Crítica: 'Si Decido Quedarme'. Amor utópico, actuaciones regulares


Título: Si Decido Quedarme
Título Original: If I Stay
Reparto: Chloë Grace Moretz, Mireille Enos, Jamie Blackley, Joshua Leonard, Liana Liberato, Stacy Keach.
Director: R.J. Cutler
Calificación: 3/5 

No me considero precisamente un acérrimo fanático de las novelas dramáticas (hablando específicamente del género literario), sobre todo cuando éstas parten de un punto emocional de quiebre como una enfermedad o accidente, y de allí nos van enredando en una historia por lo regular de amor vacilante e inesperado entre adolescentes, donde uno de sus principales muere.

Debo advertir entonces, que el análisis de esta producción está basado meramente en lo mostrado en pantalla y no en comparación con las líneas escritas por Gayle Forman en la novela original de 'Si Decido Quedarme' (If I Stay), una de las adaptaciones más esperadas de una de las novelas mejor vendidas. Al final, como ya hemos mencionado en anteriores reseñas, no creemos posible criticar una obra literaria de la misma forma que una cinematográfica, son artes y universos consolidados de manera diferente, sin embargo perpendiculares entre sí.

En una inesperada selección de cast, el director R.J. Cutler nos introduce la historia de Mia (Chloe Grace Moretz), una joven artista de 17 años con grandes sueños y anhelos que tras un terrible accidente automovilístico, deberá decidir entre quedarse y sufrir los estragos del aparatoso evento al lado de su problemático novio Adam (Jamie Blackley), o liberarse de la angustia y el dolor y dejarse ir literalmente, de una vez y para siempre.

Debemos dejar un punto claro en primera instancia; definitivamente no es la actuación más sólida o destacada de Chloë Moretz, sin embargo sí se muestra decente y estable. Será tal vez, que resulta un tanto complicado, verle en el género dramático después de interpretar a una sangrienta asesina en las dos partes de 'Kick-Ass', y acto seguido reencarnar a Carrie White en el remake del clásico de Brian de Palma. Es evidente pensar que grandes papeles le esperan a la actriz, pero 'Si Decido Quedarme' definitivamente no es uno de ellos, menos cuando resulta complicado conectar con personajes tan superficiales.

Los protagonistas, Chloë Moretz y Jamie Blackley
Me explico. Moretz y Blackley hacen gran pareja en el sentido físico más estricto, haciendo del tipo de personajes que quieres que terminen juntos para siempre, aunque como espectador realmente no creas ni por un instante que lo de ellos existe. Tenemos a Jamie Blackley como el eufórico, innovador y característico Adam, sin embargo algo sucede con su interpretación, que no logra homogeneizar con la esencia y psicología del personaje, como en determinado tiempo lo hicieron Ansel Elgort (en 'Bajo la Misma Estrella') o Logan Lerman (en 'Las Ventajas de Ser Invisible'), por citar ejemplos dentro del mismo rubro.

Resulta complejo entonces, cuando los papeles secundarios (los ex-rockeros padres, la mejor amiga, e incluso el mismísimo abuelo de Mia), se roban el tiempo en pantalla haciéndonos desear tenerlos dentro del círculo familiar; caso contrario a la pareja estrella; desafortunadamente no están en pantalla el tiempo suficiente para salvar la cinta del todo.

El vestuario y la fotografía (aunque mínima pero notable) acompañan muy bien las líneas del guión escrito por Shauna Cross. La música a cargo de Heitor Pereira, a pesar de ser el núcleo central de la relación per se, no es precisamente lo más importante de la producción (aunque se nota el intento de sumergirnos de vez en cuando al drama con piezas mucho más deprimentes), sin embargo, hay tracks sutiles y armónicos de diversos artistas de la talla de Ben Howard, The Orwells y Willamette Stone.

'Si Decido Quedarme' es una opción que valdría la pena exclusivamente para las personas que leyeron el escrito original de Gayle Forman y desean ver las ideas del autor plasmadas en la pantalla grande, sin embargo ni la inclusión de Chloë Moretz puede salvar una fórmula en exceso gastada, donde el amor se tilda tan utópico y efímero.
Con la tecnología de Blogger.