Crítica: "Lado Oscuro del Deseo". El regreso no tan triunfal de Eli Roth


Título: Lado Oscuro del Deseo
Título Original: Knock Knock
Reparto: Keanu Reeves, Ana de Armas, Lorenza Izzo, Ignacia Allamand, Aaron Burns, Colleen Camp
Director: Eli Roth
Calificación: 2.5/5 Estrellas

A pesar de seguir la misma línea argumental de la película de 1977, 'Death Game' (que funciona como la madre nodriza de la hoy sentenciada), y de que ya son bastante trilladas las historias donde unos extraños (habituales hombres malos y psicópatas) entran en la casa de alguien, generalmente damiselas heroínas para poner su vida en conflicto, "Lado Oscuro del Deseo" cuenta con bastante más trabajo que el largometraje antes mencionado en la mayoría de sus aspectos narrativos y técnicos.

Dándole una ligera vuelta de tuerca al argumento típico, en la hoy sentenciada conoceremos a dos chicas, Ana de Armas y Lorenza Izzo (esposa del director Eli Roth), dos jóvenes en apariencia indefensas, que pondrán en descontrol la vida de nuestro protagonista, Keanu Reeves, haciéndole pasar de la tranquilidad de su cotidiana vida a un torbellino de emociones, sangre y tortura, en menos de una noche.


En primera instancia debemos dejar algo claro, ¿la cinta cumple su intención principal? sí. La producción supera con creces las expectativas iniciales, sin embargo, cuando escuchamos el nombre de Eli Roth (Hostal, The Green Inferno) podríamos creer que nos espera un clásico thriller del realizador, aquel que nos mantendrá todo el tiempo entusiasmados y a la deriva, sin embargo, en esta ocasión "Lado Oscuro del Deseo" se torna predecible en la mayor parte de su duración, sobre todo a partir de la segunda etapa de su desarrollo.

Al contar con un elenco reducido (ya que así lo fija la trama), las buenas actuaciones eran fundamentales para que todo esto funcionara. Empecemos por el trabajo insulso de Keanu Reeves, que resulta poco creíble y convincente en más de una ocasión, muy superficial. En contraparte tenemos a Ana de Armas y Lorenza Izzo, quienes logran desarrollar una interpretación destacada y nos permiten sumergir en la narrativa principal donde consiguen dotar momentos de alta tensión que logran sacar airoso el largometraje y darle la posibilidad de perfilarse para ser una película que cumple, al menos con lo fundamental que es entretener.

Ambas chicas se han lucido en sus personajes y el emblemático Keanu se ha quedado perdido en alguna parte de la ejecución; lamentablemente en esta ocasión no se puede culpar al guión por los fallos cometidos en la parte interpretativa, ya que éste, a pesar de algunos espacios en blanco, consigue tener una muy buena base y conducir la cinta desde un inicio decente hasta un desenlace interesante.

'Lado Oscuro del Deseo' desde luego no se convertirá en el thriller del año, pero es entretenida a la vez que nos plantea una historia que nos deja puntos de humor negro mezclados con una perversidad psicológica propia de este maestro de la dirección, aunque en esta ocasión, ha quedado muy distante de otros trabajos que lo encumbraron a la cima del género y que nos hacían esperar con ansía una nueva cinta suya. Precisamente los puntos de humor siniestro que posee, la hacen funcionar correctamente; están bien aplicados y en su medida justa, lo que se agradece ya que trabajan discretamente sin quitar el suspenso en general.


Uno de los factores más satisfactorios de la cinta, yace en su banda sonora, misma que acompaña el desarrollo del argumento y que nos envuelve en demasía, creando el ambiente necesario para que congenie lo que estamos viendo con lo que estamos oyendo, punto a favor gracias a Brian Godshall (Aftershock, Kinsey), quien ejecutó su trabajo magníficamente.

El film, como se mencionó anteriormente, entretiene; sin embargo con algunas interrogantes sin revolver, no permite que el espectador se vaya del todo contento con el desenlace. Sin duda una cinta que debes ver si te gusta el trabajo de Eli Roth. Un interesante preámbulo mientras esperamos pacientemente el thriller caníbal, The Green Inferno.
Con la tecnología de Blogger.