Crítica: 'Rápidos y Furiosos 7'. Adrenalina, acción y emoción a máxima velocidad


Título: Rápidos y Furiosos 7
Título Original: Furious 7
Reparto: Vin Diesel, Paul Walker, Michelle Rodriguez, Jason Statham, Dwayne Johnson, Tyrese Gibson, Jordana Brewster, Chris "Ludacris" Bridges.
Director: James Wan
Calificación: 4/5 Estrellas 

¿Quién iba a pensar que 14 años después del estreno de la original Rápidos y Furiosos íbamos a estar esperando con ansias una sexta secuela? Más impredecible aún era que estas películas pasarían de ser simples action-flicks con poco que ofrecer (más allá de los autos acelerando a toda velocidad), a filmes auténticamente divertidos con personajes que hemos aprendido a querer y que se han convertido en el móvil principal de las últimas entregas. Rápidos y Furiosos es ese raro ejemplo de una saga que mejora con el tiempo, aprovechando el cariño que el público ha desarrollado para con estos personajes, así como un estilo y carisma ganados a pulso.

En 'Rápidos y Furiosos 7', Deckard Shaw (Jason Statham), hermano del terrorista Owen Shaw, está determinado a buscar venganza contra Dominic Toretto (Vin Diesel) y su equipo, luego de los hechos en Londres de la pasada entrega. Toretto, Brian (Paul Walker) y todo el equipo se reúnen una vez más para detenerlo, ahora con la ayuda de una organización secreta del gobierno dirigida por un hombre que se hace llamar "Sr. Nadie" (Kurt Russell). La condición es que el equipo rescate un importante software antes de que el terrorista somalí Jakande (Djimon Hounsou) llegue a él.


Desde las primeras líneas la cinta muestra a los personajes adaptándose a una vida más tranquila, donde ahora deben sentar cabeza y salir adelante como una familia. Dom continúa luchando por ayudar a Letty (Michelle Rodriguez) a recordar su vida antes del accidente del que le creían muerta, a pesar de que esté resignada a ser una persona completamente distinta.

A diferencia de otras películas de acción con personajes planos y conflictos sosos que no añaden nada interesante a la historia (recordemos la decepcionante Need for Speed del año pasado), aquí no hay tema que se sienta forzado, los actores se notan cómodos con sus personajes y la química entre ellos mejora con cada nueva secuela. El lógico que entremos a ver la cinta esperando observar persecuciones, carreras y explosiones sin igual, pero cuando en medio de ello tenemos personajes que nos interesan y que realmente deseamos verles sobrevivir, la emoción se vuelve real.

Tal y como las películas de James Bond lo han logrado, la sentenciada se reinventa llevando a los héroes a misiones cada vez más interesantes, en los lugares más exóticos del mundo. Hablando del tema, precisamente una de las mejores escenas de la cinta tiene un toque a la 007, con el humor y la acción sobre ruedas que sólo Rápidos y Furiosos puede ofrecer.

Por el lado no tan amable, la persecución final se torna un tanto larga, con momentos en los que no se percibe claramente lo que está sucediendo. Shaw, interpretado por un Statham que parece incapaz de actuar algo muy distinto de sus otros olvidables personajes, es quizá lo menos interesante en la película, un villano sin mayor complejidad fuera de su deseo de vengar a su hermano. Jakande es ligeramente más imponente, pero es similar al tipo de antagonistas mafiosos y poderosos que hemos visto en las entregas anteriores. Creo que incluso el público de Rápidos y Furiosos merece mejores villanos.


Estos detalles no demeritan a la película como un todo. 'Rápidos y Furiosos 7' es una aventura de acción y motores a toda velocidad que supera casi todo lo que Hollywood puede ofrecer en este rubro; Toretto y su equipo nunca han sido tan divertidos y a la vez tan conmovedores. A pesar de que Paul Walker falleció, su legado como un gran actor se ve honrado dignamente en su última aparición en la franquicia que vio florecer su carrera. No voy a contar más, pero verle al lado de Diesel, Rodriguez, Gibson y el resto del grupo que se convirtió en su familia, por sí solo, vale la entrada del boleto. No sé si esta sea la última secuela que veremos de Rápidos y Furiosos, pero no veo razones para no seguir disfrutando de una buena persecución de vez en cuando.
Con la tecnología de Blogger.