Crítica: 'Inquebrantable'. Desequilibrado drama con patriotismo subliminal


Título: Inquebrantable
Título Original: Unbroken
Reparto: Jack o'Conell, Takamasa Ishihara, Domnhall Glesson, Finn Wittrock y Garett Hedlund 
Director: Angelina Jolie
Calificación: 3/5 Estrellas

Antes de iniciar la presente crítica, me parece necesario establecer ciertos márgenes. Y es que por lo menos desde la perspectiva de quien esto redacta, resulta un tanto absurdo (por no decir incoherente) esperar exactamente la misma calidad de alguien con un marco teórico en contraste con alguien que no lo tiene. Es decir (y hablándoles ya en concreto en términos cinematográficos), muy rara vez el trabajo realizado por un director hecho y derecho (de grandes consagrados ya ni hablamos), se equipará al de un actor incursionando en la materia, pues el conocimiento adquirido por los primeros siempre será empírico. Y únicamente cuando logran ir más allá de "levantar una puesta en escena", los aplausos y el prestigio se consolidan y pueden hacerse llamar auténticos (léase Clint Eastwood, Ben Affleck).

Ahora ¿Ocurre lo último con Inquebrantable? Yo diría que no. Pero vamos por partes ya que tampoco resulta un producto 100% despreciable.

No me impresiona ver porque las críticas al momento de su estreno, o sea dentro de Estados Unidos resultaron tan meritorias y conforme se fue expandiendo, es decir internacionalizándose, se iba desinflando poco a poco. Primero, no se le puede negar al segundo filme dirigido por Angelina Jolie (el primero jamás llegó a México) una muy sólida manufactura, no de a gratis las tres nominaciones en los actuales Academy Awards se encuentran dentro del rubro técnico (fotografía y las dos categorías de sonido), incluso me atrevo a decir que la puesta en escena resulta fácilmente más atractiva (mucho ojo a la secuencia de los tiburones, pues esa es la verdadera forma en que se comportan y no como las bestias como se suelen retratar). Sin duda alguna, sus 2 horas con 17 minutos representan un sólido muy digno candy eye fusionando cada elemento (salvo la música quizá, que no representa nada del otro mundo y de hecho su loop principal contiene si no me equivoco tres piezas) para crear unos cuadros 100% deleitables.

El problema radica cuando todos esos cuadros y secuencia deben hacernos estremecer o mínimo sentir algo.

Desde el momento que vi los créditos me costó, me cuesta y me costará creer la autoría del guión: Ethan Coen y Joen Coen, mejor conocidos como los hermanos Coen. ¿De verdad, estos hombres, desde siempre tan oscuros y críticos de la sociedad estadounidense con filmes como Sin Lugar para Los Débiles (No Coutry for Old Men - Ethan Coen y Joel Coen - 2007) o Fargo: Secuestro Voluntario (Fargo - Joel Coen - 1996) ahora se dispusieron a dar un giro de 180º sobre la fuerza del espíritu y del coraje humano.... y mal?
Angelina Jolie y su muso, el verdadero Louie Zamperini
Las historias sobre anteponerse a las adversidades pueden ser tremendas armas de doble filo, pues desde ahí salen auténticas joyas o churros por demás fatigantes. Lo ocurrido con 'Inquebrantable' es que trata tanto de ser tan genial, tan asombrosa y tan apantallante, que al final sólo te aleja. Se necesita cabeza pero sobre todo pulso para estos relatos y quien por años fuera considerada la mujer más hermosa del cine a nivel mundial no demuestra ni lo uno ni lo otro: Sus personajes se retratan con sumo melodrama y todavía peor, nadan dentro del estereotipo férreo (mejor conocido como cliché). Aquello supuestamente hecho con miras a exponer el como puede ser posible atravesar hasta el peor tormento, al final pareciera tener un tufo de "por qué ellos fueron muy muy malos y nosotros siempre seremos muy muy buenos" (¿Patriotismo subliminal?).

Hay que admitir algo: Presentar una historia respecto a salir avante de una lluvia de obstáculos justo en un contexto político no debe resultar ninguna tarea sencilla; pese a ello ya existen ejemplos contundentes de que es posible. Tal vez el más cercano y prudente para equiparar circunstancias sea la obra ganadora del máximo Oscar hace 3 años (y que de hecho también tenemos crítica en este mismo portal), Argo (Ben Affleck -2012). Allá sin tanto azote se mostraba como una serie de individuos comunes y corrientes le hacen frente a la adversidad sin el tufo patriotero que aquí se presenta. 

La duda aquí es ¿Fue intencionado o subliminal? Habrá que cuestionárselo a Angelina Jolie.


Por lo mismo, en lo que al marco histriónico refiere no hay mayor cosa que aplaudir pues éstas se concentran en el estereotipo y no es posible determinarlas como lucidoras o demeritorias (aunque si nos vemos forzados a elegir, creo que claudicaríamos por el segundo adjetivo). A lo mejor el único quien podría ponerse sobre mesa de debate sea el protagonista Jack O'Conell, pues hace bien apuntar hacia lo contenido. Desafortunadamente termina más bien dentro de lo inexpresivo.

Y quizá así sea la mejor forma de calificar 'Inquebrantable'. Una pieza que se encamina hacia la consolidación dramática y se termina desviando por muchas grietas, gracias al mal pulso que maneja. No representa una pérdida de tiempo sin duda, pero se han desarrollado mejores estudios sobre la misma materia. Saludos.

Con la tecnología de Blogger.