Crítica: "Avenida Cloverfield 10". La claustrofobia como principal detonador


Título: Avenida Cloverfield 10.
Título Original: 10 Cloverfield Lane.
Reparto: Mary Elizabeth Winstead, John Goodman, John Gallagher Jr.
Director: Dan Trachtenberg
Clasificación: 3.5/5 Estrellas.

Cuando "Cloverfield: Monstruo" llegó a las salas de cine en 2008, tomó por sorpresa a muchos cinéfilos pues se trataba de una cinta del subgénero found footage en la que un grupo de amigos documentaban un ataque a la ciudad de Nueva York por parte de un ser en apariencia desconocido. Aquella cinta se convirtió en una bocanada de aire fresco, tanto en narrativa, como en fotografía y argumento, pues el público aún no estaba saturado de cintas como "Actividad Paranormal" donde la técnica "cámara en mano" dejó de ser refrescante. El gran éxito de "Cloverfield" en aquel año, no sólo fue lo interesante de su fotografía, sino la presentación de uno de sus personajes centrales: la criatura. 

Gracias a su colosal tamaño, el monstruo hizo que el film fuera clasificado como parte del género "kaiju" (palabra japonesa que significa "criatura extraña") y que el nombre de J.J. Abrams resonará por todos los pasillos del medio. Durante mucho tiempo se había especulado del futuro de la franquicia pues la película del 2008 nos había dejado con más dudas y resultó una sorpresa que, a principios de año, se lanzará el avance de una especie de secuela que llevara en su título la palabra "Cloverfield", además también fue sorpresivo que Abrams repitiera como productor, sobre todo por el tiempo que dedicó a la séptima entrega de "Star Wars". El avance de entonces despertó más curiosidad y las preguntas surgieron de nuevo, esas preguntas finalmente se responden con "Avenida Cloverfield 10".

Michelle 
La hoy sentenciada narra la historia de Michelle (Mary Elizabeth Winstead), una joven que junto a Howard (John Goodman) y Emmett (John Gallagher Jr.) se refugia en un búnker mientras ocurre un desastre en la ciudad. Michelle buscará averiguar qué ocurrió en la superficie y conforme lo hace descubrirá que hay más de lo que suponía. La cinta, tal y como lo mencionó Abrams, para Hollywood Reporter en febrero de este año, no es una Cloverfield 2, sin embargo se podría suponer que se encuentra dentro del mismo universo pues comparte elementos con la producción estrenada en 2008.

"Avenido Cloverfield 10" es interesante, tiene una trama sólida que se mantiene constante, con un manejo acertado de la fotografía, que sorprende por utilizar pocas locaciones y darles a éstas relevancia dentro de una historia con giros intrigantes.

Las actuaciones varían, John Goodman (Los Picapiedra) se muestra creíble, natural y convincente, con una excelente química con sus compañeros de trabajo. Mary Elizabeth Winstead (Scott Pilgrim vs Los malvados ex de la chica de sus sueños), cumple con las expectativas, da una actuación fluida y, aunque cuesta un poco empatizar con su personaje, logra construir un protagónico fuerte y que evoluciona a la par de la historia. Mientras que la actuación de John Gallagher Jr. (Fragmentos de Abril) depende mucho de su interacción con los demás, sin embargo esto último resulta ambivalente pues su desarrollo, mediocre hasta cierto punto, adquiere relevancia en varios puntos de la historia.

Michelle y Emmett matan el tiempo
La fotografía de Jeff Cutter (La huerfana, Pesadilla en Elm Street) y atmósfera son buenas, ambas se complementan para crear una sensación de claustrofobia y de incertidumbre, de este modo no es posible anticipar lo que ocurrirá y mucho menos hacer suposiciones, lo cual hace más divertida la historia. El hecho de que el proyecto, a diferencia de la producción de hace ocho años, fuese realizado como un largometraje tradicional ayuda a la narrativa pues la ambientación requiere que la cámara esté estabilizada para poder apreciar todo lo que ocurre.

La edición es dinámica y logra que estar en un mismo escenario durante  hora y media no sea pesado, gracias a los cortes y ángulos con los que se realizan varias tomas, que hacen que el lugar en el cual se encuentran los personajes se explore en su totalidad. Otro punto a destacar es la música de Bear McCreary, la cual acierta en acentuar momentos clave de la historia, apela a usar los elementos clásicos que la música compuesta para este tipo de trabajos tiene: silencios perturbadores y piezas in crescendo que da le van como anillo al dedo.

La película se puede dividir en dos partes, de las cuales predomina la primera que se enfoca en el suspenso, un thriller que cuenta la historia de un encierro, mientras que la segunda hace lo propio con la ciencia ficción. Lo anterior da una grata experiencia, pues "Avenida Cloverfield 10" se toma su tiempo, no apresura las cosas y mantiene al espectador con la mirada clavada en la pantalla, la incertidumbre, curiosidad y sensación de desesperación están a la orden, con un balance adecuado entre estas características.

Los guionistas  Josh Campbell (Las Crónicas de Narnia: el León, la Bruja y el Ropero, Van Helsing), Matthew Stuecken  y Damien Chazelle (Whiplash: música y obsesión) hacen un trabajo destacado, bien delimitado en lo que querían lograr y cómo deseaban hacerlo, uno en el cual supieron aterrizar sus ideas en un universo con grandes oportunidades y que nos da una película entretenida y original, que junto con la dirección de  Dan Trachtenberg  hace que se sienta fluida y no se estanque.

El filme puede dividir a los espectadores, aquellos que amaron lo frenético y explosivo de "Cloverfield: Monstruo" (2008) encontrarán una historia pausada, cuyo ritmo puede costar trabajo asimilar debido a la lentitud con la que se desenvuelve pero que tiene su fin y conforme se desarrolla, la tensión crece más y nos prepara  un desenlace que une varios puntos de manera asombrosa, ya que tiene una buena dosis de acción, suspenso y giros bien planteados.

¿Qué ocurrirá en la superficie?
En conclusión, "Avenida Cloverfield 10" es un ejercicio interesante y entretenido, uno que refresca los géneros de suspenso y ciencia ficción, con una historia sencilla y divertida, con una fotografía estupenda que demuestra que no es necesario abusar de efectos especiales para atrapar al espectador y que cuenta con un guión original que hace intrigante al mundo en el cual se encuentran los personajes,  no obstante es preciso señalar que su piedrita en el zapato son las actuaciones (mismas que caen en los extremos de ser muy buenas o mediocres en su totalidad). De mantener la diversidad en argumento, estilo narrativo y en fotografía, la saga "Cloverfield" podría abordar cualquier rama del horror, de la ciencia ficción y del suspenso con buenos resultados. 


Con la tecnología de Blogger.