Crítica: "El Renacido". Retos, dificultades y una clara tendencia al Óscar


Título: El Renacido
Título Original: The Revenant
Reparto: Leonardo DiCaprio, Tom Hardy, Domhnall Gleeson, Will Poulter, Forrest Goodluck, Paul Anderson, Kristoffer Joner, Joshua Burge, Duane Howard, Melaw Nakehk'o, Fabrice Adde, Arthur RedCloud, Christopher Rosamond, Robert Moloney, McCaleb Burnett.
Director: Alejandro González Iñárritu
Calificación: 4/5 Estrellas

Extravagante, brutal, emocionante y de naturaleza sumamente sensorial es la trama de la hoy sentenciada, The Revenant, multi nominada a los Premios Óscar a punto de celebrarse. No es sólo que a lo largo de aproximadamente dos horas y media se mantenga la invitación a quedarse al borde del asiento siguiendo la narrativa que crece y decrece constantemente en frialdad y realismo; también es el hecho de lo cuidada que estuvo la creación visual/fotográfica de la cinta, una oda al color y su conexión con las sensaciones humanas.

Desde que se supo que una nueva cinta del ganador del Óscar a Mejor Director del pasado año se estaba gestando, hubo un sin fin de comentarios y especulaciones, sobre todo por la presencia en el cast de Leonardo DiCaprio nominado recurrente a llevarse la terna a Mejor Actor (repitiendo de nuevo este año) y en la dirección fotográfica de Emmanuel Lubezki (ganador dos años seguidos del Óscar a Mejor Fotografía por las obras Gravity y Birdman, respectivamente). Era de esperarse que la perfección fuera buscada en cada momento de la creación cinematográfica, tanto que, como también se supo, se generaron un sinfín de adversidades, desde el presupuesto, hasta dificultades climatológicas en los sets de grabación.

"El Renacido" es una obra que debe ser analizada sin prejuicios; sin duda, debe ser aceptada por materializar la expectativa de hacer vívido el cine, multisensorial, por intentar capturar la precisión de los acontecimientos más crudos y que constantemente son censurados por los mismos creadores cinematográficos. No para cualquier público.

Los tintes de la narración que se cuenta son épicos, González Iñárritu definió su pieza como bíblica, por el uso mínimo dentro de lo posible de diálogos; lo que crea una atmósfera poderosa, que no se detiene y que lleva al público de suceso a suceso sin cortes, sin recuperación. Una serie significativa de acontecimientos que se centran en su personaje principal, acontecimientos inesperados. Lo interesante sobremanera de la narrativa es la diversidad de lecturas que nos ofrece la pieza, nos da la oportunidad incluso, de identificarnos con los personajes, de analizar los sucesos históricos por los que el hombre ha atravesado así como la forma en la que ha lidiado con ellos, adentrándonos también en la pluralidad de estilos de vida, mitos y ritos de las diferentes culturas que se enfrentan en un entorno natural totalmente adverso.

Iñárritu y las complicaciones climatológicas durante el rodaje
Antes de ver la "El Renacido" me di a la tarea de leer algunas críticas en diversos foros, artículos de personajes reconocidos y otros no tanto; la mayoría chocaban en el mismo punto: ¿Qué es lo que realmente le puede restar valor a la hoy sentenciada? Algunos mencionaban lentitud de trama, algunos otros la calificaban de pretenciosa; pero al final ninguno pudo mencionar puntos de peso, puntos que pudieran incitar a no valorarla, mucho menos a no congregarse a verla. Concuerdo con ellos, me puse a pensar definitivamente desde términos cinematográficos y encontré muy poco que se le pueda reprochar, tal vez el hecho de que González Iñárritu no es un director cuidadoso, por eso mismo lo vemos rodearse de personajes como Lubezki para que lo salven de su agresividad constante en representación.

La sensación de los últimos minutos de la película nos dejan un pequeño hueco, nos deja medianamente insensibles por haber sido arrancados desde un principio en velocidad vertiginosa y luego haber sido tirados a epifanías de conexiones místicas y profundas que pausan la sensación de impresión que manteníamos previamente, por esa razón se pierde una estrella en nuestra crítica. Aún así se augura la obtención de la mayoría de las estatuillas a las que The Revenant está nominado, por su razón de ser, por la búsqueda constante del buen cine y de la buena representación. Una pieza que en definitiva vale la pena ver, volver a ver y analizar.
Con la tecnología de Blogger.