Crítica: "Los Huéspedes". Terror, tensión y un tinte de comedia


Título: Los Huéspedes
Título Original: The Visit
Reparto: Olivia DeJonge, Kathryn Hahn, Ed Oxenbould, Peter McRobbie, Kathryn Hahn, Samuel Stricklen
Director: M. Night Shyamalan
Calificación: 3.5/5 Estrellas

El género de terror y suspenso en las películas actuales, ha ido decreciendo paulatinamente en cuanto a calidad. Si bien hay algunas producciones que te mantienen al borde de la butaca, hay muchas otras en las que el espectador se arrepiente de haber pagado una entrada, películas coloquialmente llamadas "palomeras". Y es que pareciera que el requisito actual de los filmes de terror es que carezcan de argumentos y que el toque principal sea la incongruencia.

Dicho esto, hay algunos directores que aún intentan salvar la verdadera esencia del cine de terror, como el caso de James Wan con "El Conjuro", aclamada producción que superó las expectativas para la mayoría de los amantes de este género cinematográfico. En esta ocasión, la nueva cinta de M. Night Shyamalan, "Los Huéspedes", significa un film novedoso, una bocanada de aire fresco para un género ya muy explotado.

En la hoy sentenciada se aprecia una trama sencilla: Dos niños van de descanso a conocer a sus abuelos y lo que pareciera que iba a ser una agradable semana familiar, termina siendo una pesadilla para los dos infantes. En realidad, la primicia no es precisamente absorbente, sin embargo, el criticado director manejó ciertos toques de intriga que hacen al espectador querer saber más de la relación entre los personajes, pues se sabe que tienen un pasado del que no quieren hablar.

Otro detalle que, resulta tal vez el más significativo, son los elementos de comedia tan constantes en una historia por demás escalofriante. En general sabemos que en este tipo de cintas, no se incluyen destellos cómicos con regularidad, pero resulta muy interesante que en "Los Huéspedes", se muestran tintes que te hacen apelar a la risa justo después de haber dado un brinco de susto. Esta característica es por lo que creo que el film resulta novedoso y diferente a lo que normalmente hemos visto en otros ejemplares del género.


Filmada con una cámara supuestamente que traen consigo todo el tiempo los dos niños, la cinta maneja encuadres y tomas que refuerzan la creación de una atmósfera de intriga y una historia creíble con la que uno se puede sentir integrado. A pesar de que, en cuanto a fotografía, pareciera un cliché cinematográfico el poner escenarios fríos y solitarios, la historia se desarrolla en una granja en Pennsylvania por lo que es entendible y sustentado el discurso escenográfico.

Analizando la relación entre los personajes, la hoy sentenciada muestra conexiones interesantes y contrastantes. Por un lado tenemos a los personajes principales, los niños, que se muestran apegados y empáticos uno con el otro, aspecto que no sucede entre los papeles secundarios, los abuelos. La madre de los niños, no tiene un papel tan significativo aparentemente, sin embargo, es el puente entre la historia que se está conociendo y el pasado del que nadie habla, el pasado que mantiene al espectador con ganas de seguir viendo. Olivia DeJonge y Ed Oxenbould encarnan a los hermanos y si bien la actuación de ambos es medianamente buena para la narrativa tan sencilla del film, el papel que desarrolla Oxenbould destaca dentro del desarrollo de la historia; mucho más que el de DeJonge.

"Los Huéspedes" cumple, en general, con la intención de hacer sudar y brincar del asiento a todos los presentes, y el giro final que difícilmente se podía haber intuido en un principio, le da una muy buena conclusión a la narrativa en general. La producción te envuelve en una atmósfera escalofriante y al mismo tiempo cómica, en la que no quisieras ponerte en los zapatos de los personajes, a pesar de tratarse de las personas más tiernas y dulces que podría haber en el mundo: los abuelos.
Con la tecnología de Blogger.