Crítica: "Peter Pan". El comienzo no tan trascendental de una historia clásica


Título: Peter Pan
Título Original: Pan
Reparto: Hugh Jackman, Garrett Hedlund, Rooney Mara, Amanda Seyfried, Levi Miller
Director: Joe Wright
Calificación: 3/5 Estrellas

El tratamiento contemporáneo en forma de remake de historias famosas, se ha vuelto el tema de moda en la cinematografía comercial en los últimos años, y en esta ocasión es el director Joe Wright quien decidió utilizar el cuento escrito por James Matthew Barrie, "Peter Pan", para crear una cinta que nos presentase, otra vez, el origen de este personaje que todos conocemos.

Llena de efectos especiales, aventuras y magia, la hoy sentenciada desarrolla una trama bien elaborada en la que, Peter (Levi Miller), un niño huérfano de 12 años que vive en un orfanato en Londres, tiene como único objetivo encontrar a su madre. Es la década de los 40's, y el contexto histórico nos ubica en la Segunda Guerra Mundial, y es así como comienza la aventura para este carismático pequeño.

Una noche, piratas abordo de un barco volador secuestran a varios niños del orfanato, incluido Peter y los llevan al, ahora clásico, País de Nunca Jamás donde los obligan a trabajar en una mina a merced del malvado capitán Barbanegra (Hugh Jackman) para encontrar polvo de hadas. Allí, en compañía de Trigrilla (Levi Miller) y Garfio (Garrett Hedlund), Peter lidera una rebelión para salvar a las hadas y liberar a toda la tierra de Nunca Jamás de la tiranía de Barbanegra. Al mismo tiempo, el valiente joven trata de encontrar a su madre y la razón de su abandono, descubriendo que su destino es más grande de lo que él imaginó.


En primera intancia debemos dejar algo claro, esta reimaginada versión del clásico cuento no es precisamente la más sobresaliente dentro del largo pasillo de adaptaciones, sin embargo, sí nos deja un muy buen sabor de boca para todos los amantes de la aventura y fantasía, pues el guión está constituido de manera orgánica e ingenua, redirigiendo todas sus líneas al público principal, los niños, ocupando diálogos no tan inteligentes pero sí graciosos.

Una parte negativa en la actuación y la narrativa, es la falta de química entre los personajes, ya que, aunque apenas se están conociendo entre ellos, uno esperaría que las personalidades protagónicas fueran más fuertes, expresivas y hubiera un ritmo mucho más marcado entre ellos, a pesar de tratarse de la antesala de una historia gigantesca.

La actuación de Hugh Jackman como el capitán Barbanegra resulta un tanto confusa, ya que con base en el discurso del vestuario y maquillaje, se asume que el personaje es un villano cruel y despiadado; visualmente denota una personalidad muy fuerte, y sin embargo el discurso en el guión y en la actuación es de una persona que si bien es ambiciosa y mala, también tintes de suavidad y condescendencia. No me malinterpreten, no estoy diciendo que las actuaciones sean malas en sí, de hecho resultan muy aceptables para una cinta que en general, está enfocada más en los efectos visuales y parafernalia visual, que en las actuaciones per se.

Por el mismo motivo que el guión no fue elaborado precisamente para funcionar en un cosmos dramático, los elementos visuales cinematográficos que sustentan la historia tenían que ser por obligación excelentes, así que en cuanto a encuadres, fotografía y efectos especiales, la hoy sentenciada superó positivamente las expectativas.

En cuanto al reparto, vemos un giro completo en el comportamiento de algunos de los protagonistas como es el caso de Garfio, donde extrañamente su relación con Peter es enteramente amistosa, por lo que algunos podrían estar en desagrado con el comportamiento de este emblemático personaje que en la historia real alude a un villano. Sin embargo, encaminados a la conclusión, la narrativa nos deja entrever que, si llegase a existir una secuela, el personaje podría convertirse en el malvado Capitán Garfio que todos conocemos.

En el contexto sonoro, la música en general de "Peter Pan" es muy buena y acompaña de una manera exitosa al desarrollo tramático dejando que, junto con los efectos visuales, nos adentremos en la narrativa con una excelente armonía audiovisual.

Peter Pan es en general un buen proyecto que, solo por el hecho de tratarse de un personaje que gracias a Disney se volvió icónico en la infancia de algunas personas, posiblemente cumpla todas las expectativas deseadas. Si bien no es la mejor cinta de fantasía y aventura, todos sabíamos que ir a verla no sería estar ante la presencia de la siguiente nominada al Oscar. Así que, si alguien quiere pasar un buen rato familiar en el cine, Peter Pan es una excelente opción.
Con la tecnología de Blogger.