Crítica: "Escalofríos". Los monstruos de la infancia vuelven a la gran pantalla


Título: Escalofríos
Título Original: Goosebumps
Reparto: Jack Black, Dylan Minnette, Odeya Rush, Amy Ryan, Jillian Bell, Ryan Lee, Steven Krueger, Larry Mainland.
Director: Rob Letterman
Calificación: 4/5 Estrellas

Con una combinación exacta entre el terror y comedia, "Escalofríos" cumple su propósito de ser una cinta ligera y sin rebuscadas complicaciones que entretiene a todo el público y mantiene enganchado durante sus 103 minutos de duración. En la hoy sentenciada, más allá de la nostalgia de ver en pantalla grande a las emblemáticas criaturas de la serie de televisión de los noventa, conoceremos la historia de Zach, quien un poco molesto por tener que mudarse de una gran ciudad a un pueblo pequeño, comienza a ver el lado positivo al conocer a su nueva vecina. Sin embargo, en la casa de la chica se esconde un gran secreto que involucra a su misterioso padre, el autor de las populares novelas "Escalofríos".

En primera instancia debemos dejar claro que el guión y la narrativa se mantienen a buen ritmo durante todo el metraje, logrando evadir los momentos aburridos e innecesarios y construyendo poco a poco una trama que, si bien no es particularmente brillante, mantendrá al espectador con una gran sonrisa, tensión y sobre todo expectativa.

En parámetros interpretativos, "Escalofríos" resulta un compendio de actuaciones bastante logradas por todos los miembros del reparto, encabezados por Jack Black en su papel de Robert Lawrence Stine. Si bien, Black podría resultar un tanto polémico por las críticas tan diversas en su trabajo, en "Escalofríos" se mantiene dentro del papel y se mete de lleno en la interpretación del famoso escritor al que pocas veces le vimos rostro en la ficción de televisión. Dylan Minnette, Odeya Rush, Amy Ryan, Jillian Bell y Ryan Lee completan el reparto de manera dinámica, logrando generar empatía y pudiendo conectar de forma orgánica con la audiencia y brindando una chispa propia a cada uno de los personajes.


La gran cantidad de monstruos digitales creados para la hoy sentenciada, sin duda también forman parte de los protagonistas centrales, y el hecho de que la cinta se presente en formato 3D, ayuda bastante y te involucra más dentro de los efectos visuales, logrando una interesante mezcla homogénea audiovisual, siempre logrando un equilibrio entre lo real y la imaginación.

La banda sonora de "Escalofríos" se presenta de forma adecuada, añadiendo la musicalización perfecta según el momento que estamos viviendo en pantalla, mezclando los sentimientos de acción, suspenso y acción. Sin duda, el revivir una serie con la que muchos jóvenes y niños crecieron, no era reto fácil, sin embargo, Rob Letterman le ofrece al público una cinta bien lograda y entretenida que todos los fanáticos de la serie disfrutarán, brindándoles grandes momentos y recuerdos al lado de los monstruos más entrañables de esta historia, además de ser planeada a la perfección para adecuarse a los gustos cinéfilos de chicos y grandes.

Con la tecnología de Blogger.