Crítica: 'Chappie'. Visión propositiva sobre el futuro que se queda corta


Título: Chappie
Título Original: Homónimo
Reparto: Sharlto Copley, Dav Patel, Hugh Jackman, Sigourney Weaver, Yolandi Visser
Director: Neill Blomkamp
Calificación: 3/5 estrellas

'Chappie' es una producción que provoca diversas sensaciones al espectador, algunas de ellas no tan digeribles y otras tantas difíciles de interpretar. El filme en términos narrativos tiene fallas que apuntar y comentarios a la ejecución que se vuelven necesarios pues la idea es claramente ambiciosa. A pesar de ello, ninguna cuestión merma la originalidad del argumento ni evita que concordemos en que Neill Blomkamp ha creado un estilo identificable y único que comparten District 9, Elysium y ahora Chappie .

La historia toma lugar en Johannesburgo, en el año 2016, donde por primera vez en la historia se utilizan robots humanoides llamados "scouts" como fuerza policíaca de manera exitosa. Deon (Dev Patel), es el creador de estos droides, un ingeniero prodigio quien ha desarrollado en secreto una programación de inteligencia artificial que le permite a los scouts pensar y sentir como un ser humano. Cuando Deon es secuestrado por unos criminales, su única salida para sobrevivir es dejarles un scout al que le inserta la nueva inteligencia artificial: Chappie, el primer robot consciente que deberá aprender las cosas más básicas de la vida con una familia de criminales.


El film es similar a District 9 en el desarrollo visual de la historia; Blomkamp usa todo tipo de entornos violentos, hostiles e hiperrealistas para ubicar a sus personajes y permitirles desenvolverse de forma creíble pero emocionante. Imágenes con noticieros, entrevistas donde recapitulan los hechos, escenarios reales, criminales infringiendo la ley, pobres, ricos y científicos conviviendo, todos conforman una toposemia muy auténtica y característica de los filmes del director. Tal vez en un inicio Chappie nos recuerde a District 9, un poco menos a Elysium, pero el drama central tiene personalidad propia y levanta cuestionamientos antropológicos interesantes, una virtud digna de cualquier película que aspire a entrar en la categoría de ciencia ficción.

Blomkamp no olvida el desarrollo de sus personajes, eso queda claro en las relaciones que crea Chappie en el corto periodo de tiempo en el que se desarrolla la historia. A pesar de ello, la relación principal, aquella entre Deon y el robot, no termina de desenvolverse antes de que los sucesos los empujen a ayudarse para sobrevivir, dejando a la audiencia con una sensación de que el film pudo haber sido mucho más emotivo.

Otro tropiezo es el personaje de Vincent Moore, interpretado por Hugh Jackman, un villano que parece haber sido creado únicamente porque era necesario que alguien causara problemas a los protagonistas, pero no añade un elemento valioso al relato. Quizá en un primer momento parezca exagerado apuntar este aspecto, pero en una producción donde se toca la posibilidad de crear consciencia en una computadora, un villano tan plano se vuelve distractor y demerita como un todo.


Chappie no alcanza la tensión dramática que su historia debería permitirle, los personajes no logran la empatía necesaria y las relaciones importantes se quedan cortas para generar emociones que atrapen al público. Sin embargo la sentenciada se caracteriza por ser entretenida, el personaje de Chappie es interesante y se atreve a explorar ideas sobre la consciencia sin caer en una exposición exagerada o en filosofía incomprensible. Su mayor logro sigue siendo su estilo visual-narrativo, el cual tildaría como "futuro usado", una visión del futuro cercano donde la sociedad no es perfecta, es corrupta, sucia, falible y donde los problemas inherentes al ser humano permanecen a pesar de que haya robots o extraterrestres viviendo entre nosotros.

Aunque Neill Blomkamp es todavía un director joven en Hollywood, ya nos ha sorprendido con películas propositivas que refrescan el género de ciencia ficción y procuran a la vez una calidad dramática. Tal vez Chappie no sea impecable pero es una narración contada de una forma muy original y con un corazón presente. No puedo esperar a ver cómo evoluciona el estilo de este visionario cineasta para retomar la saga de Alien, su siguiente producción confirmada.

Con la tecnología de Blogger.