Crítica: "La Gran Apuesta". Quiebre financiero con humor negro y sarcasmo


Título: La Gran Apuesta
Título Original: The Big Short
Director: Adam Mckay
Reparto: Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling, Brad Pitt y Marisa Tomei.
Calificación: 5/5 Estrellas

En el año 2008 hubo un colapso en la economía mundial y a la fecha hay muchas interrogantes, especulaciones y preguntas acerca de lo que realmente sucedió con aquella crisis internacional. Hoy, "La Gran Apuesta" (The Big Short) explica en la pantalla grande y con un muy buen pensado reparto, ese suceso mundial tan complejo y tan caótico para el mundo financiero que aún tiene importantes secuelas.

Basada en hechos reales y en la novela de Michael Lewis "The Big Short", la hoy sentenciada cuenta la historia de un grupo de personajes antihéroes que vieron venir el estallido de una burbuja financiera en un sistema por demás "perfecto" dentro del mercado de vivienda y quisieron sacar provecho de la catástrofe. Nadie les creía, los bancos aceptaban las inversiones en contra de los bonos hipotecarios del sistema ya que nadie realmente pensaba que este fuera a colapsar.

"La Gran Apuesta" es una cinta perfectamente delineada que muestra el mundo de Wall Street, magnates de cuello blanco, inversionistas, accionistas y banqueros; pero no nos los muestran como aquellos seres intocables, dioses del dinero y eminencias doradas. Aquí sólo hay personas metidas en el monstruo económico descubriendo fraudes a gran escala.
Steve Carell encarna al inversionista Mark Baum
Cada uno de los personajes está inspirado en los verdaderos protagonistas de este suceso y se explota al máximo las tan únicas personalidades de cada uno de ellos. El reparto hizo un trabajo excepcional, y es que no se podía esperar menos de varios nominados y ganadores del Óscar: Christian Bale, Steve Carell, Ryan Gosling y Brad Pitt. Individualmente los intérpretes desenvuelven un gran papel dentro de un contexto cinematográfico, por demás, excelente.

La hoy sentenciada, si bien hizo uso de términos financieros complejos que aún poniendo atención es difícil de comprender en su totalidad, también manejó gran cantidad de recursos que evitan que el público se aburra o se confunda. Los personajes ocasionalmente se dirigen directamente a los espectadores y hacen uso de material gráfico/audiovisual explicando, a través de celebridades mundialmente conocidas, los conceptos económicos de tal forma que todos (o casi todos) pudiéramos entender.

El soundtrack es un elemento particular en todas las cintas, pero en este caso en específico, fue indudablemente una joya. La música nos lleva, junto con el discurso narrativo y visual, a experimentar sensaciones de estrés, de emoción y de enojo. Sustenta la parte sarcástica del film y hace que los 130 minutos sean dinámicos y muy entretenidos. Definitivamente un aplauso para la musicalización de "La Gran Apuesta" a cargo del magnánimo Nicholas Britell.

El metraje será sin lugar a dudas, una de las nuevas favoritas de Hollywood. Nominada a cuatro globos de oro, incluyendo mejor guión y mejor película, "La Gran Apuesta" llega a la pantalla grande cumpliendo las expectativas y superándolas, dejándonos ver, a través de una perfecta narrativa y un muy bien desarrollado guión, que el motor impulsor en el mundo de las finanzas es y siempre será la codicia.




Con la tecnología de Blogger.