Crítica: 'Guardianes de la Galaxia'. Aventura intergaláctica que emociona y divierte


Título: Guardianes de la Galaxia
Título Original: Guardians of the Galaxy
Reparto: Chris Pratt, Zoe Saldaña, Dave Bautista, Vin Diesel, Bradley Cooper, Lee Pace, Michael Rooker, Karen Gillan
Director: James Gunn
Calificación: 4.5/5

Es interesante como Marvel dentro de su gama cinematográfica continúa creando y expandiendo universos de las tiras de cómics más famosas de los años sesenta; considerando que en aquella época la idea de llevar un superhéroe a la pantalla grande se tildaba de poco producible e ineficaz. Sumándole también, que estas producciones no generaban tal expectativa entre el público, tal vez porque en aquellos años la tecnología no les permitía crear entornos digitales como hoy en día, y por supuesto los efectos visuales eran limitados.

Considerando que el fenómeno superheróico es una tendencia actual en las diversas productoras americanas, no cabe duda que 'Los Vengadores' y todo el conjunto de películas que formaron la Fase 1 de Marvel, funcionaron como parteaguas para abrir la puerta a los llamados "universos compartidos", es decir, producciones donde los superhéroes con idiosincracía individual, conflictos y propios némesis, en determinado punto se reúnen para combatir un mal, digamos global. Básicamente bajo esta idea se concibe 'Guardianes de la Galaxia', para funcionar como preámbulo a lo que en algún punto será la detonación de uno de los villanos más emblemáticos del universo Marvel: Thanos.

Retomando un mundo intergaláctico que sólo había sido mostrado en Thor (en sus dos respectivas variantes), Marvel Studios decidió poner en marcha un film del que se tenían bajas expectativas, y a cargo del desconocido James Gunn, finalmente aterrizan Peter Quill, Mapache Cohete, Groot, Gamora y Drax para introducirnos una aventura divertida, entrañable y eficaz, eso sí, con sus respectivos baches, pero constituida íntegramente.

El guión de 'Guardianes de la Galaxia' escrito por Nicole Perlman y el propio Gunn, tiene bases bien fundamentadas y una estructura dramática adecuada. Si bien, el argumento no tiene mayor complejidad, está presentado de una manera tan orgánica y sencilla (no por ésto floja), que permite al espectador disfrutar del viaje nebuloso sin prestar tiempo a la distracción. El libreto está concebido de manera independiente, que ni siquiera se molesta en presumir nada respecto a alguna de sus producciones compañeras (llámese Capitán América, Iron Man, etc.), y crea su propio espíritu, entidad y esencia, dentro de un nuevo cosmos.

Ellos están listos para proteger de la Galaxia
El humor resulta moderado y por consecuencia digerible (mucho más recatado que Los Vengadores) sin caer en el tedio; a esto favorece la simpatía y dilección que generan todos y cada uno de los personajes principales, con las estupendas actuaciones de Chris Pratt, Zoe Saldaña, Dave Baustista y las voces de Vin Diesel y Bradley Cooper.

La musicalización se declara protagonista por su propia parte. Las melodías setenteras y ochenteras que acompañan la producción (con canciones como Hooked on a Feeling, Come and Get Your Love y Ain't No Mountain High Enough), están distribuidas magistralmente y además de asentar el mood de la película desde sus primeros minutos, también nos permite sumergirnos a los momentos claves del film de manera homogénea entre lo que estamos viendo y lo que estamos escuchando.

No obstante, hay momentos donde la comicidad se nota desgastada por uno que otro gag clásico de Marvel (aquellos tan críticados en Los Vengadores), aunque la producción por si misma forja un camino empático y muy bien constituido que nos convierte rápidamente en seguidores, esperando que la secuela (confirmada para Junio del 2017) continue creciendo sobre estos cimientos excelentemente bien construidos.
Con la tecnología de Blogger.