Crítica: 'Más Negro que la Noche'. Recomposición fallida de un clásico mexicano


Título: Más Negro que la Noche
Reparto: Zuria Vega, Adriana Luvier, Miguel Rodarte, José María Torre, Eréndira Ibarra, Ona Casamiquela.
Director: Henry Bedwell
Calificación: 1.5/5

Antes que cualquier otra cosa, debemos ser honestos y dejar algo claro, México no ha sido recientemente un exponente renombrado en el cine de horror (mejor ni mencionemos del cine en general). A lo largo de esta época, nuestro país ha intentado llevar a la pantalla grande producciones basadas en mitos, leyendas o simples ficciones con el afán de convencer a un público ya incrédulo. Filmes como 'Hasta al Viento tiene Miedo', 'El Libro de Piedra' o 'Veneno para las Hadas', que marcaron un importante auge en el cine de horror (al menos internamente), ahora han sido reemplazados por proyectos como 'Morgana' o 'Kilómetro 31', que si bien no fueron un fracaso en su totalidad, sí se convirtieron en cintas rápidas de olvidar.

Vamos, lo anterior no precisamente se limita a nuestro país, nuestros vecinos americanos también han sido fuertemente críticados por la falta de ideas e innovación en el género. Lamentablemente, el espectador es quien toma la última de las decisiones, y mientras las salas se sigan llenando, las productoras seguirán invirtiendo en cintas vacías y sin mayor contenido. Por todo ésto, nuestro cine (llámese cine meramente comercial) ha optado por labrar producciones mucho más apegadas al género cómico e incluso biográfico, que al de horror o al drama, por ejemplo.

'Más Negro que la Noche' es todo lo que un amante del cine de horror no desea ver: un conjunto de actuaciones flojísimas, sustos desmesuradamente anticipados, edición exigua, y un guión cóncavo presentado de manera muy deficiente. Tratándose de una adaptación (por no decir refrito) de un clásico mexicano de 1975, el film nos introduce a Greta, una joven aventurera que tras heredar la fortuna de su tía, deberá vivir en la casa de la anciana con la única condición de cuidar a un misterioso gato de nombre Becker, animal que ha pasado toda su vida acompañando a la pariente y que guarda una misteriosa esencia oscura que despertará la peor de las pesadillas para Greta y sus invitadas.

El principal problema de 'Más Negro que la Noche', radica en lo mal encaminado que se encuentra el guión. Si bien, estamos hablando de una adaptación de un clásico del género de nuestro país, en el afán de incorporar la esencia modernona, las líneas del libreto se van perdiendo gradualmente, al grado de quitarle total protagonismo a quien en la cinta setentera era la génesis de toda la estructura dramática: el gato (y toda la historia que circundó a la misteriosa tía).

El esqueleto del film en general es muy inestable, las situaciones se miran apresuradas para después dejar huecos prolongados y abordar inmediatamente el siguiente de los clímax (o puntos clave). Hay condiciones muy confusas que apenas y se abordan, para luego ser olvidadas y quedarse inconclusas.

Eréndira Ibarra
Las actuaciones resultan escépticas, muy flojas. Las desniveladas actrices (de la que su miembro más destacado es Zuria Vega) no logran empatizar con la psicología de sus personajes, reflejando mecánicas inverosímiles, muy difíciles de digerir. A nivel actuación, es cuestión de profundizar en la psique del personaje y vendernos la idea de pánico, susto y miedo, aquí sucede todo lo contrario. Años luz de lo que en su momento lograron el cuarteto compuesto por Lucía Méndez, Helena Rojo, Susana Dosamantes y Claudia Islas.

He de admitir que a nivel técnico 'Más Negro que la Noche' es muy estable, incluso decente. La locación principal, una casa antigua muy sofisticada pero a la vez sombría y siniestra, sirvió para ambientar adecuadamente el tono y energía de la sentenciada; pero hasta allí. Proclamándose como la primera cinta en tercera dimensión creada en nuestro país (hablando de un film no animado), la tecnología es notoria más no sobresaliente; incluso podría decir, muy innecesaria.

En época de crisis de ideas, donde el espectador es mucho más crítico y exigente, 'Más Negro que la Noche' es una recomposición fallida de un film que en su tiempo fue muy galardonado y recordado, sumándose a la larga lista de cintas de horror contemporáneas, que se olvidarán fácil y rápidamente.
Con la tecnología de Blogger.