Crítica: 'Maze Runner Correr o Morir'. El inicio de una prometedora saga de ficción


Título: Maze Runner - Correr o Morir
Título Original: The Maze Runner
Reparto: Dylan O'Brien, Aml Ameen, Ki Hong Lee, Blake Cooper, Thomas Brodie-Sangster, Will Poulter, Kaya Scodelario
Director: Wes Ball
Calificación: 3.5/5  

Las adaptaciones cinematográficas de exitosas novelas juveniles, se han convertido en una importante mecánica hoy en día, será tal vez por la empatía que el público ha generado a producciones como 'Harry Potter', 'El Señor de los Anillos' o 'Los Juegos del Hambre', donde generalmente nos introducen a una persona regular (común) que por azares del destino debe enfrentarse a sus propios temores y hacer frente a peligrosas e inesperadas amenazas, para consecuentemente lograr un objetivo global: salvar a la humanidad.

Aunque hemos sido testigos de varios intentos por revivir lo que las anteriores sagas han logrado a través de los años (sobre todo hablando de números en taquilla), con ejemplos como 'Cazadores de Sombras', 'Hermosas Criaturas' o incluso la misma 'Divergente', queda claro que no es hasta que la primera de las cintas obtenga buenos resultados, cuando las productoras se animan a realizar una o varias secuelas.

Pero algo ya ha quedado establecido después de tan múltiples fracasos, para que una nueva saga funcione, el concepto debe ser lo suficientemente fuerte (convincente), los personajes necesitan generar empatía para con el espectador y la historia debe dejar abiertas muchas posibilidades sobre la dirección a tomar, es entonces cuando se afirma la idea de tener entre manos un nuevo cúmulo de adaptaciones.

Llega entonces a carteleras mexicanas el chivo expiatorio de Wes Ball, 'Maze Runner Correr o Morir', la esperada adaptación basada en la tetralogía de James Dashner (que se convirtió rápidamente en best-seller en Estados Unidos), con un reparto comandado por los desconocidos Dylan O'Brien, Thomas Brodie-Sangster y Will Poulter.

La cinta nos introduce pues, a un grupo de jóvenes que después de varios años encerrados en un lugar llamado El Área, le dan la bienvenida al más reciente de sus miembros, Thomas. Pero el destino les cambiará tras la llegada de este joven que a primera impresión parece no recordar nada salvo su nombre, pero después de varios peligros y contratiempos, tanto el chico como el grupo de sobrevivientes descubrirán que para salir del peligroso recinto, solo tienen una opción: correr.

He de admitir, que la hoy sentenciada funciona muy bien dándole la lectura correcta. Si bien, gracias a la premisa base (el argumento es equitativamente similar a 'Los Juegos del Hambre', donde un conjunto de personas son encerradas en un ambiente controlado para intentar sobrevivir), lo más fácil resultaría suponernos que el motivo principal es escapar del gigantesco laberinto, y naturalmente lo es, pero durante toda la cinta se viene acarreando una misma incógnita, ¿qué o quiénes han llevado a todos los jóvenes a terminar allí, y sobre todo a mantenerlos con vida? (caso contrario a la antes expuesta, donde se estipula que la existencia de los juegos es esencial para el nuevo estilo de vida).

Quizá si le quitaramos la parafernalia y dejásemos el argumento como puro objetivo de análisis, la justificación detrás de la sentenciada es muy interesante, aunque en la película no se presenta de la manera correcta (se aborda fugazmente). ¿Resulta atrayente descubrir la motivación detrás del enfermizo laberinto?, sí, misma que dará pie a una o varias secuelas (suponiendo que la 20th Century Fox les de su respectiva luz verde), pero cuando dicha motivación se aborda de manera tan tardía, llega un punto de declive donde el espectador comienza a perder la línea dramática (o el punto principal de enfoque), y cuando ésta se aborda, resulta inverosímil.

Dylan O'Brien interpreta a Thomas
Dylan O'Brien resalta de entre el reparto para ofrecernos un personaje bien fundamentado y convincente. Aunque su génesis resulta un tanto confusa, el actor logra encarnar correctamente a un nuevo héroe literario. El director optó por trabajar con caras poco conocidas dentro del medio (o al menos que no se reconocen con tanta familiaridad), y todos, a pesar de tener poca relevancia, van contruyendo sus personajes de manera exponencial, sobre todo tratándose de pilares de los que no se puede divagar tanto en su origen (se estipula muy al inicio que ninguno de ellos recuerda absolutamente nada).

A nivel musical, la sentenciada resulta una propuesta muy estable, el score a cargo de John Paesano nos va guiando sutilmente a las secuencias de acción para liberar después melodías mucho más bruscas y estruendosas. Lo mismo para el departamento de fotografía y edición, visualmente 'Maze Runner' es decente más no sobresaliente.

'Maze Runner Correr o Morir' se trata de una grata y refrescante historia si lo que se busca en primer plano es entretenimiento, pero presenta fracturas dentro de su presentación, mismas que la dejan justo en un limbo medio. Rebasa por mucho los filmes estereotipos del género, pero falla cuando se le contrasta con el resto de las obras con la que es más que obvio, deseaba compararse.
Con la tecnología de Blogger.