Crítica: 'Cantinflas'. La historia de un ícono mexicano exclusiva para seguidores


Título: Cantinflas
Reparto: Óscar Jaenada, Michael Imperioli, Luis Gerardo Méndez, Ilse Salas, Gabriela de la Garza.
Director: Sebastián del Amo
Calificación: 3/5

Las producciones mexicanas están viviendo una temporada relativamente buena, debido a la cantidad (no tanto a la calidad) de cintas que hemos visto en carteleras de los cines del país (Pánico 5 Bravo, Casi 30, Más Negro que la Noche, por mencionar sólo algunas). La sentenciada del día de hoy llegará a proyectarse en pantallas el próximo jueves para contarnos la historia de uno de los personajes más queridos, no sólo en México, sino de diversas partes del mundo; naturalmente nos referimos a Cantinflas

Cuando se confirmó que una nueva cinta del famoso comediante estaba siendo producida por Kenio Films, diversos pensamientos llegaron a la mente de los cientos de fanáticos; los más grandecitos que esperaban ansiosamente el estreno de sus filmes (en lo que fue la época de oro por allá en los 50's), o para las generaciones más jovenes, los que hasta la fecha se divierten cuantiosamente con las aventuras del actor, y su primer acercamiento a éste fue por medio de la televisión.

Seguramente, me atrevo a mencionar, más de uno pensamos que se trataría de una nueva aventura del estimadísimo Cantinflas (naturalmente encarnado por otro actor), pensamiento se desmintió a la brevedad al ser revelado el primer material de esta obra. Como resultado, obtuvimos lo que hoy analizamos, que no se trata más que de una cinta biográfica, presentándonos no la vida de Mario Moreno, sino del fenómeno denominado Cantinflas.

La cinta se encarrila bajo dos líneas temporales principales que naturalmente van encaminado toda la trama. Por un lado la presentación de una idea descabellada de un productor que quiere llevar a cabo un ambicioso proyecto; y por el otro, la introducción del mismísimo Mario Moreno, un joven desempleado pero boyante, que desde su primera aparición ya denota toda la energía Cantinflona.

Aquí sucede algo importante, los saltos temporales no permiten que el film establezca un ritmo constante, algo equitativamente similar a una montaña rusa. En ciertos cuadros las líneas se vuelven muy monótonas, lentas; para después retomar velocidad y proseguir con la estructura dramática. Se perciben huecos dentro de la narrativa, dejando al espectador una sensación incompleta, digamos una digestión fragmentada.

Óscar Jaenada, el nuevo Cantinflas
Las actuaciones, o en este caso específico la actuación del principal, es lo que logra elevar 'Cantinflas' a un punto muy positivo dentro del rubro del género. Aunque Sebastián del Amo (director de la obra) fue duramente críticado por haber elegido a un español para encarnar al símbolo mexicano, el mismísimo Óscar Jaenada viene a comprobar que la elección no pudo ser más atinada. Vamos, desde los primeros avances podíamos percibir esa esencia cómica tan característica de Don Mario Moreno, tal vez plasmados en otros ojos, pero al final realizando un homenaje que denota respeto.

La ambientación y fotografía no son muy sobresalientes pero cumplen con el objetivo primordial, trasladarnos a los periodos de tiempo de ambas líneas temporales, presentadas en un México antiguo (específicamente por allí de los 30's - 50's). La musicalización por su parte tampoco resulta eminencia, pero sí decente y ad hoc a los cuadros presentados en pantalla.

'Cantinflas' termina siendo una biografía destacada que envuelve ciertamente la energía y vibra del simpático ídolo mexicano, sin exceder en la comedia ni caer en lo excesivamente dramático. El film nos introduce a diversas generaciones, la historia del comediante que pocos conocíamos, y que reafirma el amor y la entrega de los cientos de miles de fanáticos alrededor del mundo. Si bien, la obra podría resultar no tan digerible para todo tipo de público (me atrevería incluso de tildar la palabra aburrimiento para los menos allegados), definitivamente los más acérrimos seguidores saldrán satisfechos y jubilosos.

Con la tecnología de Blogger.