Crítica: "Demoníaco". Conjunto de clichés que decae progresivamente


Título: Demoníaco
Título Original: Demonic
Reparto: Frank Grillo, Maria Bello, Cody Horn, Dustin Milligan, Megan Park, Aaron Yoo, Scott Mechlowicz
Director: Will Canon
Calificación: 2/5 Estrellas

James Wan, ha forjado su paso en la industria cinematográfica gracias a su habilidad de profundizar en historias que mantienen al público continuamente en la expectativa. Desde producciones como su madre nodriza "Saw", hasta otras historias de horror como "El Títere", "La Noche del Demonio" o "El Conjuro", han catapultado la carrera del realizador al grado de trabajar ya para enormes franquicias como "Rápidos y Furiosos" o próximamente en "Aquaman" de Warner Bros. No obstante, también hemos de reconocer que su nombre ha fungido como productor y guionista en varias producciones del género, que no han resultado del todo exitosas.

Precisamente no alejándonos mucho de su trayectoria fílmica, Wan prestó su nombre como productor en la tercera entrega de "La Noche del Demonio", pasándole la batuta a Leigh Whannell, quien aunque no fracasó del todo en el puesto, no encontró la manera correcta de plasmar una historia conjunta de la forma correcta. Algo similar sucede con "Demoníaco", la cinta que dirige Will Canon, utiliza el nombre de Wan como productor, pero el resultado final es una sombra que imita otros ejemplares del género y que en su intento por resultar innovadora, termina siendo anticlimática y predecible.

Veamos. La hoy sentenciada nos introduce a un joven que tras insistentes visiones, se ve obligado a visitar junto a varios investigadores de lo paranormal, una antigua casa donde supuestamente ocurrieron terribles asesinatos décadas atrás. Sin embargo, ya en el lugar y tras varias experiencias fuera de lo normal, los incautos son misteriosamente masacrados, salvo tres de ellos. A partir de entonces, un grupo de detectives junto a una experta psicóloga, intentarán decifrar lo que realmente sucedió en el lugar, y encontrar con vida a todos los implicados.

Si bien la primicia no es precisamente innovadora, debo aceptar que la primera mitad de "Demoníaco" va encaminándose de forma sólida; salvo la falta de química entre Frank Grillo y Maria Bello, la narrativa principal se muestra decente, con sus debidos baches, pero nada fuera de lo normal. Sin embargo, ya encaminándose hacia el final, la hoy sentenciada va decayendo progresivamente, fracturando el guión y convirtiéndose en un cliché anticlimático que muestra incongruencias e inconsistencias.

Vamos, se nota el esfuerzo por construir una historia sólida que se va contrapunteando continuamente entre los elementos viscerales del horror, la funcional técnica found footage e incluso el suspenso de un thriller policiaco, sin embargo, poco a poco se va viciando en cada una de éstas ramificaciones, creando una mezcla heterogénea donde lo único rescatable son las terroríficas atmósferas de Michael Fimognari (Oculus).

"Demoníaco" no logra consumarse en su totalidad, las actuaciones en general presentan desperfectos, y falta de química, el set dressing (llámese la casa en sí, los cuadros y las habitaciones embrujadas) no es atractivo del todo, la producción decide optar por una conclusión fácil e irrelevante que termina destruyendo lo poco que pudo haber logrado en sus 84 minutos de duración. Ni los nombres de Grillo y Bello, o el intento de venderla como algo salido de la mente retorcida de James Wan, logran elevar esta cinta que posiblemente ocupe un lugar en la cartelera de México por pocas semanas, justo como lo hizo en Estados Unidos.

Con la tecnología de Blogger.