[Tardes de Netflix]: "¡Ha Vuelto!", humor negro y ácido que da una bofetada de realidad


Título: ¡Ha Vuelto!
Titulo Original: Er Ist Wieder Da
Reparto: Oliver Massuci, Fabian Busch, Katja Riemann.
Director: David Wnendt
Año: 2015

La situación migratoria y económica a lo largo del mundo se ha vuelto complicada, por un lado existen los movimientos masivos hacía Europa desde países asiáticos, principalmente Siria, que se encuentran en conflicto armado y por otro, el aspecto económico con remesas, tratados comerciales y demás relaciones políticas que se acentúan en un de por sí cambiante siglo XXI. Lo anterior ha llevado a diversos puntos de vista al respecto, positivos y negativos, y mientras que en el cine hollywoodense el tema es tratado con delicadeza y de forma políticamente correcta, en otras industrias fílmicas y del arte en general, se le ha dado un acercamiento más humano o hasta crudo.

Sin embargo, el tema de la migración, del racismo y de la xenofobia no es nuevo, piedra angular para muchas de las  guerras en el mundo, quizás sea, la más recordada la Segunda Guerra Mundial y, antes de ésta, el periodo en el que Adolfo Hitler pasó de perder las elecciones en 1932 a ser nombrado canciller de Alemania en 1933 y a, finalmente, ser elegido como jefe de estado un año después. Lo realizado por él es plenamente conocido y ha sido condenado incontables ocasiones, películas, libros y series se han encargado de contar una perspectiva de los eventos que ocurrieron entre 1939 y 1945, la mayoría desde un punto de vista social.


Precisamente, la hoy recomendada, viene a formar parte de este grupo de cintas pero con dos giros interesantes: el primero es que se trata de una sátira y el segundo que toma a la controversial figura de Adolfo Hitler y la aterriza en un contexto actual. De la mano de David Wnendt (Zonas Humedas), llega una película mordaz, plagada de humor negro y que termina por decir, sin pelos en la lengua, la realidad sobre la opinión que existe en Alemania sobre la migración.

Ambientada en la Alemania contemporánea y basada en la novela del mismo nombre de Timur Vermes, "¡Ha vuelto!" comienza con el instante en el que un Adolfo Hitler desconcertado despierta en un parque, sorprendido por no notar ataque alguno y ver que varias cosas han cambiado a su alrededor decide averiguar que es lo que pasa; lentamente, el Führer cae en cuenta de que no está en 1945, sino en el 2014 y que, desde su perspectiva, el país se encuentra perdido.

A la par de esto, se encuentra Fabian Sawatzki, un reportero de televisión en crisis y que se topa con el líder del partido Nacionalsocialista Obrero Alemá, Sawatzki lo cree un actor y Hitler ve a éste como una oportunidad para llegar al pueblo una vez más, así, el periodista decide filmarlo en un recorrido por el país. Como se señaló, se trata de una producción satírica  y de humor negro, una comedia que se siente fluida y orgánica, la cual tiene como mayor logro el no recurrir a chistes forzados y a darle un tratamiento mordaz a un tema delicado. 

La fotografía ayuda a la producción pues se muestra de forma interesante en dos formatos distintos, como falso documental que se complementa con imágenes de archivo y como una producción tradicional, lo que da como consecuencia un proyecto peculiar y que atrapa al espectador. Las actuaciones destacan y se logra empatizar con los personajes alrededor de Hitler, siendo éste último interpretado por Oliver Masucci (Berlin 1) y quién naturalmente protagoniza la cinta. Sobre Masucci basta con decir que es increíble, crudo, odioso e incluso chistoso, todo esto lo hace con naturalidad, de forma fluida y con un gran apego a la figura histórica que representa, su personificación es fiel y domina al personaje de pies a cabeza al punto de que el actor desaparece y sólo queda el Führer.

Por su parte Fabian Busch (La Caída), complementa a la perfección a Masucci y se contrapone a él en diversos puntos y logra con éste una química perfecta y juntos crean una relación en la que Busch representa el lado crédulo de la población frente a un líder carismático. Por su parte, los personajes secundarios ayudan a dar un balance entre los principales, alivian el peso de la cinta y diversifican los puntos de vista.

La dirección de  David Wnendt es orgánica, la combinación de tomas y ángulos permiten que los formatos mencionados con anterioridad se complementen y no se pierda el ritmo de la trama, lo mismo ocurre con la edición que tiene el mérito de llevar de la mano al espectador sin que puede anteponerse a lo que ocurrirá, con un manejo de los chistes en momentos clave, y lo mantiene en su asiento con la mirada clavada en la pantalla.


Quizás los únicos errores de "¡Ha vuelto!" sea el dar algunos saltos drásticos entre los personajes y dejar subtramas sin cerrar que podrían haberse concretado sin dificultades o con la introducción de algún dialogo. Sin embargo esto resulta casi imperceptible gracias a la solidez de la trama principal. Mientras que la música de Enis Rotthoff (Zonas húmedas) es sencilla y sirve para destacar el sentido cómico de la historia, al usar piezas clásicas como "La Cabalgata de las valquirias" de Richard Wagner y "Música para el funeral de la Reina Mary" de Henry Purcell.

En conclusión, el hoy recomendado es un filme divertido, en los que los toques de comicidad no son rebuscados ni vulgares, el humor negro puede incomodar a algunos pero, a final de cuentas, su fin es ese, incomodar con la realidad del fenómeno migratorio y darle una bofetada directa en el rostro a una sociedad con una doble moral, una que ha condenado lo hecho por su país durante la primera mitad del siglo XX pero que es condescendiente y permisiva con la represión para con inmigrantes en lo que va de este siglo. 

Una cinta que debe verse con una perspectiva crítica y con mente abierta, dispuesto a reír y a hacer una reflexión honesta sobre la postura conservadora en un periodo histórico en el que la tolerancia está por demás glorificada y que puede verse en Netflix.
Póster oficial promocional de "Er Ist Wieder Da"
Con la tecnología de Blogger.