Crítica: 'La Noche del Demonio 3'. Funciona pero bajo la sombra de sus predecesoras


Título: 'La Noche del Demonio: Capítulo 3'
Título Original: Insidious: Chapter 3
Reparto: Dermot Mulroney, Lin Shaye, Hayley Kiyoko, Stefanie Scott, Leigh Whannell, Angus Sampson, Michael Reid MacKay, Anna Ross.
Director: Leigh Whannell
Calificación: 3/5 Estrellas

Con dos cintas predecesoras más que admirables, 'La Noche del Demonio: Capítulo 3' llega a la gran pantalla para mostrarnos un poco más sobre la historia detrás de los personajes que ya conocíamos de las entregas anteriores y revelarnos nuevos e interesantes descubrimientos sobre el mundo de los espíritus malignos que construyó James Wan (El Juego del Miedo, Rápidos y Furiosos 7) y ahora continúa su compañero y hermano del alma Leigh Whannell en su gran debut como director.

Si bien no existe un punto de comparación entre esta película y las dos previas, debido principalmente a que las dos primeras fueron, sin lugar a dudas, propuestas frescas y bien recibidas estrenadas en 2010 y 2013 respectivamente, con la hoy sentenciada sí tenemos las acostumbradas dosis de sustos, pero nada más, realmente no encontramos la frescura necesaria en el guión que lograse enriquecer a la saga, o aportar nuevos misterios que nos relacionen más al espectro sobrenatural.


Es decir, el guión está bien construido y mantiene una secuencia lógica y agradable para el espectador, pero a pesar de esto, recae mucho en los estereotipos que ya conocemos del cine de terror en general: espíritus y presencias sobrenaturales, ambientación sonora que indica que algo malo va a suceder, y escenas predecibles; vamos, tópicos ya vistos hasta el cansancio en las cintas del género que se repiten una y otra, y otra vez (aunque sí hay un par de giros en la historia que se agradecen).

No me malinterpreten, lo anterior no le quita mérito como una buena cinta de horror, o al menos una propuesta digna de visitarse, ya que cumple su función principal de mantener alerta al público y regalarle secuencias meritorias que le sacarán un buen susto y lo harán pasar por ligeros momentos de angustia.

El peso principal de las actuaciones recae totalmente sobre Lin Shaye, quien vuelve en su interpretación de la medium Elise Rainier, logrando además de cuajar la trilogía, un excelente y sólido papel. Aunado a ésto la actriz principiante, Stefanie Scott, nos brinda como protagonista tintes diversos cargados carácter, muy atinados.


Debemos advertir, que 'La Noche del Demonio 3' también tiene partes cómicas que merman las situaciones de horror, y éstas vienen acompañadas de los personajes de Specs (Leigh Whannell) y Tucker (Angus Samson), a quienes ya conocíamos en las primeras dos partes de la saga y siempre brindan ese críticado toque humorístico hasta en las peores situaciones; aunque, también se agradece de antemano que le dieran un espacio a ambos personajes para explicar un poco el origen de su agrupación.

En cuanto a la fotografía, Brian Pearson (que trabajó al lado de Wan en 'El Conjuro') resalta con encuadres novedosos que brindan al público una nueva e interesante forma de ver el cine de terror (destaco pues, las tomas a nivel del suelo). También sobresalen la características técnicas para distinguir el mundo de los vivos del mundo de los muertos, apoyándose de diversos tipos de iluminación, sonorización y ambientación, que llegan a combinarse en algún momento y hacen una mezcla explosiva de eventos extrasensoriales.


Por otra parte, Joseph Bishara como dueño y señor de la sonorización, nos ofrece un maravilloso contenido en cuanto a la banda sonora, marcando con diferencia las escenas de tensión y brindando una ambientación sonora ideal para este tipo de cintas, que hacen al espectador adentrarse en las escenas y vivirlas en carne propia.

'La Noche del Demonio 3' es una cinta bien construida, carente tal vez de originalidad pero que a pesar de ésto nos mantiene en tensión y suspenso durante sus 105 minutos ¿funciona? sí, pero bajo la sombra de sus predecesoras. El final, inesperadamente, queda pendiente para una cuarta entrega, y he de confesar, que de obtener luz verde para su realización, me apuntaré totalmente a verla.
Con la tecnología de Blogger.