, no sólo por todo lo que hay entorno de la franquicia animada de Batman, sino porque se está ante una producción madura y sólida, con una historia oscura y cruda que invita, a quienes no lo hayan hecho, a leer la obra original y a los fanáticos de antaño a volverlo hacer.
Con la tecnología de Blogger.