Crítica: 'Francotirador'. Dosis extra de patriotismo


Título: Francotirador
Título Original: Amercian Sniper
Reparto: Bradley Cooper, Sienna Miller, Luke Grimes, Kyle Gallner, Jake McDorman, Cory Hardrict, Sam Jaeger, Max Charles
Director: Clint Eastwood
Calificación: 3.5/5 Estrellas

Francotirador es la historia del tejano Chris Kyle, el francotirador más letal en la historia del ejército Americano traída a la pantalla grande gracias a su biografía homónima. La crónica del soldado protagonizado por Bradley Cooper como parte del equipo naval SEAL, comienza después de una serie de eventos de terrorismo hacia los Estados Unidos. Jason Hall es el encargado de convertir el biopic a un guión cohesivo, bajo la tutela de Clint Eastwood como director, obteniendo una película al más puro estilo del realizador, dejando lo mejor hasta el final, y llevando el espectador por una constante variación en el ritmo y tiempo.

Llena de patriotismo y odio hacia los terroristas del medio oriente, debo confesar que la sentenciada en ocasiones parece una vil propaganda para obtener más enlistados en aras de derrocar el "gran mal". Llega un punto donde, es tal la lealtad del protagonista para con su país, que uno se pregunta constantemente si realmente tiene consciencia de sus acciones o propio razonamiento. La película no accede, ni da la oportunidad de generar otras teorías sobre la razón de guerra contra Irak, siendo uno de los eventos bélicos más importantes de la historia. La única motivación del personaje, es abatir a los enemigos y prevenir que éstos y sus barbaridades lleguen al Este, sin importar las consecuencias.


Entiendo que 'Francotirador' es un film sobre la vida de un soldado americano, pero bien pudo haberse beneficiado al presentar un poco más de la justificación enemiga para contrapuntear a Estados Unidos, y la sentenciada lo hace de manera extremadamente superficial, aislandote de nuevo en el círculo del protagonista. Simplemente no se genera esa empatía para con la otra cara de la moneda. Por el mismo nacionalismo, resulta difícil digerir el tema de los veteranos y el enfrentamiento en general, ya que de una u otra forma nosotros no tenemos esa cultura.

Dejando un poco de lado sus desperfectos, la musicalización a cargo de Joseph S. DeBeasi y Clint Eastwood (el realizador se ha encargado de la banda sonora en la mayoría de sus películas desde Rio Místico) resulta sutil pero no por eso menos excelente. El reparto es muy sólido, Bradley Cooper por un lado, presenta una actuación de muy buen calibre y tal vez una de sus mejores interpretaciones hasta el momento, desafortunadamente su compañera a cargo, Sienna Miller, sí se muestra opacada ante el nominado al Oscar, y aborda una participación mediana (como dato de interés, los compañeros de guerra del protagonista son verdaderos miembros del equipo especial SEAL). La fotografía y dirección de imagen es sobresaliente, en especial la última escena de acción donde realmente se luce Eastwood.


Hay muchas películas bélicas orientadas al importante enfrentamiento entre Estados Unidos e Irak, probablemente las dos primeras que se me vienen a la mente, resaltan por su trama y marco histórico: En Tierra Hostil (2008) y La Hora más Oscura (2011), si bien, no podemos hacer una comparación entre éstas y la sentenciada (al final sus motivaciones son completamente diferentes), me parece que al menos las expuestas se dan a la tarea de explorar un poco más allá del mero sentimiento patriótico, cosa que no sucede con la hoy sentenciada.

En conclusión, 'Francotirador' se excede en el más puro nacionalismo y no se deteniene a presentar un lado muy importante de la guerra contra Irak. Un film que más allá de contar la historia de Chris Kyle, trata de reflejar las consecuencias que tiene un soldado para con su familia, y el trastorno postraumático que muchas de estas experiencias pueden dejar en todos los implicados. Un film que entretiene y converge con un final gratamente sorprendente (musicalizado magistralmente por Ennio Morricone), pero nada más.

Con la tecnología de Blogger.